Nicolás de Rumanía, padre por segunda vez: el bebé royal que desempolva las polémicas del príncipe destronado
  1. Casas Reales
NIETO DE MIGUEL DE RUMANÍA

Nicolás de Rumanía, padre por segunda vez: el bebé royal que desempolva las polémicas del príncipe destronado

El nieto de Miguel de Rumanía ha dado la bienvenida a su primera hija en común con la periodista Alina-Maria Binder. Pero para él es la segunda y llega rodeada de mucha menos polémica que la primera

Foto: Nicolás de Rumanía y su esposa, Alina-Maria Binder. (Cordon Press)
Nicolás de Rumanía y su esposa, Alina-Maria Binder. (Cordon Press)

Ha sido el propio Nicolás de Rumanía quien ha comunicado, muy emocionado y dando gracias al personal médico, el nacimiento de su primera hija junto a la periodista Alina-Maria Binder. Una niña a la que han llamado Maria Alexandra y que llegaba al mundo el pasado 7 de noviembre, dos años después de que sus padres se dieran el 'sí, quiero' en Peles, la residencia de verano de la familia real rumana. Aunque es el primer hijo de la pareja, este príncipe sin título ya había conocido lo que es la paternidad, pero en circunstancias totalmente diferentes, eso sí, que le costaron su puesto en la línea de sucesión a un trono más simbólico que real y el hecho de que a su boda no asistiera ningún royal, a pesar de sus lazos de parentesco con varias casas reales europeas.

Se dijo entonces que las ausencias reales a su enlace fueron responsabilidad de su abuelo, Miguel de Rumanía, considerado el primo favorito de la reina Sofía y jefe de la Casa Real rumana hasta su muerte, en 2017. Por eso, y dado que la relación entre abuelo y nieto no era la más idílica, sorprendió el recuerdo especial que Nicolás y Alina tuvieron para Miguel cuando anunciaron que estaban esperando su primer hijo, la pasada primavera. La distancia entre ellos se debía, en parte, a esa primera hija que Nicolás había tenido en 2015. Un acontecimiento que, lejos de estar impregnado de alegría, lo estuvo de mucha polémica. No solo la niña era ilegítima, sino que en un primer momento se negó a reconocerla y no lo hizo hasta que una prueba de ADN confirmaba la relación paternofilial. Aunque quiso darle sus apellidos, para Miguel de Rumanía ya era tarde: había decidido retirar a su nieto el título de príncipe y borrarle de la línea hereditaria, en la que ocupaba el segundo puesto, ya que Margarita, la primogénita, no tiene descendencia.

placeholder Nicolás de Rumanía y su esposa, Alina-Maria Binder. (Cordon Press)
Nicolás de Rumanía y su esposa, Alina-Maria Binder. (Cordon Press)

Pero esa primera hija, convertida ahora en hermana mayor, no fue el único punto de fricción entre Miguel y Nicolás. Tampoco el irrumpir en la habitación de su abuelo, ya agonizante, agrediendo para ello a varios trabajadores de la casa ayudó a solucionar la situación. Al contrario. Su madre, la princesa Elena, tuvo que pedir disculpas públicas por el comportamiento de su hijo, que veía cómo sus posibilidades de acceder al trono se esfumaban. Aunque no es una casa reinante en la actualidad, Miguel de Rumanía tenía muy claros los valores que debían tener los miembros de la familia. Por eso, no le tembló el pulso cuando decidió 'destronar' a su nieto, apartándole de la línea de sucesión. Tampoco dudó al hacerlo con una de sus hijas, la princesa Irina, cuando fue detenida en Estados Unidos por organizar peleas de gallos.

Así, aunque Nicolás tendría que haber asumido la jefatura de la casa al morir su abuelo, ni él ni su hija Maria Alexandra -la primera no se tiene en cuenta por haber nacido fuera del matrimonio- están de momento en la línea de sucesión. Eso sí, es un debate que a día de hoy sigue abierto en el país, por lo que parece que este príncipe destronado aún no ha perdido la esperanza de ocupar la jefatura de la Casa Real y no se descarta que el nacimiento de su primera hija ayude a aclarar la situación. Además, aunque no reine en la actualidad, la princesa Margarita, tía de Nicolás, es una figura muy popular en el país, incluso con gran relevancia institucional, por lo que muchos ven a Nicolás como su heredero natural, a pesar de los deseos de su abuelo.

placeholder Miguel de Rumanía, en una imagen de archivo. (EFE)
Miguel de Rumanía, en una imagen de archivo. (EFE)
Miguel de Rumanía Reina Sofía
El redactor recomienda