Paternidad secreta de Alberto de Mónaco: los nuevos datos (que no le dejan en buen lugar)
  1. Casas Reales
EL PRÍNCIPE PLAYBOY

Paternidad secreta de Alberto de Mónaco: los nuevos datos (que no le dejan en buen lugar)

El príncipe podría tener que asumir la paternidad de una joven de 15 años si se demuestra que la historia que cuenta la madre es verdad

Foto: El príncipe Alberto, en una imagen de archivo. (Getty)
El príncipe Alberto, en una imagen de archivo. (Getty)

Este miércoles, conocíamos la difícil situación en la que se encuentra Alberto de Mónaco, quien podría tener una hija secreta. Se trata de una joven de 15 años, que habría nacido de la supuesta relación que mantuvo el príncipe con una mujer brasileña durante unas semanas del año 2004, cuando aún no era el soberano del Principado, sino el heredero. Y ahora, sabemos más detalles de esta paternidad secreta, que además no lo dejan en muy buen lugar, ya que, según la demanda, Alberto había sido informado en su momento tanto del embarazo como del nacimiento.

Según recoge la revista 'Bunte', Alberto de Mónaco conocía a la madre de su supuesta hija -a la que llaman Marzia para preservar su anonimato- cuando ella tenía solo 18 años. Natural de Sâo Paulo, viajó a Río de Janeiro para buscarse la vida. Fue allí, en septiembre de 2004, cuando tuvo su primer encuentro con el príncipe, concretamente en una discoteca de Copacabana, un local considerado un lugar "de citas", según la publicación -ignoramos si tiene alguna connotación negativa-. Se la presentaron como diplomática y abogada de Canadá que estaba en viaje de negocios, una historia incierta, pero de la que Alberto no dudó.

placeholder El príncipe Alberto, en una imagen de archivo. (EFE)
El príncipe Alberto, en una imagen de archivo. (EFE)

A partir de ahí, siempre según el contenido de la demanda, comenzaron las charlas vía SMS y teléfono, hasta que Alberto pide a Marzia que lo acompañe de viaje. Así, en octubre de 2004 visitan varias ciudades europeas juntos, incluyendo Montecarlo. Marzia vuelve a Brasil, pero continúan su relación a larga distancia por teléfono y correo electrónico. Es la misma vía que supuestamente la brasileña utiliza para decirle que se ha quedado embarazada y, meses después, para informarle del nacimiento del niño, momento en el que la comunicación se interrumpió de repente.

Fue la supuesta hija de Alberto de Mónaco la que, hace ocho meses, averiguaba quién podría ser su padre, ya que descubrió una foto de su madre junto a él, realizada en las mismas fechas en las que pudo ser concebida. A partir de ahí, arranca el proceso legal para que el príncipe reconozca la paternidad. El abogado Erich Grimaldi mandaba hace unas semanas una carta confidencial al príncipe Alberto. La respuesta le llegó del propio abogado del soberano, Thierry Lacoste: "Las acusaciones son ridículas. Eso es chantaje".

placeholder El príncipe Alberto, en una imagen de archivo. (Reuters)
El príncipe Alberto, en una imagen de archivo. (Reuters)

El siguiente paso fue solicitar que se sometiera a una prueba de ADN, ante lo que tampoco ha habido respuesta. Así que el caso está ya en la corte de Milán, con el juicio fijado para febrero 2021, pero con la esperanza, tanto del propio abogado como de la supuesta madre, de que se someta a las pruebas de paternidad para evitar todo el proceso legal, ya que además, según ellos, tiene todas las de perder: "Tenemos testigos que confirman la relación entre mi cliente y el príncipe. Esperamos llegar a un acuerdo de antemano. Para proteger a la hija de mi cliente, se debe evitar una demanda. La encuentro un proceso inútil y derrochador si el asunto puede resolverse con una prueba rápida de ADN".

De momento, la oficina de comunicación del príncipe no se ha pronunciado, ni nadie del círculo cercano, por lo que es imposible conocer la reacción de Alberto o la de su esposa, la princesa Charlène, quien en los últimos meses parecía haber redescubierto el amor junto a él. Conviene recordar que, de demostrarse la filiación, sería el tercer hijo ilegítimo de Alberto de Mónaco, después de Alexander y Jazmin, a los que reconoció en 2005 y 2006 respectivamente, después de muchos años sin que admitiera su paternidad.

placeholder Alberto y Charlène de Mónaco, con sus hijos. (Eric Mathon / Palais Princier)
Alberto y Charlène de Mónaco, con sus hijos. (Eric Mathon / Palais Princier)

El redactor recomienda