Leonor emocionada, la mascarilla del Rey y otros detalles del homenaje de Estado
  1. Casas Reales
EMOTIVO ACTO

Leonor emocionada, la mascarilla del Rey y otros detalles del homenaje de Estado

Ha sido un acto sobrio y muy emotivo, en el que muchos no han podido evitar las lágrimas al escuchar las palabras de los participantes

Foto: La familia real, en el homenaje de Estado. (EFE)
La familia real, en el homenaje de Estado. (EFE)

Por primera vez en la historia de nuestro país se ha celebrado un homenaje de Estado civil y laico para honrar la memoria de las víctimas de la pandemia y el trabajo de los miles de personas que durante estos meses han aunado esfuerzos para paliar sus efectos. Y tanto los reyes Felipe y Letizia como sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, han presidido este homenaje. Han sido un acto corto, apenas 35 minutos. Pero los suficientes para que los sentimientos afloraran y más de uno no pudiera evitar controlar las lágrimas.

Dos de los momentos más emotivos han sido los discursos de Aroa López, enfermera que ha representado al sector sanitario, y Hernando Calleja, hermano del periodista José María Calleja, fallecido por coronavirus. Unas palabras, las de ambos, cargadas de sentimientos que han hecho a muchos de los asistentes sacar los pañuelos. Y la princesa Leonor tampoco ha podido evitar que la emoción aflorara cuando ha escuchado el discurso de la sanitaria del hospital Vall d´Hebron, un testimonio muy duro que ha puesto el acento en la soledad de las víctimas al fallecer.

La princesa Leonor, emocionada con el discurso de Aroa López. (Youtube Casa Real)
La princesa Leonor, emocionada con el discurso de Aroa López. (Youtube Casa Real)

Los Reyes llegaban minutos antes de las 9 de la mañana al Palacio Real, donde eran recibidos por el Ejecutivo al completo, algunos líderes de la Unión Europea, presidentes de las comunidades autónomas, alcaldes y expresidentes del Gobierno. Muchos de ellos se han llevado la mano al pecho en señal de respeto a la familia real, aunque la mayoría han optado por una discreta inclinación de cabeza. La única excepción ha sido Isabel Díaz Ayuso, que ha querido realizar la protocolaria reverencia ante los Reyes y sus hijas.

Durante todo el recorrido, hemos podido ver que el rey Felipe tenía serios problemas con la mascarilla, ya que todo el rato se le resbalaba y tenía que volver a colocarla en su lugar. Una mascarilla que también ha sido la protagonista minutos después. El monarca daba por finalizado el acto con un sentido discurso de homenaje y agradecimiento. Al volver a su asiento, se le olvidaba colcarse de nuevo la protección, por lo que era su hija mayor, la princesa Leonor, la que tenía que avisarle rápidamente para que se la pusiera.

Los Reyes y sus hijas, en el momento de acceder al Palacio Real. (Reuters)
Los Reyes y sus hijas, en el momento de acceder al Palacio Real. (Reuters)

Pero si la mascarilla ha traído algún que otro problema al Rey, los tacones tampoco se lo han puesto fácil a la reina Letizia. Cuando accedían al Palacio Real, el característico suelo empedrado le ponía realmente difícil caminar con soltura, por lo que ha tenido que apoyarse en el brazo de su marido para poder acceder al salón donde ya los esperaban los miembros del Gobierno y las autoridades europeas.

Rey Felipe VI Infanta Sofía Reina Letizia Leonor Borbón