Logo El Confidencial
PRINCESA 2.0

Jacques y Gabriella, protagonistas de la noche de San Juan junto a una Charlène feliz

Los hijos de Alberto de Mónaco disfrutaron de la fiesta que se celebró frente al Palacio Grimaldi, con hogueras y bailes tradicionales

Foto: Alberto y Charlène, con sus hijos. (Eric Mathon / Palais Princier)
Alberto y Charlène, con sus hijos. (Eric Mathon / Palais Princier)

Nos sorprendíamos hace unos días por la visibilidad que Alberto y Charlène estaban dando a sus hijos en las últimas semanas, después de que sus apariciones en estos años hayan sido muy puntuales y con motivo de una ocasión especial. Y parece que los príncipes están decididos a que sus hijos tengan aún más participación en la vida oficial de Mónaco, ya que este mismo martes Jacques y Gabriella participaban junto a sus padres en la noche de San Juan, en una fiesta que se celebró en la plaza que se extiende frente al Palacio Grimaldi.

Los mellizos pudieron disfrutar del espectáculo de baile y hogueras desde el balcón de palacio, el mismo que suele acoger todas sus apariciones públicas. Un lugar privilegiado y adaptado a su pequeña estatura, ya que los dos niños contemplaron todo lo que pasaba en la plaza subidos en un escalón, gracias al que podían mirar por encima de la barandilla sin perderse detalle. La celebración, como todas las que se están dando estos días, fue un tanto atípica, ya que no se permitió la asistencia de público y todos los participantes tenían que guardar la distancia social, además de mascarillas que, en el caso de las bailarinas, iban a juego con el traje tradicional y los colores nacionales.

Jacques y Gabriella, en el balcón de palacio. (Palais Princier)
Jacques y Gabriella, en el balcón de palacio. (Palais Princier)

Aunque la acción estaba en la plaza, el protagonismo estaba en el balcón de palacio. Y es que ni Charlène ni sus hijos pueden evitar acaparar toda la atención. Y en este caso, Jacques tenía un punto más de atracción, ya que sus padres no dudaron en vestirlo con un traje de chaqueta, convirtiéndolo en todo un mini-Alberto. Mientras, Gabriella llevaba un bonito vestido blanco que quedaba en un segundo plano por la diadema que adornaba su cabello, con una enorme flor, a juego con la ropa y en contraste con la propia Charlène, que escogió un vestido negro para esta cita.

Y una vez más, tenemos que hablar del cambio de la princesa, a la que vimos sonriente y relajada junto a su marido y sus hijos. De nuevo, optó por un peinado de estilo romántico, con dos trenzas recogidas que le daban un aspecto mucho más dulce. Un cambio de actitud que llevamos viendo desde que se incorporara a la agenda tras el confinamiento y que tuvo su guinda el pasado domingo, cuando no dudó en hacer una declaración de amor pública a su marido: "Si Alberto I era el príncipe explorador y el príncipe Rainiero III, el príncipe constructor, Alberto II es el príncipe del corazón... de mi corazón". Unas palabras que sorprendían por el habitual hermetismo de la princesa, que parece haber desaparecido por completo en esta versión 2.0 de la sudafricana.

Alberto y Charlène, con sus hijos. (Eric Mathon / Palais Princier)
Alberto y Charlène, con sus hijos. (Eric Mathon / Palais Princier)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios