La discreta presencia de los reyes Felipe y Letizia en el funeral del marido de Xandra Falcó
  1. Casas Reales
ÚLTIMO ADIÓS

La discreta presencia de los reyes Felipe y Letizia en el funeral del marido de Xandra Falcó

Los Reyes no podían faltar al último adiós a Jaime Carvajal, en un funeral que se celebraba este mismo martes y en el que pocos sabían tanto de su asistencia como de la de la infanta Elena

Foto: Los Reyes, en la capilla ardiente de Jaime Carvajal, el pasado septiembre. (EFE)
Los Reyes, en la capilla ardiente de Jaime Carvajal, el pasado septiembre. (EFE)

Más que discreta y consiguiendo pasar prácticamente desapercibida, al menos para la prensa. Así fue la presencia, casi obligada, de los reyes Felipe y Letizia en el funeral de Jaime Carvajal, marido de Xandra Falcó. La cita tenía lugar este martes en una de las capillas de la iglesia de San Francisco de Borja, en Madrid. Casualmente el mismo templo en el que se celebraba, solo una hora más tarde, el funeral por Carlos Catalán, hijo del empresario Antonio Catalán, que sí congregó a muchos más rostros conocidos, como Victoria Federica o Cayetano Rivera.

La familia de Jaime Carvajal quiso que su adiós fuera un acto muy íntimo, con apenas 50 personas, por lo que pasó mucho más desapercibido que el funeral de Carlos Catalán. Aunque sí contó con la presencia de los reyes Felipe y Letizia, así como de la infanta Elena, que consiguieron salir con la misma discreción con la que habían entrado y sin que hubiera fotos, quizá más por casualidad que por maniobras de distracción a la prensa, más centrada a esa hora en la puerta de la nave principal del templo, donde iba a comenzar la otra misa funeral, por lo que el desfile de rostros conocidos era ya un hecho.

Los Reyes, el pasado septiembre en la capilla ardiente de Jaime Carvajal. (EFE)
Los Reyes, el pasado septiembre en la capilla ardiente de Jaime Carvajal. (EFE)

A pesar de lo reducido que fue el funeral de Jaime Carvajal, Felipe y Letizia no podían ni querían faltar. Ya pudieron presentar los respetos a la familia el pasado septiembre en el tanatorio de La Paz, cuando falleció de un infarto fulminante. Y es que la relación del monarca con el marido de Xandra Falcó -para quien el año 2020 va a ser difícil de olvidar, después de perder a su padre, su pareja y su tío con unos meses de diferencia- era bastante estrecha. De hecho, en 1998, siendo aún príncipe Felipe, actuó como testigo de su boda, a la que también asistieron la infanta Cristina e Iñaki Urdangarin.

Pero el vínculo no se limitaba solo a don Felipe y Jaime Carvajal, ya que sus respectivas familias tenían mucha relación también: Jaime Carvajal y Urquijo, marqués de Isasi, y el rey don Juan Carlos estudiaron juntos durante su infancia en Las Jarillas, donde, casualidades de la vida, también coincidieron con Carlos y Fernando Falcó, forjando también una buena amistad que ha durado hasta este mismo año, cuando el coronavirus ha acabado con la vida de los dos hermanos con solo unos meses de diferencia. Pero hay más. También Victoria, la hermana de Jaime, fue protagonista de la crónica social en su momento por su supuesto amor de juventud con el propio don Felipe, al que conoció en el colegio de Santa María de los Rosales, sin que su romance -si llegó a serlo- durara mucho más que unos meses.

Por eso, la presencia de los Reyes en el último adiós a Jaime Carvajal era casi obligada y estaban en el grupo reducido de personas invitadas por la familia.

Felipe y Letizia, con familiares de Jaime Carvajal el pasado septiembre. (EFE)
Felipe y Letizia, con familiares de Jaime Carvajal el pasado septiembre. (EFE)

Rey Felipe VI Reina Letizia Infanta Elena
El redactor recomienda