"Reyes, rubias y corrupción": así ven (y viven) la trama de don Juan Carlos en 6 países
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

"Reyes, rubias y corrupción": así ven (y viven) la trama de don Juan Carlos en 6 países

Para conocer qué piensan más allá de nuestras fronteras, hemos consultado a periodistas extranjeros, que nos ponen al tanto de la opinión generalizada que existe sobre el emérito

Foto: El rey Juan Carlos. (Limited Pictures)
El rey Juan Carlos. (Limited Pictures)

A la mayoría de países extranjeros, no les ha pasado inadvertida la situación en la que se encuentra la monarquía española. Los escándalos financieros de don Juan Carlos han copado los titulares de los principales periódicos del Viejo Continente, donde se habla con cierta sorpresa de las incógnitas que rodean al ex jefe del Estado español, un hombre hasta la fecha respetado por su importante papel histórico.

Sin embargo, parece que nada queda ya de aquella imagen de rey comprometido con la democracia que tomó las riendas del país tras la dictadura de Franco. Para conocer qué piensan más allá de nuestras fronteras, hemos consultado a periodistas internacionales, que nos han puesto al tanto de la opinión generalizada sobre don Juan Carlos y también de si sus movimientos tienen interés en sus respectivos países.

En Reino Unido, y tal como nos relata el periodista de 'The Times', "hay interés por las razones obvias, es una buena historia, reyes, rubias y corrupción, presuntamente. Es una diversión fuera de todo lo que está pasando con el covid-19". Según Keeley, Juan Carlos es visto en Reino Unido como "un rey que ha hecho mucho por España desde la dictadura hasta la democracia. Todos los escándalos de los últimos años son conocidos, pero no es la imagen que tenemos de Juan Carlos. La gente conoce a Juan Carlos a través de la visita que Carlos y Diana hicieron en Mallorca, y todo era visto de forma positiva, menos estos últimos escándalos".

"La carta del rey Juan Carlos en la que anunciaba su exilio fue una gran sorpresa en Bélgica. La noticia apareció en los titulares de televisión y en los portales. Al día siguiente, fue el principal tema internacional en mi periódico, 'Het Nieuwsblad'. No creo que los belgas conozcan todos los detalles, pero si les preguntas: "¿Quién es Juan Carlos?", responderán: "Un rey poco fiable e infiel". Especialmente se recuerdan sus amores y la historia del safari. Pero no les pidas que nombren a su amante, no lo saben", explica el periodista belga.

Y continúa: "Veo muchas similitudes entre nuestras familias reales. Tanto en España como en Bélgica la monarquía no es popular. Ambos vivimos en países en los que una parte del territorio quiere separarse. En España, el País Vasco y Cataluña. En Bélgica es una parte de la población de Flandes, la parte de habla holandesa. En esta situación con tensiones, es importante que la familia real mantenga su dignidad, para evitar escándalos".

Pero las similitudes para Wim no terminan ahí: "También hay un parecido en los 'actores' que dan problemas a la monarquía: un rey mayor que fue popular en el pasado pero perdió su credibilidad por los escándalos. En el caso de Bélgica lo encarna el rey Alberto II con la historia de Delphine Boël y otros incidentes. Su hijo, el nuevo rey, en el que la gente no tenía mucha confianza al principio, ha demostrado ser un rey trabajador, modesto y digno. Luchar contra sus propios padres es un problema para los dos Felipes, el belga y el español".

Oskar Aanmoen nos habla de la recepción que han tenido las noticias del emérito en su país: "En comparación con otros medios internacionales, los noruegos generalmente han escrito poco sobre Juan Carlos, sus asuntos y las noticias de corrupción. En relación con su salida de España, el caso sí fue importante aquí en Noruega, pero solo por un par de días. Fue noticia en los dos principales canales de noticias y fue la noticia principal del programa más grande del país en el canal de televisión estatal, NRK. Después de eso, la historia murió y ahora hace mucho tiempo que nadie escribe sobre él".

El periodista noruego tiene su propia opinión sobre don Juan Carlos, aunque es "algo confusa. La corrupción y la infidelidad nunca están bien. Al mismo tiempo, sigo siendo un gran partidario de lo que le hizo Juan Carlos a España. Su tiempo como monarca fue importante para el desarrollo de la paz y la democracia en toda Europa, estabilizando España y reintegrando el Estado en el continente después de la muerte de Franco. Al mismo tiempo, es una buena persona. Hablé con él cuando visitó Oslo en 2017 para celebrar los 80 años del rey Harald y la reina Sonia. A pesar de que estaba lloviendo y hacía frío, estuvo mucho rato hablando conmigo y fue muy amable, mientras la reina Sofía lo tomaba del brazo y quería seguir adelante".

"Creo que es una pena cómo se han desarrollado las cosas. Como 'padre de la democracia', Juan Carlos hizo un gran trabajo por su país. Pero todo eso se ha visto ensombrecido por los escándalos de los últimos ocho años. Ha destruido la obra de su vida. Por el momento, no está claro si Juan Carlos es culpable y aún existe la presunción de inocencia. ¿Pero las acusaciones más recientes cambiaron mi opinión? Bueno, déjame ponerlo de esta manera: no mejoraron mi opinión sobre él… ", nos explica la directora de 'Adelswelt".

"Mucha gente siente que su comportamiento es vergonzoso. Solo unas pocas personas aún lo apoyan. Es increíble que se haya escapado a Abu Dabi y viva en un lugar así después del supuesto soborno saudí. No es así como se enfrenta a un escándalo como este. Su reputación está definitivamente destruida. También experimenté lo mucho que la gente siente por Sofía. No se divorció a pesar de que su esposo estaba vinculado a muchas mujeres. Sofía se sacrificó por la Corona y la gente realmente la respeta", termina.

"Portugal siempre ha tenido una estrecha relación con España. Por eso es natural que se mencione aquí el escándalo de don Juan Carlos", cuenta Marques. "Cuando el padre de Felipe VI decidió huir y exiliarse en los Emiratos Árabes Unidos, se habló mucho del tema en la televisión y en programas de corazón de Portugal. Sin embargo, el tema ya se ha dejado de lado".

"Siempre ha habido una gran conexión entre los Borbones y Portugal", continúa, "ya que Juan Carlos y sus hermanos pasaron gran parte de su infancia y vida adulta en Cascais y Estoril, donde vivían en Villa Giralda. Algunos portugueses creen que Juan Carlos pronto podría venir a vivir a Cascais, ya que sería un lugar más cercano a España, para que la familia lo visite. Además, Cascais -una zona privilegiada donde viven empresarios y muchas celebridades portuguesas- es donde residió su hermana Margarita durante décadas, además de varios amigos muy influyentes de Juan Carlos, como grandes empresarios o banqueros".

"Creo que la opinión generalizada sobre la figura del rey Juan Carlos ha cambiado para peor. Hoy, especialmente las generaciones más jóvenes, no recuerdan su papel en la transición a la democracia. Este lado fue importante para la consolidación de España como nación libre y democrática, papel que ha destacado el actual Rey y que recordó cuando anunció que su padre se marchaba del país. Sin embargo, la imagen de un jefe de Estado ejemplar comenzó a cambiar incluso durante su reinado y varios factores contribuyeron a ello".

"Existía la imagen, al menos en Portugal, de que Juan Carlos y Sofía eran una pareja cercana. Pero la presencia de Corinna en la vida del Rey muestra que no es el caso. La monarquía española vuelve a estar en agenda por las peores razones. Las millonarias cuentas de Juan Carlos, los 65 millones que le dio a Corinna y el hecho de que este mismo hijo renunciara esta primavera a la herencia de su padre empeoraron la imagen de Juan Carlos".

Para Dina Barrera, periodista mexicana, "es indudable la importancia del desempeño del rey Juan Carlos en España, venían de una aberrante situación franquista tras la que el Rey consiguió ganarse el amor del pueblo, los ciudadanos volvieron a sentir al cuento rosa de moarquia. Todos lo admiraron, pero sus desaciertos de infidelidades, envueltos con la terrible cacería de elefantes en Botsuana lo revelan como infiel y despiadado. Ya por último, debido a las crecientes sospechas de corrupción, fue despojado por Felipe VI de lo que venía percibiendo de la Casa del Rey, dándole la estocada final".

Rey Don Juan Carlos
El redactor recomienda