Logo El Confidencial
CUMPLEAÑOS REAL

Letizia y sus lecturas favoritas: de las relaciones sociales al feminismo

La Reina regala libros, los recomienda y los compra con asiduidad, por lo que no sería raro que este martes recibiera algún ejemplar por su 48 cumpleaños

Foto: La reina Letizia. (EFE)
La reina Letizia. (EFE)

“Las relaciones humanas deben descubrirse y reinventarse todos los días. Debemos recordar siempre que toda clase de encuentro con el prójimo es una acción humana y, por lo tanto, es siempre mal o bien, verdad o mentira, caridad o pecado”. La frase la escribió Natalia Ginzburg en ‘Las pequeñas virtudes’ y podrían ser las palabras que lee alguien sometido al público y obligado a relacionarse por su profesión. ¿Una reina quizás? La reina Letizia, sí. Estas líneas aparecen en ‘Las relaciones humanas’, uno de los diez capítulos que conforman el citado libro y que sabemos que le gusta a doña Letizia porque se lo regaló a Penélope Cruz hace unos años.

LEA MÁS: El misterioso libro de Letizia que solo se vende en Amazon

La relación de la Reina con la literatura es intensa y profunda. No escoge cualquier éxito del momento, sino que se informa y lee documentos de notoria calidad. Citábamos a Ginzburg, una autora editada por la editorial El Acantilado en 2002 y que lleva numerosas reediciones. Como la sexta editada en 2016, año en el que la Reina visitó el set de rodaje de una película de Pe y le regaló este libro. Lo atestiguan las fotografías del momento. Porque la lectura es uno de los gestos más íntimos que alguien puede hacer y saber lo que lee una persona sirve para conocerla más.

La reina Letizia, junto al exministro de Cultura Íñigo Méndez de Vigo. (EFE)
La reina Letizia, junto al exministro de Cultura Íñigo Méndez de Vigo. (EFE)

Sabemos que a doña Letizia no le gusta abrir las puertas de su intimidad, así que no entraremos en su casa, pero sí en algunas partes de su mente y de su alma a través de sus lecturas. La italiana, quien analiza cómo educar a los hijos en uno de los capítulos del libro, consigue, según escribió en su día Carmen Martín Gaite, “la elevación de lo particular y cotidiano a categoría filosófica, que tiene lugar con una frescura y naturalidad que logran llegar hasta lo más abstracto, sin desprenderse nunca del hilo concreto de su experiencia como mujer dotada de una capacidad de observación poco común”.

Literatura de alta calidad

Seguir las lecturas de la Reina es descubrir autores que no dejan indiferente. Como el libro de Nuccio Ordine, ‘La utilidad de lo inútil’ (también de El Acantilado, 2013), otro de sus favoritos, tal y como ella misma comentó en la entrega de los Premios Princesa de Girona. “He querido poner en el centro de mis reflexiones la idea de utilidad de aquellos saberes cuyo valor esencial es del todo ajeno a cualquier finalidad utilitarista, el mortífero canto de sirenas que nos impele a perseguir el beneficio”. Este intelectual italiano se refiere a poner el foco en las artes clásicas, “que no dan ningún beneficio, no producen ganancias, pero sirven para alimentar la mente, el espíritu y evitar la deshumanización de la humanidad”.

La reina Letizia, en una caseta de la 75 edición de la Feria del Libro de Madrid. (EFE)
La reina Letizia, en una caseta de la 75 edición de la Feria del Libro de Madrid. (EFE)

A la Reina le interesa la actualidad y cómo reflexionar sobre lo que sucede. Otra de las autoras que llaman su atención es Marta Sanz, de quien compró dos libros en la última edición de la Feria del Libro de Madrid. Son pocas las veces en las que podemos saber qué le gusta leer a Su Majestad. Uno de ellos es ‘Tsunami’, libro prologado por Sanz en el que se recopilan 10 relatos de mujeres de generaciones diferentes, desde perspectivas y lenguajes plurales, pero siempre comprometidos.

De Sexto Piso a Páginas de Espuma

Tal como señalan desde la editorial independiente Sexto Piso, responsable de la obra, estas autoras “comparten su visión de qué ha pasado en los últimos tiempos y de cómo ha cambiado nuestra manera de nombrar las cosas; de fijarnos en la cotidianidad; de repasar nuestras genealogías y nuestra biografía, las de nuestras madres y las de nuestras abuelas; de reinterpretar el cuerpo, los tabúes, las palabras, el mal humor, el silencio”.

La Reina, en la última Feria del Libro de Madrid. (EFE)
La Reina, en la última Feria del Libro de Madrid. (EFE)

Podríamos decir que Marta Sanz es una autora hipster que ha conquistado el corazón hipster de la Reina: el segundo libro que compró fue ‘Retablo’, una obra ilustrada sobre gentrificación. Editada por la pequeña Páginas de Espuma, la obra muestra “dos mundos enfrentados, habitantes de dos universos que están obligados a ocupar las mismas calles. Aquellos que siempre pasearon por ellas y aquellos que transitan de nuevas. La atmósfera castiza, tradicional, las personas de toda la vida frente a la fauna vintage, hipster, la gente de moda”.

Lección inaugural universitaria

No es difícil encontrar fotografías de la Reina con un libro en la mano. Siempre que tiene uno cerca, lo coge y lo hojea con interés. Incluso la hemos visto centrada en la lectura de un catálogo de arte o de la lección inaugural de un curso de la Universidad de Salamanca (‘El tiempo y sus ritmos, el sueño y sus ensueños’, de Alejandro Esteller Pérez).

La reina Letizia, en la Biblioteca Nacional junto a su presidenta, Soledad Puértolas. (EFE)
La reina Letizia, en la Biblioteca Nacional junto a su presidenta, Soledad Puértolas. (EFE)

No en vano, su regalo de prometida al rey Felipe VI fue una edición de 1850 de ‘El doncel de don Enrique el Doliente’, de Mariano José de Larra. Lo ha contado ella misma en más de una ocasión. Durante una entrega de premios de literatura juvenil, en 2015, doña Letizia alabó ‘El señor de los anillos’ porque, dijo, “la obra tuvo un importancia especial en mis comienzos como lectora, hace ya muchos años. Compartir con vosotros el hecho de que Tolkien fuera una de mis primeras y más preciosas lecturas da idea de lo cómoda y lo agradecida que me siento por estar de nuevo aquí”.

Kapuscinski, sorprendido

Cuando el reportero polaco Ryszard Kapuscinski recibió el Premio Príncipe de Asturias en 2003, se mostró sorprendido por el grado de conocimiento que aquella "periodista" mostró de su obra: “La conoce mejor que yo”, dijo bromeando, sin saber, como nadie sabía, que ya era la novia del príncipe. Devora libros como una buena intelectual que rebusca en las recomendaciones especializadas, se ‘abona’ a las editoriales de más calidad o a las independientes, no se corta ante los nuevos autores y disfruta con los clásicos. Como aquel 'Juan Ramón Jiménez. 1956. Crónica de un Premio Nobel’, que le vimos entre las manos, con unos ojos abiertos que no daban descanso. Como ha devorado todos los de Carlos Fuentes, a quien dedicó especial tiempo durante sus años mexicanos.

Doña Letizia. (EFE)
Doña Letizia. (EFE)

Desde su círculo siempre se la ha definido como una lectora empedernida y son muchas las veces que alguien la ha descubierto en alguna de sus librerías favoritas de Madrid, como la ‘malasañera’ Tipos Infames. A nuestra Reina intelectual no se le resiste lectura. Y seguir sus elecciones es acertar en el próximo libro de cabecera. Así lo dijo ella misma en el citado encuentro de literatura juvenil: “La lectura y la educación nos hacen probablemente mejores”.

Casas Reales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios