La reina Sofía se refugia en sus aficiones y en la naturaleza en Marivent
  1. Casas Reales
participó en la suelta de una tortuga

La reina Sofía se refugia en sus aficiones y en la naturaleza en Marivent

En el verano más convulso para la familia real española, la emérita parece haber encontrado propósito en su fundación y en su archiconocido amor por los animales

Foto: La reina Sofía se refugia en sus aficiones y en la naturaleza en Marivent
La reina Sofía se refugia en sus aficiones y en la naturaleza en Marivent

Bien sabido es que la reina Sofía siempre ha sido una gran amante de los animales y de su preservación. Las fotografías en la que podemos verla acompañada de todo tipo de especies han sido habituales a lo largo de sus años de reinado. En este verano convulso, en el que su marido ha sido protagonista de informaciones no muy agradables, la Reina emérita ha participado en un acto muy especial que refrenda ese amor: la liberación de la tortuga Hipatia. El animal, que pesa 46 kilos, fue rescatado en aguas de Porto Colom el pasado 20 de julio.

Doña Sofía participó como presidenta ejecutiva de la fundación que lleva su nombre, que hace apenas un año firmó un acuerdo de colaboración con la Fundación Palma Aquarium para proteger las aguas de Baleares, incluidas las tortugas marinas. En el caso de este ejemplar, tras el rescate, que se produjo en mar abierto y desde la embarcación Falcao, la misma que muestran las imágenes, se le practicó una exploración exhaustiva. También se llevaron a cabo unas pruebas en el Hospital Veterinari Aragó y permaneció bajo tratamiento veterinario hasta su recuperación.

La Reina, con la tortuga Hipatia. (Fundación Reina Sofía)
La Reina, con la tortuga Hipatia. (Fundación Reina Sofía)

La soberana se encuentra desde finales de julio en la isla balear, y allí se la ha podido ver junto a su hermana Irene y el matrimonio Fruchaud o en un centro comercial de la calle Jaume III. En este verano atípico parece haber encontrado en Mallorca un refugio perfecto en el que hallar la paz, mientras los titulares sobre los problemas judiciales del rey Juan Carlos dan la vuelta al mundo.

También ha hecho gala, con la suelta de este ejemplar de tortuga, de su veneración por los animales, que viene de lejos. En mayo de 2012, cuando acudió a la segunda feria de animales de compañía, doña Sofía se ‘enamoró’ de una perra llamada Paquita. "Es bastante tímida al principio, tanto con otros perros como con las personas, pero cuando coge confianza es muy cariñosa y le encanta estar acompañada", le dijo una de las encargadas del animal antes de que la Reina, que iba acompañada de la entonces ministra Ana Mato, se fijase en ella. Tan bien le cayó el animal que doña Sofía acabó adoptándolo y se lo llevó a Zarzuela.

Doña Sofía, en el momento de la suelta de la tortuga. (Fundación Reina Sofía)
Doña Sofía, en el momento de la suelta de la tortuga. (Fundación Reina Sofía)

Contaba la madre del Rey que también ha tenido un loro gris, varios gatos y una tortuga de tierra. En cierta ocasión, una gata se asomó a la ventana de uno de los pabellones de Zarzuela. Doña Sofía acabó adoptándola, o más bien la gata la acabó adoptando a ella, como relató al recordar la anécdota. Ha sido la pasión de la Reina por los animales la que la ha llevado a ser vegetariana, algo que cumple a rajatabla. La Asociación de Amigos de los Animales, consciente del poder de convocatoria de doña Sofía para sus fines, la suele invitar a todos sus actos.

Ese amor ha vuelto a mostrarse este mismo verano, cuando la familia real española se ha visto envuelta en el mayor escándalo de su historia, algo que parece no afectar tanto a la imagen de una doña Sofía, que encarna (y no es casualidad) la cara más amable de la institución.

Reina Sofía
El redactor recomienda