Elisabeth de Bélgica, al rescate del rey Alberto tras la victoria judicial de Delphine
  1. Casas Reales
NUEVA PRINCESA BELGA

Elisabeth de Bélgica, al rescate del rey Alberto tras la victoria judicial de Delphine

Reapareció en la Real Academia Militar, donde este curso se forma la heredera, tras conocerse que su hija ilegítima es ya princesa de Bélgica y tiene derecho al apellido familiar

Foto: Elisabeth de Bélgica, al rescate del rey Alberto tras la victoria judicial de Delphine
Elisabeth de Bélgica, al rescate del rey Alberto tras la victoria judicial de Delphine

Era una de las imágenes más esperadas en Bélgica. El rey Alberto reaparecía este jueves en público, en una de esas contadas ocasiones en las que, desde su abdicación, ha vuelto a compartir plano con la familia real. El motivo bien lo merecía: asistía a la apertura del curso de la Real Academia Militar, donde precisamente este año se está instruyendo su nieta y futura reina, la princesa Elisabeth. No era una cita cualquiera. Era la primera aparición del monarca tras conocerse que los tribunales han dado la razón a Delphine, su hija ilegítima, quien precisamente comparecía el pasado lunes ante la prensa entre lágrimas, saboreando la victoria judicial por la que lleva luchando muchos años.

El rey Alberto estuvo flanqueado por su esposa, la reina Paola, presentando un frente común ante el varapalo que han recibido de los tribunales. Además de reconocer oficialmente a la artista belga como hija del antiguo monarca -algo ante lo que no cabía otra opción por el resultado irrefutable de las pruebas de ADN-, el juez ha otorgado a Delphine el título de princesa de Bélgica, tratamiento de alteza real y el apellido familiar, Sajonia-Coburgo-Gotha, con el que ya puede firmar. Queda por saberse si tendrá una paga del Estado y vivienda gratuita, como tienen tanto el príncipe Laurent como la princesa Astrid, los hermanos del rey Felipe de Bélgica. Una cuestión que, de ser favorable a Delphine, levantaría bastantes ampollas, ya que el dinero para sufragar esos gastos saldría de las arcas públicas, y la opinión de los belgas sobre la monarquía no es unánime, con más detractores que seguidores.

El rey Alberto y la reina Paola, junto a Matilde de Bélgica. (Facebook Real Academia Militar)
El rey Alberto y la reina Paola, junto a Matilde de Bélgica. (Facebook Real Academia Militar)

No hubo declaraciones sobre el tema Delphine, ni se las esperaba. Alberto y Paola, ambos bien protegidos con mascarilla negra, se situaron junto al resto de la familia en una de las tribunas y no posaron después con la princesa Elisabeth, algo que sí hicieron sus padres y sus hermanos. Ignoramos si la foto no se dio por protocolo o por evitar la esperada imagen del antiguo monarca en una semana en la que ha acaparado la inmesa mayoría de los titulares reales en el país. La familia posaba para la prensa después de presenciar un desfile pasado por agua, en el que los protagonistas fueron los paraguas para resguardarse de una lluvia intensa y constante, que no dio tregua ni a la hora de que el rey Felipe pasara revista a las tropas.

Alberto y Paola de Bélgica, a su llegada a la Academia. (Facebook Real Academia Militar)
Alberto y Paola de Bélgica, a su llegada a la Academia. (Facebook Real Academia Militar)

La reina Matilde tiró del color royal de la semana, el rojo, después de que Letizia lo escogiera horas antes para su cita en la Residencia de Estudiantes y Máxima de Holanda hiciera lo mismo el día anterior en el conservatorio de Utrecht. La belga estrenaba un vestido de la firma Natan, una de sus favoritas, que combinó con bolso, chaqueta, guantes, zapatos y diadema del mismo color. Y para no perder la costumbre, también llevó la mascarilla a juego, una tendencia que ha seguido en cada una de sus apariciones de los últimos meses.

La familia real, posando en la Real Academia Militar. (Cordon Press)
La familia real, posando en la Real Academia Militar. (Cordon Press)
Rey Felipe de Bélgica Alberto de Bélgica Paola de Bélgica Mathilde de Bélgica Elisabeth de Bélgica
El redactor recomienda