Un sir, un megalodón y un príncipe: el regalo de George, motivo de 'rifirrafe' internacional
  1. Casas Reales
CASA REAL INGLESA

Un sir, un megalodón y un príncipe: el regalo de George, motivo de 'rifirrafe' internacional

Es lo que tiene pertenecer a la familia real, que algunos presentes pueden ser susceptivos de convertirse en asunto de Estado. Y eso es lo que ha pasado

Foto: El príncipe George, en una imagen de archivo. (Kensington Palace)
El príncipe George, en una imagen de archivo. (Kensington Palace)

La semana pasada, los duques de Cambridge recibían la visita de un amigo muy especial: el científico David Attenborough. Considerado uno de los pioneros en documentales sobre la naturaleza, el británico de 94 años fue nombrado Caballero del Imperio Británico por la reina Isabel II de Inglaterra en 1985 y, entre otros galardones, tiene también en su palmarés el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales concedido en 2009. Con tan insigne visitante, es normal que Kate y Guillermo quisieran alardear en las redes y así lo hicieron.

Este fin de semana, la pareja publicaba una serie de fotografías (la primera de ellas una especie de teaser donde se veían solo las sillas vacías con los nombres del príncipe Guillermo y Sir David) y la segunda publicación con dos imágenes de la familia al completo junto al famoso divulgador naturalista.

Ver esta publicación en Instagram

👀🎥🌍

Una publicación compartida por Duke and Duchess of Cambridge (@kensingtonroyal) el

En una de las fotografías se podía ver el regalo que el científico llevó para el príncipe George, un diente de un tiburón gigante cuyo nombre científico es Carcharocles megalodon. El texto que aparecía junto a las fotografías explicaba que el diente era propiedad del señor Attenborough, que lo encontró en unas vacaciones familiares en la isla de Malta a finales de la década de los 60. El fósil estaba incrustado en piedra caliza de color amarillo suave y se cree que tiene unos 23 millones de años, perteneciente al periodo Mioceno. El tiburón habría alcanzado una longitud de 15 metros. Y hasta aquí todo bien, visita con regalo y té con pastas para todos.

Ver esta publicación en Instagram

The Duke and Duchess of Cambridge are delighted to share new photographs of their family with @DavidAttenborough. The photographs were taken earlier this week in the gardens of Kensington Palace, after The Duke and Sir David attended an outdoor screening of Sir David’s upcoming feature film 🎞️ ‘David Attenborough: A Life On Our Planet’. With a shared passion for protecting the natural world, they continue to support one another in their missions to tackle some of the biggest environmental challenges our planet faces. This includes working together on The @EarthshotPrize 🌍 the most prestigious global environment prize in history – further details of which will be shared in the coming weeks. When they met, Sir David gave Prince George a tooth from a giant shark 🦷 the scientific name of which is carcharocles megalodon (‘big tooth’). Sir David found the tooth on a family holiday to Malta in the late 1960s, embedded in the island’s soft yellow limestone which was laid down during the Miocene period some 23 million years ago. Carcharocles is believed to have grown to 15 metres in length, which is about twice the length of the Great White, the largest shark alive today.

Una publicación compartida por Duke and Duchess of Cambridge (@kensingtonroyal) el

El problema es que a José Herrera, ministro de Cultura de Malta, el regalo entregado por el científico al pequeño royal no le ha parecido tan buena idea. De hecho, le ha parecido pésima, y afirma que el diente debería estar depositado en un museo local. Una vez conocida la noticia, el político ha expresado su predisposición a poner la maquinaria en marcha para que el diente regrese a su lugar de origen. "Hay algunos elementos que son importantes para el patrimonio natural de Malta y que terminaron en el extranjero y merecen ser recuperados", dijo Herrera al 'Times of Malta', sin dar detalles de cómo pretendía recuperar el fósil.

Los fósiles entran dentro de la definición de patrimonio cultural y, de acuerdo con las disposiciones de la Ley de Patrimonio Cultural de 2002, su remoción o excavación está ahora expresamente prohibida, informó el 'Times of Malta'.

No es la primera vez que algún Gobierno exige la devolución de varios artículos famosos, muchos de ellos producto del saqueo de exploradores o soldados, o adquiridos mediante la colonización. Entre los más famosos, el diamante más grande del mundo, el Koh-i-noor (Montaña de la Luz), valorado en más de 100 millones de libras y del que los Gobiernos de India, Pakistán, Irán y Afganistán han reclamado la propiedad legítima.

Príncipe George
El redactor recomienda