Logo El Confidencial
RETIRO DE ORO

Las decisión que el Parlamento danés ha tomado sobre el sueldo del príncipe Joaquín

El anuncio de que se quedan al menos tres años más en Francia ha generado cierta controversia, especialmente por la asignación anual que recibe de dinero público

Foto: Joaquín y Marie de Dinamarca, en una imagen de archivo. (Reuters)
Joaquín y Marie de Dinamarca, en una imagen de archivo. (Reuters)

Los peores temores del príncipe Federico y la reina Margarita de Dinamarca se cumplían hace unos días. El príncipe Joaquín decidía ampliar su estancia en París, donde se trasladaba el pasado septiembre junto a su familia, por tres años más. Una decisión que se debía, al menos oficialmente, al cargo como agregado del Ministerio de Defensa que le habían ofrecido, y que no dudó en aceptar, después de haberse graduado con éxito en la escuela militar donde había realizado un curso de alto nivel.

Pero extraoficialmente hay más motivos que podrían haber llevado a la pareja a decidir quedarse en Francia. Por un lado, se habla de ciertos celos que Joaquín siempre ha sentido por su hermano, por el papel institucional tan diferente de uno y de otro. Por otro, las ganas que tenía la princesa Marie de pasar una temporada larga en su país.

Y, claro, la decisión no ha estado exenta de polémica, que ha llegado hasta el Parlamento danés. La gran controversia es la cuantiosa asignación que recibe al año por su papel institucional, un tema que ha traído mucha cola desde que decidieran irse a vivir a Francia, ya que hay una ley en el país que indica que el beneficiado dejará de recibir su sueldo en caso de que se traslade a vivir o a estudiar al extranjero. Pero, afortunadamente para él, han sido 79 los diputados que han votado a favor de que la siga recibiendo, por solo 16 votos en contra, todos del partido llamado Lista de la Unidad.

El príncipe Joaquín, durante su graduación en la escuela militar. (Casa Real)
El príncipe Joaquín, durante su graduación en la escuela militar. (Casa Real)

Claro que el hecho de que siga recibiendo su paga anual no es gratuito y se le ha concedido a cambio de dos condiciones. Una de ellas, que debe mantener su trabajo en la Embajada de Dinamarca en París, donde estará su oficina como agregado del Ministerio de Defensa, que es una especie de enlace entre los dos ejércitos. Y la otra condición es que, dentro de lo posible, tiene que seguir cumpliendo con sus compromisos oficiales, algo que es mucho más difícil, dada la mucha distancia que hay entre las dos capitales y el poco tiempo libre que tendrá para viajar.

Pero no ha sido la única polémica que se ha generado por su nuevo puesto. El mismo partido político que votaba para que Joaquín dejara de percibir su 'appanage' -el sueldo anual- puso sobre la mesa cuál había sido el proceso que había pasado el príncipe para su contratación, dejando en el aire si podría haber recibido un trato de favor para que mantuviera su casa en Francia a la vez que su sueldo procedente de las arcas danesas. De momento, la Casa Real no se ha pronunciado ante uno y otro asunto, ya que al ser temas que se están tratando en el Parlamento, prefieren no interferir.

Los príncipes de Dinamarca, durante una visita a París, con Joaquín y Marie. (Reuters)
Los príncipes de Dinamarca, durante una visita a París, con Joaquín y Marie. (Reuters)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios