Las alegrías que Dibelunga dio a Victoria Federica: ¿la yegua de la corrupción?
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

Las alegrías que Dibelunga dio a Victoria Federica: ¿la yegua de la corrupción?

A lomos de esta yegua, la hija de la infanta Elena ha obtenido varios triunfos. Ahora, los problemas de Don Juan Carlos han salpicado al animal favorito de Victoria Federica

Foto: Victoria Federica. (Getty)
Victoria Federica. (Getty)

Los tentáculos de los problemas de Don Juan Carlos están comenzando a alcanzar a otros miembros de la familia. En este caso, un nuevo escándalo relacionado con ellos ha vuelto a estallar, ahora en torno a un animal que tiene mucho que ver con Victoria Federica, la nieta del emérito e hija de la infanta Elena.

Tal y como informa ‘El Confidencial’, las investigaciones que la Fiscalía Anticorrupción y el Tribunal Supremo están realizando sobre las supuestas irregularidades financieras de Don Juan Carlos, revelan que la yegua de Victoria Federica, Dibelunga, fue adquirida y mantenida de forma irregular.

Foto: Felipe de Marichalar, en una imagen de archivo. (Cordon Press)

Según informó Casa Real en su momento, el animal fue adquirido en 2015 por la infanta Elena en la cuadra española Maihorses, pero la investigación apunta a que la yegua, cuyo precio fue de 10.000 euros, fue comprada con dinero del empresario mexicano Allen Sanginés-Krause, el hombre que, según la investigación, podría haber costeado supuestamente de manera irregular, numerosos gastos del rey emérito.

El dinero de Allen Sanginés-Krause podría haberse utilizado también, según la investigación, para costear la manutención del animal.

De esta forma, la que fuera una compañera inseparable de Victoria Federica, la yegua Dibelunga que tantas alegrías le ha dado, ahora podría convertirse en un animal incómodo para ella y la familia real.

El rey Juan Carlos con la infanta Elena y Victoria Federica en una imagen de archivo. (EFE)
El rey Juan Carlos con la infanta Elena y Victoria Federica en una imagen de archivo. (EFE)

Hasta el año 2016, Victoria Federica solo ejercía de acompañante de su madre a los circuitos hípicos y observaba los concursos desde la barrera. Sin embargo, pocos eran entonces los que sabían que la adolescente lleva más de dos años saltando. En 2016 se produjo su debut como amazona. La joven registró sus primeras marcas en el mes de mayo de aquel año en el Real Club Pineda de Sevilla.

Después de Sevilla compitió en el concurso que se celebró en Valdemoro a finales de mayo y en el mes de julio fue una de las amazonas inscritas en las pruebas de 1,10 metros. “La niña lleva saltando con intensidad dos o tres años y, como todo el mundo, ha tenido que aprobar los exámenes de galope para empezar a competir. Se la ve valiente y tiene mucha afición. No lo hace nada mal y tiene el mismo estilo que su madre”, decían hace 4 años a Vanitatis algunos testigos del debut de Victoria Federica.

En todas las competiciones, Victoria Federica saltó con su yegua Dibelunga. Tanto la infanta Elena como ella sienten verdadera pasión por la hípica y la madre de Victoria Federica siempre ha estado encantada de que su pequeña se haya interesado por este deporte.

Victoria Federica, en una imagen de archivo. (Getty)
Victoria Federica, en una imagen de archivo. (Getty)

Tanta es su pasión, que al año siguiente, en 2017, Victoria Federica decidió pasar un día en la hípica el mismo día de su cumpleaños, participando en el Concurso Nacional de Saltos de Guadalajara. Mereció la pena dejar a un lado a sus amigos en un día tan especial para ella, porque logró subirse al pódium y llevarse la medalla de oro. Así lo informaron los propios organizadores de la concentración hípica en su perfil de Facebook, donde compartieron imágenes de la triunfadora de la jornada a lomos, una vez más, de su compañera de competición, Dibelunga.

Victoria Federica Marichalar
El redactor recomienda