Logo El Confidencial
FAMILIA DEL REY

Las vacaciones de la infanta Cristina: visitas a Zarzuela y Brieva, relax en Segovia y Bidart

La hermana del rey ya está en Bidart con su familia política. Lleva al menos dos semanas en Madrid, desde donde ha ido a Vitoria, a la cárcel de Brieva y a la finca de Rita Allendesalazar

Foto: La infanta Cristina. (EFE)
La infanta Cristina. (EFE)

El marido en prisión, el padre acusado de supuestos delitos, la madre ausente y el hermano que ni le habla. El panorama de la infanta Cristina es cada vez más complicado. Si este es un verano atípico para todos, en la familia del rey no se escapan. La hermana de Felipe VI ha estado al menos dos semanas en Madrid, donde ha pasado parte de sus vacaciones hasta el fin de semana del 1 de agosto, cuando se fue a Bidart. Durante los días que ha estado en la capital, ha aprovechado para visitar a su marido, Iñaki Urdangarin, en la prisión de Brieva. Además, ha viajado con él a Vitoria cuando ha tenido permisos. La infanta ha querido estar cerca de su padre, por lo que ha pasado largas jornadas en Zarzuela. Y también ha tenido tiempo de desconectar: se ha escapado unos días a Segovia a la finca de una amiga y ha quedado para cenar con otros amigos.

LEA MÁS: Así es el refugio de los Urdanagrin en Bidart

En estos momentos, la infanta Cristina ya está en Bidart con sys hijos, su suegra, Claire Liebaert, y sus cuñados. Antes, la hija menor de los reyes Juan Carlos I y Sofía ha tenido tiempo para todo. A quien más se ha dedicado es a su marido y a su padre. Iñaki Urdangarin ha disfrutado de dos permisos en el mes de julio, el primero durante la segunda semana del mes, y el segundo lo disfrutó la semana del 20 de julio. Uno lo confirmaron a Vanitatis desde Instituciones Penitenciarias y del otro hay pruebas gráficas. Y con él ha estado su mujer: han estado juntos en todos sus momentos libres.

La infanta Elena, Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina en la boda de Victoria de Suecia. (Limited Pictures)
La infanta Elena, Iñaki Urdangarin y la infanta Cristina en la boda de Victoria de Suecia. (Limited Pictures)

La primera semana la pasaron entera en Vitoria, a donde quiso ir el exduque tras pasar el estado de alarma en confinamiento absoluto. De sábado a jueves, tal como confirmó a Vanitatis la dirección general de Instituciones Penitenciarias, Urdangarin, la infanta y la hija menor de ambos, Irene, disfrutaron de la compañía de la familia.

De Vitoria a Don Orione

El siguiente permiso ha sido más extraño. Urdangarin y la infanta estuvieron en Vitoria la semana del 20 al 26 de julio, aunque no todo el tiempo. Existen imágenes de la familia en las que aparecen cargando el coche de maletas y bicicletas para dirigirse a un lugar del que no tenemos conocimiento. Lo curioso es que Urdangarin aparecía esa misma semana, el 24 de julio, en el Hogar Don Orione para realizar su voluntariado, una tarea en al que se ha volcado por completo. Y que deberá abandonar durante al menos un mes por un brote de coronavirus.

Iñaki Urdangarin a su llegada al Hogar Don Orione. (EFE)
Iñaki Urdangarin a su llegada al Hogar Don Orione. (EFE)

¿No estaba en Vitoria? El marido de doña Cristina volvió de Vitoria antes y, según fuentes cercanas a la pareja, podría haber disfrutado de horas de descanso y relax en una finca en Segovia. Se trata de la propiedad familiar de Rita Allendesalazar, amiga íntima de las infantas, en especial de doña Elena. Sabemos que hasta allí han ido tanto Elena como Cristina estos días, por lo que “no sería nada extraño que Iñaki haya ido con ellas aprovechando sus días de permiso”, nos dicen fuentes de cercanas a la familia.

Ni voluntariado ni tercer grado

La hermana menor de Felipe VI lleva días en España, decíamos, tiempo que también ha dedicado a visitar a sus padres en Zarzuela y ha encontrarse con amigos. También ha visitado la cárcel de Brieva, por supuesto, de donde su marido intenta salir sin éxito. Instituciones Penitenciaria le ha denegado el tercer grado, pese a que la Junta de Tratamiento de la propia cárcel lo había recomendado tras la petición del propio preso. Así que la infanta deberá continuar sus visitas a prisión, a donde ha ido la menos dos veces al mes desde que su marido ingresara, hasta que llegó la pandemia y la actividad cesó totalmente, para todos.

Las infantas Cristina y Elena, siempre muy unidas. (EFE)
Las infantas Cristina y Elena, siempre muy unidas. (EFE)

Ahora, con la llegada a la nueva normalidad, doña Cristina ha podido volver a España tras una larga ausencia. En la capital, la hermana del rey ha pasado largas horas en Zarzuela, donde está recluido su padre, el rey emérito, acusado estos días de supuestos delitos. Su hija menor le ha dado su apoyo, con visitas largas en las que han tenido tiempo de charlar de todo. Además, Cristina de Borbón ha aprovechado para ver a otros amigos: ha quedado para cenar con su amiga y prima Cristina de Borbón dos Sicilias.

LEA MÁS: Cristina de Borbón Dos Sicilias, prima, amiga y confidente de la infanta Cristina

¿Y los hijos de la exduques? Fuentes cercanas a la pareja nos dicen que los cuatro hijos del matrimonio están con la madre casi todo el tiempo. Podemos recordar, eso sí, hace dos años, cuando se nos informó de que nadie de la familia Urdangarin de Borbón iba a pisar Marivent, los jóvenes pasaron unos días en el palacio con su abuela, la reina Sofía. Lo sabemos porque hemos visto las fotografías, unas imágenes privadas facilitadas por su entorno y que no podemos publicar. A finales de agosto de 2018, los Urdangarin pasaron unos días con su abuela Sofía en el palacio del que suele disfrutar la familia real: fueron las vacaciones de incógnito de los Urdangarin. Algo que podría haberse repetido el año pasado y, por qué no, este mismo. Mientras, después de estar en Bidart, la infanta tiene previsto volver a Vitoria, donde su marido espera poder disfrutar de un permiso penitenciario. Este año tocan vacaciones familiares.

Casas Reales
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios