Lady Colin Campbell: "Creo que los que critican a Letizia lo hacen porque es de clase media"
  1. Casas Reales
"Por todo lo que dije se me atacó con dureza"

Lady Colin Campbell: "Creo que los que critican a Letizia lo hacen porque es de clase media"

Esta es la segunda parte de nuestra extensa conversación con la escritora británica, quien nos da su particular diagnóstico de la situación que vive nuestra monarquía

Foto: Lady Colin Campbell. (Cordon Press)
Lady Colin Campbell. (Cordon Press)

Lady Colin Campbell tiene unos tentáculos muy alargados. Tan es así que desveló facetas desconocidas de la princesa de Gales en su biografía no autorizada, que se adelantó a la de Andrew Morton, realizada con la connivencia de la recordada exmujer del príncipe Gales. Criticada duramente por ello, la escritora y socialite británica también ha generado enorme controversia por no ser políticamente correcta y oponerse a las corrientes de opinión imperantes. Según ella misma nos desvela, ha tenido que pagar un alto precio por ello en algunos momentos, pero se muestra satisfecha por haberse convertido de alguna manera en la cronista outsider de los Windsor.

En nuestra conversación telefónica de la que ayer os ofrecíamos la primera parte, se muestra muy firme en sus aseveraciones y no es nada complaciente con la figura romantizada de la princesa de Gales, tan presente en el imaginario colectivo como una mujer que había sufrido enormemente durante su fallido matrimonio con el príncipe Carlos. La descripción que de ella realiza es probable que no complazca a los millones de admiradores de Diana, un argumento informativo recurrente, lo que evidencia el alcance de su mito.

"Diana fue víctima de una infancia complicada y de las consecuencias de la misma, pero no fue la víctima del príncipe Carlos. En todo caso él sería la víctima de ella", dice Lady Colin, quien tampoco tiene la mejor de las opiniones de los duques de Sussex, protagonistas de su último libro, 'Meghan and Harry: The real story', aparecido apenas unas semanas antes de la más hagiográfica y complaciente 'Finding freedom', que sí ha contado con el beneplácito de Meghan y Harry. Precisamente es 'libertad' una palabra recurrente de la escritora para referirse a la denominada 'princesa del pueblo', con quien logró de alguna manera reconciliarse pese al desencuentro que tuvieron cuando preparaba su primera biografía.

Foto: Lady Colin Campbell. (Cordon Press)

La escritora es un claro ejemplo de eclecticismo social, ya que a lo largo de los años ha sabido moverse en los círculos más aristocráticos al tiempo que participar en espacios televisivos tan populares en el Reino Unido como 'Comedy Nation' o 'I'm a Celebrity... Get Me Out of Here!'. Dotada de un enorme ingenio y una lengua afilada, es de las pocas personalidades que ha salido a dar la cara por el príncipe Andrés, que está viviendo el momento más complejo de su vida por su relación con Jeffrey Epstein, cuyo cuerpo sin vida fue encontrado en su celda de Nueva York en agosto del año pasado.

P: Cuando usted escribió su libro sobre Diana descubrió muchas facetas que no se conocían sobre ella como que era bulímica, y se la puso en tela de juicio porque muchos creyeron que eso no era verdad.

R: Me criticaron por todas las revelaciones que hice. Fui quien desvelé que tenía una relación con James Hewitt, que Charles tenía un affair con Camilla, que era bulímica, que Diana creía que el servicio secreto había matado a Barry Manakee, aunque esto último yo no lo creía, pero ella sí. De hecho, así lo demuestran las grabaciones con su psicólogo Peter Settelen. Por todo lo que dije se me atacó con dureza y además se dio por hecho que Andrew Morton había desvelado todas esas cosas, cuando no fue así. Fui yo quien lo hizo.

P: La biografía de Andrew Morton alcanzó una enorme notoriedad. ¿Qué opinión le merece?

R: Fue escrita desde el punto de vista de Diana y ella misma sabía que muchas de las cosas que se decían en ella no eran ciertas, pero ella quería el divorcio. Mi libro sobre ella comenzó siendo una biografía autorizada, porque Diana y yo habíamos acordado que así fuera. Quería centrarse en tu trabajo humanitario, pero cuando empezamos a trabajar, ella fue la que decidió que el formato cambiara, que pasó de ser una biografía autorizada a una autobiografía revelatoria, en la que contaría que quería conseguir su libertad. En el transcurso de la escritura cambió su versión, desde que quería casarse de nuevo, que nunca sería reina, que quería liberarse de todas esas restricciones y cerrojos, hasta convertirse en la víctima del príncipe Carlos. Fue entonces cuando decidí no continuar, porque yo no iba a decir mentiras sobre el príncipe de Gales para acomodar mi libro a la búsqueda de la libertad de Diana. En ese momento me di cuenta de que si no escribía mi libro, iría a alguien más a que escribiera su libro. Así que lo terminé y ella fue a Andrew Morton. Por supuesto, que creo que ella se sentía muy mal y que era muy infeliz, pero no era al príncipe Carlos al que había que echarle la culpa.

Lady Colin Campbell, en un evento. (Getty)
Lady Colin Campbell, en un evento. (Getty)

P: En las últimas semanas se está especulando con que la reina Isabel II podría abdicar el año que viene. ¿Le da credibilidad a esos rumores?

R: No. Ese tipo de comentarios son basura. No veo ninguna posibilidad de que abdique. Hay muchos comentaristas reales que son ignorantes e iletrados y cada cierto tiempo sacan la tontería de la abdicación.

P: ¿Será el príncipe Carlos un buen rey?

R: Será un buen rey siempre que resista a la tentación de intervenir en asuntos que como príncipe de Gales tiene la libertad de hacerlo. Creo que es muy consciente del hecho de que cuando llegue al trono tendrá que limitarse y no podrá ser más el activista que ha sido para varias causas. Tendrá que abandonarlo y representar a todo el mundo en la nación.

El príncipe Andrés de Inglaterra, en un campeonato de golf de Abu Dabi. (Getty)
El príncipe Andrés de Inglaterra, en un campeonato de golf de Abu Dabi. (Getty)

P: ¿Cree que el príncipe Andrés superará los problemas que tiene por su relación con Jeffrey Epstein?

R: Debemos recordar algo del sistema legal estadounidense. El fiscal general de Nueva York es electo, no designado. De tal forma que son siempre complacientes con la opinión popular. El que ha estado a cargo del caso de Jeffrey Epstein ha utilizado la posición del príncipe Andrés sin tener en cuenta que en América, igual que en el Reino Unido, eres inocente hasta que se demuestre que eres culpable. Han ignorado que ha ofrecido en reiteradas ocasiones declarar para contar lo que sabe y, sin embargo, han estado intentando capitalizarlo políticamente. El príncipe Andrés ha negado en distintas ocasiones de manera categórica haber mantenido relaciones sexuales con Virginia Roberts. Ella ha admitido haber cobrado 15.000 dólares de Jeffrey Epstein para dormir con el príncipe Andrés. Tanto si durmió con él o no, porque ella lo admitió así, le pagaron una suma significativa de dinero por ello.

P: ¿Está usted al tanto de los problemas que atraviesa en la actualidad nuestro Rey emérito?

R: Sí, por supuesto, muy al tanto. Considero que es muy lamentable. Corinna zu Sayn-Wittgenstein es una mujer amargada y dañina. Está haciendo todo lo posible por dañar la monarquía. Creo que lo que está pasando ahora es en gran parte por su conducta lamentable y está haciéndose pasar por una víctima. Y no lo es en absoluto. Hay gente que busca atención compulsivamente y ella está entre ellos. Ha traicionado a un hombre que la amaba. El rey Juan Carlos se enamoró de ella... ¿y qué? Fue un rey excepcional durante muchos años y la reina Sofía también. También lo es su hijo Felipe y la reina Letizia ha demostrado que es una reina muy representativa. Todos sabemos que España ha tenido un conflicto entre monárquicos y republicanos durante los dos últimos siglos. No hay ninguna novedad en esto... En el siglo XIX ya hubo un gran movimiento republicano y en el XX también hubo república. No creo que la república vaya a ser mejor para España de lo que lo ha sido la monarquía, posiblemente podría ser mucho peor.

El rey Juan Carlos y el príncipe Felipe. (Cordon Press)
El rey Juan Carlos y el príncipe Felipe. (Cordon Press)

P: En España hay un sector de la población que es muy duro con la reina Letizia. ¿Cree que tienen motivos para ello?

R: Sospecho que los que la critican no soportan tener una reina de clase media. Creo que ella intentar representar el rol que le corresponde y comportarse como tal, se viste adecuadamente... Se esfuerza mucho por encarnar el papel de reina, pero no podemos olvidar que hay mucho esnobismo en la sociedad, no solo en las clases altas, también en la clase media y en la clase baja. Hay mucha gente, no solo en España, a la que no le gusta tener una reina de clase media. Digámoslo de otra manera, les gusta tener una reina de clase media, pero disfrutan criticándola porque es como criticar a tu primo.

Concluimos nuestra conversación con una reflexión sobre cómo en las casas reales europeas el origen plebeyo de algunas de sus reinas o princesas no ha significado que no hayan estado a la altura en su desempeño, como es el caso de la duquesa de Cambridge, Kate Middleton, de quien Lady Colin afirma: "Tanto el duque como la duquesa de Cambridge están resultando ejemplares". Su opinión de Meghan y Harry no es tan favorable ni mucho menos...

Meghan Markle Diana de Gales Reina Letizia