Los Urdangarin convierten Barcelona en su campamento base: cita en Mataró
  1. Casas Reales
LEJOS DE LA PRENSA

Los Urdangarin convierten Barcelona en su campamento base: cita en Mataró

La pareja comunica a sus allegados que los próximos permisos los quieren pasar en la capital del Maresme. Pablo Urdangarin se ha instalado en Pedralbes en casa de unos amigos

Foto: La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, en Vitoria. (Getty)
La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin, en Vitoria. (Getty)

Cada vez que Iñaki Urdangarin tiene un permiso y se va a Vitoria, tiene a la prensa pisándole los talones. Es algo que ni él ni su mujer, la infanta Cristina, soportan. Hace tiempo que buscan alternativas, quieren poder pasar los permisos penitenciarios de él en la intimidad, con los suyos, sin ver cómo se escrutan sus sonrisas, sus paseos, los bártulos que cargan en el coche y los locales a los que acuden. Hace unas tres semanas, estuvieron en Mataró, la capital del Maresme, comarca costera del norte de Barcelona, donde están valorando asentar su base de operaciones.

LEA MÁS: El verano 'secreto' de Pablo Urdangarin en Barcelona

Cuando el cuñado de Felipe VI salga de prisión con un nuevo permiso, su intención es recorrer en coche los casi 700 kilómetros que separan Brieva de Mataró. Así lo ha podido saber Vanitatis de fuentes cercanas a la pareja. Desde Instituciones Penitenciarias no pueden confirmar la información al tratarse de una cuestión privada. Lo que esperan los Urdangarin es pasar desapercibidos y llevar una vida tranquila, alejada de la presión mediática. Y eso, ahora mismo, podría pasar por Mataró.

Iñaki Urdangarin sale del Hogar Don Orione de Pozuelo de Alarcón. (EFE)
Iñaki Urdangarin sale del Hogar Don Orione de Pozuelo de Alarcón. (EFE)

Pero… ¿Mataró? La pregunta es pertinente porque casi nunca se ha relacionado al matrimonio Urdangarin Borbón con esta localidad. El Instituto Nóos trabajó para el Ayuntamiento de Mataró en sus años más activos, pero lo hizo con tantas instituciones que la cuestión pasó desapercibida. Preguntamos a su entorno y nos dan la respuesta: “En el Maresme tienen casa muchas amigas de Cristina, como Marta Mas, regatista y decoradora, que durante años ha pasado parte de sus vacaciones en la zona”. Mataró es una ciudad portuaria, con un puerto deportivo en el que se celebran regatas.

Los amigos barceloneses

No hay que olvidar que el mar fue uno de los motivos por los que la infanta Cristina se mudó hace décadas a Barcelona. Acudía al Club Náutico de la capital catalana, y allí pudo mantener muchas de las amistades surgidas de las regatas de Palma de Mallorca, como la que la une a la doctora Vicky Fumadó, una de sus grandes amigas. Además, surgieron otras, que allí siguen con el tiempo. Por eso algunas amigas de la Infanta están relacionadas con esta comarca costera.

La infanta Cristina, en la Copa de Rey en 2011. (EFE)
La infanta Cristina, en la Copa de Rey en 2011. (EFE)

Mataró está a tiro de piedra de Barcelona, la que siempre ha sido la casa de los Urdangarin. Por eso a nadie le ha sorprendido que Pablo, el segundo hijo del matrimonio, se haya mudado a la ciudad. Está instalado desde hace semanas y vive en casa de unos amigos en el barrio de Pedralbes, donde siempre hizo su vida la familia. Jugador de balonmano con mucho sueños por cumplir, como formar parte de la selección española, Pablo ha manifestado su voluntad de jugar en el Esplugues, el club en el que se entrenó desde niño y que tuvo que abandonar cuando la familia se mudó a Ginebra. La próxima temporada está a la vuelta de la esquina y en breve podremos saber si finalmente Pablo engrosa las filas de este club del Baix Llobregat.

Ana, la Urdangarin más catalana

No es el único Urdangarin que anda por Barcelona. Ni mucho menos. Ana, la hermana mayor de Iñaki, vive en el Putxet, un barrio elegante de la ciudad, en una casa modernista de varios pisos. Casada y con hijos que ya vuelan solos, Ana es la anfitriona en Cataluña de la familia que vive en Vitoria. Claire Liebaert, la madre, pasa largas temporadas en la ciudad, donde disfruta de los cuidados y mimos de su primogénita y donde recibe, además, las visitas del resto de sus hijos.

LEA MÁS: Quién es quién en la familia Urdangarin

Toda la familia, incluida Cristina Urdangarin, que vive en Estados Unidos, ha mantenido las relaciones con sus amigos catalanes. A los Flood Urdangarin, la parte americana de la familia, les gusta pasar días de verano en la Costa Brava. Y Mikel Urdangarin, mientras, habla y escribe catalán a la perfección.

La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin pasean por Barcelona. (Getty)
La infanta Cristina e Iñaki Urdangarin pasean por Barcelona. (Getty)

Mataró, que parecía una elección rocambolesca, se convierte de pronto en una opción plausible. Ellos ya lo han comunicado a sus allegados, quienes intentan guardar con celo todo lo que rodea a los exduques de Palma, conscientes del complejo momento que viven. Los cambios en la vida del matrimonio se suceden de manera muy rápida. “Improvisan mucho, en función de lo que va pasando”, nos cuentan desde su círculo, “y a la vez calculan todas las posibilidades para que nadie les encuentre”.

El siguiente paso natural en la vida de Urdangarin es lograr el tercer grado, sea como sea. Y su abogado tiene instrucciones de recurrir toda sentencia contraria al cambio de situación carcelaria. Son conscientes de que no será fácil, aunque es inevitable: llegará tarde o temprano. La familia también se ha preparado para esa situación y la presencia de Juan Urdangarin en Madrid responde a las necesidades del padre. Si Iñaki Urdangarin tiene familia en la capital, además de un trabajo como el de su voluntariado en Don Orione, el camino hacia la semilibertad debería ser más sencillo.

Infanta Cristina Iñaki Urdangarin