Los Grimaldi celebran su Día Nacional marcado por la pandemia y por la ausencia de Carlota
  1. Casas Reales
FIESTA GRANDE DEL PRINCIPADO

Los Grimaldi celebran su Día Nacional marcado por la pandemia y por la ausencia de Carlota

En todo este año desde la anterior celebración, las dos cuñadas solo han coincidido en otra ocasión, por el funeral de su prima Elizabeth de Massy

Foto: Los Grimaldi celebran su Día Nacional marcado por la pandemia y por la ausencia de Carlota
Los Grimaldi celebran su Día Nacional marcado por la pandemia y por la ausencia de Carlota

Ha llegado uno de los días más esperados por los monegascos, el día de su fiesta nacional. Una tradición con mucha historia que suele reunir a la familia Grimaldi al completo, con puntuales -y muchas veces, notables- ausencias. Lógicamente, el coronavirus ha hecho que sean celebraciones muy reducidas, sin la multitud que se agolpaba otros años en los alrededores tanto de la catedral como del Palacio Grimaldi. Pero los miembros más importantes de la familia no han querido ni podido faltar, ya que además, por decisión del príncipe Alberto, es también una suerte de homenaje a su padre, el príncipe Rainiero. Hasta su fallecimiento, la celebración coincidía con la onomástica del príncipe soberano que ocupara el trono. Pero su hijo quiso mantener la fecha del 19 de noviembre, en lugar del 15, como hubiera correspondido.

Un sol resplandeciente ha acompañado al día grande del principado, con unas celebraciones que comenzaban a las 10 de la mañana con el tradicional Te Deum en la catedral, a donde llegaban el príncipe Alberto, Charlène y Carolina. Dentro, esperaba ya el resto de la familia Grimaldi que asistía a la ceremonia. Es decir, los dos hijos de Carolina con sus respectivas esposas, su hija pequeña, Alexandra de Hannover, y Louis Ducruet con Marie Chevallier. Una vez más, la gran ausente ha sido Carlota Casiraghi, tal y como se esperaba, puesto que al vivir en Francia no lo tiene especialmente fácil para desplazarse hasta Mónaco. Pero también ha habido una ausencia notable en esta misa que ha sorprendido mucho, la de la princesa Estefanía.

Alberto y Charlène. (Efe)
Alberto y Charlène. (Efe)

Ha sido una nueva ocasión para volver a ver juntas a Charlène y Carolina de Mónaco, quien accedía al templo en solitario y unos metros por detrás de su hermano y su cuñada, aunque después ocupaba el lugar preferente reservado para ella junto a los príncipes. Durante este año que ha pasado desde la última edición de la Fiesta Nacional, solo han coincidido una vez, en el funeral de su prima, Elizabeth de Massy. Y es más que probable que no hubiéramos tenido una nueva imagen de las dos cuñadas si no hubiera sido por la pérdida familiar, sin molestarse en desmentir -aunque sea con gestos- que su relación no es la más idílica, como así se asegura.

Tampoco ha pasado desapercibido que tanto Carolina como Charlène han escogido un sobrio negro para sus looks, en contraste con otros años, donde el color iba más acorde con el día festivo. Una y otra han dado un ligero toque a uno y otro atuendo, pero más que discreto, con los ribetes del abrigo y el bolso en color fucsia en el caso de una y el cuello y los guantes blancos en el caso de otra. Pero también tanto Alexandra de Hannover como sus dos cuñadas, así como Marie, la esposa de Louis Ducruet, han optado por el negro para esta celebración, normalmente mucho más colorida, lo que nos hace pensar que ha sido una decisión conjunta para mostrar sus respetos por la situación sanitaria y sus víctimas.

Andrea Casiraghi, Tatiana Casiraghi, Beatrice Borromeo, Pierre Casiraghi y Alexandra de Hannover. (Cordon Press)
Andrea Casiraghi, Tatiana Casiraghi, Beatrice Borromeo, Pierre Casiraghi y Alexandra de Hannover. (Cordon Press)
Carolina de Mónaco Princesa Charlene de Mónaco Familia Real de Mónaco Alberto de Mónaco
El redactor recomienda