La formación militar de la princesa Leonor, una 'patata caliente' para el Gobierno
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL

La formación militar de la princesa Leonor, una 'patata caliente' para el Gobierno

La coalición formada por el PSOE y Unidas Podemos tendrá que diseñar junto a la Casa del Rey la preparación militar y académica de la heredera, que alcanzará la mayoría de edad en esta legislatura

Foto: La princesa Leonor, en una imagen de archivo. (Limited Pictures)
La princesa Leonor, en una imagen de archivo. (Limited Pictures)

Leonor de Borbón tiene 14 años, a punto de cumplir 15 el próximo 31 de octubre. Si la legislatura que arrancó el pasado mes de diciembre se completa, la Princesa de Asturias habrá alcanzado la mayoría de edad cuando haya nuevas elecciones, dentro de algo más de tres años. Lo que sitúa al Gobierno más abiertamente republicano de la democracia actual como futuro bruñidor de la formación de la heredera al trono. Una 'patata caliente' que habrá que solventar, y no tardando mucho, a juzgar por los pasos que se dieron con su padre, el rey Felipe.

En sus principios fundacionales, el PSOE siempre ha defendido los "valores republicanos", aunque es cierto que en la práctica no se siente demasiado cómodo en este debate y muchos de sus líderes han defendido el valor de la monarquía. Otra cosa es Unidas Podemos, cuya marca esconde a partidos tan poco sospechosos de ser monárquicos como Podemos o Izquierda Unida. El vicepresidente Pablo Iglesias ha alabado en ocasiones a Felipe VI diciendo que sería "un excelente candidato a presidente de la república", pero es un espejismo. Muchos mitines electorales de la eterna campaña electoral en la que hemos vivido han terminado con un Iglesias preguntándose "¿para qué sirve un rey?".

Alguien podría pensar que la formación de la heredera es competencia de la Casa del Rey. Lo es, pero no exclusivamente, y en cualquier caso la última palabra la tiene el Gobierno, como confirma un portavoz de Zarzuela en conversación con Vanitatis: "Como norma general constitucional, todos los actos de la Corona tienen el refrendo del Gobierno y la responsabilidad política recae en última instancia en el Poder Ejecutivo". Por ahora, apuntan, sobre la formación de Leonor "no se puede adelantar nada". "En el momento en que haya alguna cuestión concreta se dará a conocer", añaden.

'El preparao'

Esta misma semana, veíamos a la princesa Elisabeth de Bélgica comenzando su andadura militar. Tampoco la formación castrense de Leonor es una decisión exclusiva de sus padres, los Reyes. Es más, la Ley de la Carrera Militar (Ley 39/2007 de 19 de noviembre) habla específicamente de los empleos militares del Rey y de su sucesor: "El Rey tiene el empleo militar de capitán general del Ejército de Tierra, de la Armada y del Ejército del Aire, máximo rango militar que le corresponde en exclusiva como mando supremo de las Fuerzas Armadas". Y además: "El Príncipe de Asturias podrá desarrollar la carrera militar y tener los empleos militares que, mediante real decreto, determine el Gobierno, que queda facultado para establecer un régimen propio y diferenciado teniendo en cuenta las exigencias de su alta representación y su condición de heredero de la Corona de España".

El gracejo popular bautizaría muy pronto a Felipe VI como 'el preparao'. Tras meses de consultas y reuniones con expertos de varios ámbitos, la Casa del Rey dio a conocer el plan de formación para don Felipe cuando este tenía 16 años (dos más de los que tiene hoy Leonor). Se decidió que el Príncipe, que hasta 3º de BUP había seguido sus estudios como un niño 'normal', saliera de España para cursar COU, y que después siguiera una formación militar que incluyera a los tres ejércitos. Así, en 1984 Felipe se marchó a un internado privado canadiense situado a 130 kilómetros al norte de Toronto, en la provincia de Ontario. En Lakefield School habían estudiado otros miembros de la realeza, como el hoy denostado príncipe Andrés.

Elisabeth de Bélgica, en su formación militar. (The Royal Palace / Bas Bogaerts)
Elisabeth de Bélgica, en su formación militar. (The Royal Palace / Bas Bogaerts)

Al año siguiente, en 1985, el Príncipe de Asturias ingresó en la Academia General Militar de Zaragoza. Un año más tarde continuó en la Escuela Naval de Marín, donde concluyó su formación marinera a bordo del Juan Sebastián Elcano. En su último año militar, en la Academia del Aire, el príncipe Felipe se convirtió en un destacado piloto de combate de la Fuerza Aérea, según sus instructores. Después recuperó su vida civil y se incorporó a la Universidad Autónoma para estudiar Derecho y algunas asignaturas de Económicas.

Incógnita

A día de hoy, la formación castrense de la princesa Leonor es una auténtica incógnita. La primera vez que don Felipe se vistió de militar fue en mayo de 1977, tenía nueve años. La crónica de 'El País' de aquel día comienza: "Al Príncipe de Asturias y heredero de la Corona española, don Felipe de Borbón, le cortaron ayer el pelo al estilo militar y se puso el uniforme reglamentario para filiarse como soldado de honor en el regimiento Inmemorial del Rey". El acto se celebró en el cuartel Infante don Juan y fue un día grande para la familia. Acudieron los Reyes, las Infantas, la condesa de Barcelona y las altas autoridades del Estado. "Debe recibir formación en los tres ejércitos, pero cómo y cuándo lo haga es decisión de la Casa del Rey, nosotros de momento no tenemos noticias al respecto", responden desde el Estado Mayor del Ejército. Porque lo cierto es que Leonor no ha dado ningún paso, ni siquiera simbólico, en este sentido.

El príncipe Felipe, en octubre de 1985, en la Academia Militar de Zaragoza. (Cordon Press)
El príncipe Felipe, en octubre de 1985, en la Academia Militar de Zaragoza. (Cordon Press)

Los detalles de cómo se diseñó el plan de formación del heredero los publicó quien fuera preceptor del príncipe durante nueve años, desde 1984 hasta 1993, el militar fallecido José Antonio Alcina. Su libro, 'Felipe VI, la formación de un rey', es el documento más valioso a la hora de acercarse a la intimidad del niño y adolescente que fue Felipe de Borbón. Don Juan Carlos le confió en 1984 la tarea de vigilar la educación y formación de Felipe "acompañándole con frecuencia, orientándole y dirigiéndole con proximidad y asiduidad", y le nombró ayudante-secretario del Príncipe. Alcina volcó en su libro la experiencia de aquellos años y los detalles sobre cómo se diseñó el plan de formación del monarca. El volumen, el primero que escribió una persona del servicio de la Casa Real, realiza una aproximación muy cercana a los acontecimientos relativos a la educación y los planes de estudio, las vicisitudes que hubieron de sortearse, las personas involucradas en este proceso, los viajes y escenarios donde tuvieron lugar los hechos, el contexto político de una España que estrenaba Constitución.

La princesa Leonor, la infanta Sofía y sus padres, los Reyes, en el colegio Santa María de los Rosales. (Limited Pictures)
La princesa Leonor, la infanta Sofía y sus padres, los Reyes, en el colegio Santa María de los Rosales. (Limited Pictures)

El entonces príncipe Felipe llamó personalmente a Alcina para comunicarle la abdicación de Juan Carlos I. Una llamada con la que enterraron años de desencuentros a cuenta del citado libro, que no sentó bien en la Casa.

Este medio ha realizado una consulta al portal de Transparencia sobre el asunto de la formación que está siguiendo Leonor de Borbón más allá de la propia de un bachiller. Sabemos que estudia las lenguas oficiales del Estado, pero ¿qué más? ¿Hay proyectado ya un plan como heredera de la Corona en este sentido? ¿La acompaña en estos estudios la infanta Sofía? El portal considera que esta solicitud "no se encuentra comprendida dentro del ámbito subjetivo ni objetivo de aplicación de la Ley 19/2013, de 9 de diciembre, de transparencia, acceso a la información pública y buen gobierno". En resumen, que, de momento, la formación de la heredera es un asunto privado. Pero no lo será por mucho tiempo.

Leonor Borbón