El look nupcial de Beatriz de York, en una exposición (sin la pieza más importante)
  1. Casas Reales
TRADICIÓN WINDSOR

El look nupcial de Beatriz de York, en una exposición (sin la pieza más importante)

Siguiendo la tradición, a partir del 24 de septiembre se expondrá el atuendo que la princesa Beatriz llevó en su boda con Edo Mapelli casi al completo, con una curiosa excepción

placeholder Foto: Beatriz de York y Edo Mapelli, el día de su boda. (EFE)
Beatriz de York y Edo Mapelli, el día de su boda. (EFE)

Es toda una tradición para los Windsor. Tras las bodas que se celebran dentro de la familia, es habitual que los vestidos que llevan las novias -en ocasiones, también los de los novios- se expongan para que los más atraídos por este tipo de acontecimientos puedan contemplarlos de cerca. Y el enlace de Beatriz de York y Edo Mapelli no ha sido una excepción, a pesar de sus peculiaridades y de que el vestido que lució la princesa no era un diseño exclusivo, sino una prenda vintage cedida por la reina Isabel y adaptada a las modas actuales y la figura de Beatriz.

Será a partir del 24 de septiembre cuando todo el que quiera pueda contemplar el diseño, creado en la década de los 60 y modificado con el asesoramiento de Angela Kelly, la costurera y asesora personal de la reina Isabel. Pero el vestido, al que solo se le agregaron mangas y se le rebajó el volumen de la falda, no será lo único que los visitantes de la exposición podrán ver. Lo acompañarán los zapatos que eligió para la boda, unos Valentino que Beatriz ya había lucido en dos ocasiones, además de una réplica del ramo, creada con flores artificiales para que permanezca intacto hasta noviembre, cuando cerrará la muestra.

placeholder Beatriz de York y Edo Mapelli, el día de su boda. (Reuters)
Beatriz de York y Edo Mapelli, el día de su boda. (Reuters)

Así, podremos ver en el castillo de Windsor el atuendo nupcial de Beatriz de York casi al completo. Y decimos casi porque quizá falta el complemento más importante y que, con permiso del vestido, suele generar más expectación. Por primera vez, no estará expuesta la tiara. En este caso hablamos de la Fringe, la escogida por la princesa para su gran día y una de las más importantes en el joyero real de la familia, ya que la propia Isabel II la llevó en su boda, además de la princesa Ana para su primer enlace. Es también, una de las piezas más valiosas, ya que está realizada únicamente con diamantes que pertenecieron al rey Jorge III.

El motivo de que la tiara no esté expuesta es todo un misterio y supone toda una ruptura de la tradición: las tiaras que lucieron Kate Middleton, Eugenia de York y Meghan Markle -las tres últimas bodas 'grandes' de la familia- sí formaron parte de la muestra que se abrió poco después de cada enlace. Así que las teorías no han tardado en surgir y todo apunta a que es posible que algún miembro la necesite durante las semanas que dura la exposición, lo que significaría que habrá un evento de gala en esa temporada. El primero después de muchos meses. La expectación está asegurada.

placeholder La reina Isabel, con la tiara Fringe. (Royal Family)
La reina Isabel, con la tiara Fringe. (Royal Family)
Beatriz de York