Meghan Markle y Harry se buscan otro enemigo: ¿ahora contra su biógrafo?
  1. Casas Reales
BATALLA LEGAL

Meghan Markle y Harry se buscan otro enemigo: ¿ahora contra su biógrafo?

Los abogados de los Sussex califican ahora algunos pasajes de su biografía como inexactos o incluso como productos de la licencia creativa

Foto: Los duques de Sussex, en uno de sus últimos compromisos oficiales. (Reuters)
Los duques de Sussex, en uno de sus últimos compromisos oficiales. (Reuters)

Quién iba a decir que la biografía de Meghan Markle y el príncipe Harry iba a dar tanto que hablar. O incluso que iba a formar parte del proceso judicial que la pareja tiene abierto contra Associated Newspapers, uno de los grupos editoriales más importantes de Reino Unido. Pues sí. El libro, que ya se preveía un éxito de ventas antes de salir publicado, se está convirtiendo en arma para los abogados de Meghan. Un giro inesperado en el litigio, ya que era una de las bazas que en principio tenía la defensa de los medios de comunicación demandados.

Se lo explicamos. Cuando se conoció que Omid Scobie y Carolyn Durand estaban preparando un relato sobre los últimos años de Meghan y Harry, desde su compromiso hasta su salida de la Casa Real, el nombre de los autores fue objeto de todo tipo de comentarios. Especialmente él, quien tenía una cuestionada trayectoria profesional y al que se llamaba en Reino Unido la 'cheerleader de Meghan'. Se daba por hecho entonces que los propios Sussex habían colaborado con la redacción, aportando datos e información a los escritores. Una sospecha que se tornaba casi evidencia cuando la pareja aplicó su nueva línea de comunicación al último compromiso oficial de Meghan en Buckingham y Omid Scobie fue uno de los pocos elegidos para entrar.

El libro sobre Meghan y Harry, a la venta en una librería. (EFE)
El libro sobre Meghan y Harry, a la venta en una librería. (EFE)

Aunque los portavoces oficiales de los Sussex negaban que hubiera una implicación directa -nunca desmintieron que la hubiera de forma indirecta-, meses después, con el libro ya en la calle, quedaba claro que sí habían aportado ciertas informaciones. Si no directamente confesadas a los autores, sí autorizando a su círculo íntimo a contárselas, tal y como aclaran los propios Scobie y Durand en el prólogo, en el que admiten que han recurrido a personas muy cercanas a ellos.

No solo el hecho de que su publicación saliera adelante sin ningún problema, sino también la inclusión de algunos pasajes muy íntimos y desconocidos, se convirtieron en prueba suficiente para los medios demandados por Meghan para defenderse, argumentando que ella misma ha alimentado durante estos años su relación con la prensa británica, "siempre que se exprese en términos halagadores".

Meghan Markle, en una imagen de archivo. (Getty)
Meghan Markle, en una imagen de archivo. (Getty)

Pues bien, este planteamiento acaba de dar un giro de 180 grados. Ahora, los abogados de la pareja han dicho que el libro contiene detalles incorrectos y "producto de la licencia creativa" de los autores, como el safari de Botsuana de 2016, en el que dicen no haber estado, o el momento en el que Harry conoció a Doria, la madre de Meghan. La polémica se encuentra en el hecho de que muchas voces acusan ahora a la pareja de 'vender' a los periodistas. De ser cierto que hay pasajes inventados, tuvieron tiempo suficiente para que los Sussex hubieran expresado de algún modo su disconformidad y aclarar algunos detalles, ya que sí eran plenamente conscientes de su contenido y estaba autorizado.

Pero no ha sido hasta este momento, muchos meses después de que los autores escribieran la palabra 'fin' y tras varias semanas en la lista de los más vendidos, cuando se argumenta que el hecho de que se incluyan detalles inventados es una prueba de que Meghan nunca ha colaborado con ningún tipo de prensa. Una estrategia legal que solo veremos si funciona a partir de enero de 2021, cuando dará comienzo el esperado juicio.

Los duques de Sussex, en su último compromiso oficial. (Reuters)
Los duques de Sussex, en su último compromiso oficial. (Reuters)
Meghan Markle Príncipe Harry
El redactor recomienda