El destino de las 8 damas de honor de la boda de don Juan Carlos y doña Sofía
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

El destino de las 8 damas de honor de la boda de don Juan Carlos y doña Sofía

La infanta Pilar, Irene de Grecia, Irene de Holanda, Ana María y Benedicta de Dinamarca, Ana de Francia, Tatiana Radziwill y Alexandra de Kent fueron las elegidas

Foto: El destino de las 8 damas de honor de la boda de don Juan Carlos y doña Sofía
El destino de las 8 damas de honor de la boda de don Juan Carlos y doña Sofía

Todas princesas y todas casaderas. Así eran las 8 damas de honor elegidas por doña Sofía para su boda con don Juan Carlos, celebrada en Atenas el 14 de mayo de 1962. La ahora Reina emérita seleccionó a familiares cercanos, como es el caso de la infanta Pilar y la princesa Irene de Grecia, así como primas lejanas, como a Alexandra de Kent o Tatiana Radziwill, para que formaran parte del cortejo nupcial.

Las 8 vistieron aquel gran día sencillos vestidos de Jean Dessès, el mismo que realizó el vestido de doña Sofía, y aparecen rodeando a los novios en las imágenes oficiales de las nupcias, un enlace que ahora ha vuelto a la actualidad después de que Corinna Larsen asegurase que se trataba de una boda arrreglada por el general Franco. Conoce en Vanitatis a las ocho mujeres que acompañaron a la Reina a darle el 'sí, quiero' a don Juan Carlos.

Alexandra de Kent y Tatiana Radziwill. (CP)
Alexandra de Kent y Tatiana Radziwill. (CP)

La princesa Alexandra de Kent es prima hermana de la reina Isabel II y prima segunda de la reina Sofía, de ahí que la eligiera para formar parte del grupo. Hija del duque de Kent y de la princesa Marina de Grecia, por aquel entonces Alex, como es conocida familiarmente, tenía 25 años. Un año más tarde, en 1963, ella sería la protagonista de una nueva boda real en los Windsor al casarse con Angus Ogilvy, hijo del conde de Airlie. Del matrimonio nacieron dos hijos, James -casado y con dos hijos, uno de ellos Flora, quien se casó hace apenas una semana- y Marina, la oveja negra de la familia. La princesa enviudó en 2004 cuando Angus falleció víctima de un cáncer de garganta. A sus 83 años, Alex es muy activa en la agenda real y mantiene una estrechísima relación con Isabel II.

A su lado vemos a Tatiana Radziwill. A muchos les puede sonar ese nombre, pues ella y su marido son unas de las personas más cercanas a la reina Sofía. Este verano, por ejemplo, la emérita fue vista paseando por Palma con el matrimonio en una de las pocas salidas que realizó en la isla. Tatiana, hija de la princesa Eugenia de Grecia y el príncipe polaco Dominik Radziwill, es prima lejana de Sofía. En 1969 se casó en Atenas con el doctor Jean Henri Fruchaud y son padres de dos hijos: Fabiola y Alexis. En el libro 'La reina de cerca", de Pilar Urbano, Sofía habló sobre ella: "Bueno, Tatiana y yo hemos sido siempre muy amigas. Íntimas. Antes de casarnos, después de casarnos... Ella fue dama de honor en mi boda y aunque ahora vive en París, nos vemos muy a menudo y todos los veranos vienen a Marivent".

Benedicta de Dinamarca e Irene de Grecia. (CP)
Benedicta de Dinamarca e Irene de Grecia. (CP)

Benedicta de Dinamarca es prima lejana de la reina Sofía, y aunque ninguna de ellas lo sabía por aquel entonces, en un futuro se convertirían en concuñadas, ya que el hermano de Sofía se casó con su hermana Ana María. Benedicta se casó en 1968 con el príncipe alemán Ricardo de Sayn-Wittgenstein-Berleburg, con el que tiene tres hijos: Gustaf, quien no puede casarse con su novia por una norma de su abuelo paterno que reza que debe casarse con alguien de la realeza si no quiere perder sus derechos; Alexandra, divorciada y madre de dos hijos, y Natalia, amazona y con dos hijos. Benedicta cumple, a sus 76 años, con numerosos actos de la agenda oficial, apoyando siempre a su hermana. Desde la muerte de su marido en 2017 pasa largas temporadas en Dinamarca, dejando Alemania, donde residió durante su matrimonio, en un segundo plano.

Entre las elegidas no faltaba Irene de Grecia, hermana pequeña de la novia, quien fue la que tuvo un mayor protagonismo en la boda. Soltera y sin hijos, durante años vivió a caballo entre España, donde residía junto a la emérita en el palacio de la Zarzuela, e India, pues es una gran amante de la cultura hindú. Irene luchó en 2002 contra un cáncer de mama del que se recuperó tras seis meses de quimioterapia. Es conocida como la tía Pecu por sus sobrinos debido a su carácter peculiar, que incluye una gran pasión por los extraterrestes, los ovnis, el ocultismo y la parapsicología.

Irene de Holanda y la infanta Pilar. (CP)
Irene de Holanda y la infanta Pilar. (CP)

Irene de Holanda fue también elegida para formar parte del cortejo nupcial. Hija de la reina Juliana y hermana de Beatriz, Irene residía por aquel entonces en Madrid, donde estudiaba español. Tan solo dos años después del enlace de doña Sofía, Irene se casaba con el príncipe Carlos Hugo de Borbón Parma, pretendiente carlista al trono español. Un enlace por el que tuvo muchos problemas y tras el que ella perdió sus derechos sucesorios al convertirse al catolicismo. De la unión nacieron cuatro hijos: Carlos Javier, actual pretendiente tras el fallecimiento de su padre, los mellizos Margarita y Jaime y María Carolina. En 1981 se divorciaron e Irene y sus hijos regresaron a Holanda, donde vive actualmente aunque pasa largas temporadas en Sudáfrica.

A su lado vemos a la infanta Pilar, hermana mayor del novio. Don Juan Carlos quiso que su hermana tuviera un papel protagonista ejerciendo de dama de honor a sus 25 años. Ella se casaría cinco años más tarde en el monasterio de los Jerónimos de Belém (Portugal) con Luis Gómez-Acebo, vizconde de la Torre, en una boda que al principio no fue bien vista por sus padres, los condes de Barcelona, quienes creían que una infanta de España debía casarse con alguien de sangre azul. Pilar y Luis fueron padres de cinco hijos: Simoneta, Juan, Beltrán, Bruno y Fernando. En 1991, la hermana del Rey enviudó después de que Luis muriera a causa de un cáncer linfático. Ella falleció en enero de este mismo año a los 84 años, víctima de un cáncer de colon.

Ana María de Grecia y Ana de Francia. (CP)
Ana María de Grecia y Ana de Francia. (CP)

Al igual que su hermana Benedicta, Ana María también formó parte de las damas de honor de la reina Sofía, de la que dos años más tarde, en 1964, se convertiría en cuñada al casarse con su hermano, el entonces príncipe Constantino. Son padres de cinco hijos: Pablo, Alexia, Nicolás, Teodora y Philippos. Pocos años después de ser proclamados reyes de Grecia, se vieron obligados a exiliarse, instalándose en Londres, a donde la emérita los visitaba con regularidad. Fue en 2015 cuando pudieron regresar al fin al país heleno, y allí se compraron una casa en Porto Heli, en la que residen actualmente.

Ana de Orleans sigue manteniendo también una estrecha relación con la reina Sofía. Hija del conde de París, pretendiente al trono francés, y de su mujer, Isabelle de Orleans-Braganza, la princesa conoció en esta boda al que sería su marido, el infante Carlos de Borbón Dos Sicilias, duque de Calabria y primo de don Juan Carlos, además de su fiel confidente. Ya se sabe que de una boda siempre sale otra. El matrimonio ha residido en Madrid toda la vida, y allí es donde nacieron sus cinco hijos y sus nietos. El infante Carlos falleció en 2015.

Reina Sofía
El redactor recomienda