Logo El Confidencial
PRINSJESDAG

El impresionante broche escogido por Máxima para una de sus citas favoritas

Su look para el Día del Presupuesto en Holanda es uno de los más esperados del año y pocas veces deja indiferente

Foto: Máxima, este martes en las celebraciones del Prinsjesdag. (Cordon Press)
Máxima, este martes en las celebraciones del Prinsjesdag. (Cordon Press)

Estamos acostumbrados a que la reina Máxima de Holanda haga honor a su nombre en la mayoría de sus apariciones públicas. Y es rara la vez que algún detalle de su atuendo no llama la atención. Desde extraños y enormes tocados a maxicollares o pendientes XXL, la argentina tiene la capacidad indiscutible de que sus looks no pasen desapercibidos. Por eso, su aparición en el Prinsjesdag o Día del Presupuesto -uno de los más importantes del año en el país- siempre genera gran expectación, ya que no suele dejar nada al azar.

Pero, curiosamente, Máxima no ha sorprendido esta vez con uno de sus enormes tocados o sombreros. El adorno que llevaba en su cabello era muy original, aunque bastante discreto, dando todo el protagonismo al vestido de Claes Iversen. Pero la reina no nos ha fallado y sí ha habido un detalle de su look que ha sobresalido por encima del resto: hablamos del impresionante broche con el que ha prendido la banda, a la altura de su cintura. Una espectacular e histórica joya con gran antigüedad y que puede ser una de las más valiosas del joyero de los Orange.

La reina Máxima, con el broche prendido en la cintura. (Cordon Press)
La reina Máxima, con el broche prendido en la cintura. (Cordon Press)

Se trata de un broche que data de 1878 y que se cree que fue creado por Oscar Massin, uno de los joyeros más reputados del siglo XIX y responsable de algunas de las piezas más impresionantes de su época. Fue encargado por el rey Guillermo III -tararabuelo del actual monarca de los Países Bajos- para su prometida, la princesa Emma. Fue realizado con diamantes y un gran zafiro central, que procedía del joyero de la madre del rey, Anna Pavlovna. Y ha sido utilizados por todas las reinas desde entonces, hasta Máxima, que a pesar de ser consorte también tiene acceso a la histórica colección familiar.

Como suele pasar con casi todas las tiaras, broches y collares reales, es habitual que pueda desmontarse. De hecho, la reina Juliana, abuela del rey Guillermo Alejandro, solía llevar el zafiro central separado del broche, acompañando a algún colgante o adornando sus sombreros. Máxima también ha aprovechado esa versatilidad y en varias ocasiones ha sustituido el zafiro por un citrino, un tipo de cuarzo de color amarillo, para que combinara con su outfit. Precisamente, la opción utilizada este martes para una de sus citas favoritas.

Guillermo y Máxima, en el Prinsjesdag. (EFE)
Guillermo y Máxima, en el Prinsjesdag. (EFE)

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios