Logo El Confidencial
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

Letizia regresa al glamour pero bajo su estricta regla en tiempos de crisis

Para los Mariano de Cavia, la Reina recuperó un vestido de Roberto Torretta que combinó con complementos también repetidos, dando una imagen de austeridad

Foto: La Reina, en los Cavia. (LP)
La Reina, en los Cavia. (LP)

La nueva normalidad va llegando también a la agenda de los Reyes, que este lunes presidían el que fue su primer acto de noche. Don Felipe y doña Letizia siguieron con la tradición y presidieron la entrega de los premios Mariano de Cavia, Luca de Tena y Mingote, que además celebraban su centenario. Una cita en la que la Reina suele darlo todo en cuestiones de estilo, con looks que ya han pasado a la historia.

Sin embargo, en esta ocasión quiso mostrar un perfil bajo, pero no por ello su elección fue menos acertada. Doña Letizia recuperó de su armario un espectacular vestido rojo con escote palabra de honor con un original detalle en la zona derecha, cintura marcada y largo midi. Una creación de Roberto Torretta que estrenó en Argentina para uno de sus encuentros con la ex primera dama Juliana Awada.

A pesar de tratarse de un estilismo de 10, ninguna de las prendas, ni complementos -el clutch de Botega Venetta y los salones de Manolo Blahnik- ni joyas -los pendientes de rubíes de la joyería Aldao y el anillo Karen Hallam- eran de estreno. La Reina iba de pies a cabeza con piezas repetidas, siguiendo una regla que ella misma se impone en tiempo de crisis.

 Los Reyes, en los Mariano de Cavia. (LP)
Los Reyes, en los Mariano de Cavia. (LP)

Cuando España atravesó la grave crisis económica que duró aproximadamente hasta 2012, el vestuario de la entonces Princesa de Asturias destacaba por pocos estrenos y múltiples repeticiones. Letizia, que por entonces no era reconocida alrededor del mundo por su estilo depurado, quizás porque no contaba con la ayuda de su estilista, Eva Fernández, quien se incorporó a su equipo en 2015, reciclaba y reciclaba sus looks hasta la saciedad, para conseguir una imagen de austeridad.

Una estrategia, la de intentar no mostrar derroche, que parece estar siguiendo en la actualidad, cuando no solo estamos atravesando una crisis sanitaria que ha desembocado en una crisis económica, sino que ha coincidido con un momento en el que el prestigio de la Casa Real se ha puesto en duda después de los múltiples escándalos de los que está siendo protagonista don Juan Carlos.

Por ello, es de esperar que el perfil bajo sea la tónica en todas sus apariciones en lo que respecta a vestuario. Ni grandes estrenos, ni diseños de firmas caras o extranjeras. Todo low cost y a poder ser con sello español, como está demostrando durante su gira por toda España, en la que la hemos visto vestida de Adolfo Domínguez, Mango, Zara, Uterqüe, Massimo Dutti, y con zapatos de Macarena Shoes, Mint & Roses o Castañer.

En sus primeros años como Reina, y como la situación económica de España así como la imagen de la Corona habían mejorado considerablemente, doña Letizia se permitió un gran variedad de estrenos y firmas en su armario. Como el caso del vestido rojo de Stella McCartney que lució en Holanda y que costaba 2.617 euros o el Nina Ricci que estrenó precisamente en los Cavia de 2016 cuyo precio era de 3.000 euros.

Sin embargo, y como se dice vulgarmente, ahora 'el horno no está para bollos' y Letizia, consciente de ello, sigue ya la regla de la sobriedad.

La Reina, con su Nina Ricci de casi 3.000 euros. (LP)
La Reina, con su Nina Ricci de casi 3.000 euros. (LP)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios