Joaquín y Marie de Dinamarca: la celebración de aniversario más especial en su año más difícil
  1. Casas Reales
BODAS DE COBRE

Joaquín y Marie de Dinamarca: la celebración de aniversario más especial en su año más difícil

Con motivo de sus bodas de cobre, muy celebradas en Dinamarca, la pareja ha compartido una fotografía nueva, tomada por su hija Athena

Foto: Joaquín y Marie de Dinamarca, en una imagen de archivo. (EFE)
Joaquín y Marie de Dinamarca, en una imagen de archivo. (EFE)

El 2020 va a ser un año muy difícil de olvidar para la familia real danesa. Y no solo porque el coronavirus haya marcado su agenda, como la del resto de casas reales europeas, sino por el problema de salud que tuvo el príncipe Joaquín. Un ictus que se pilló a tiempo, pero que mantuvo a toda su familia en vilo durante muchos días. Tuvo que ser operado de urgencia y la recuperación fue lenta y larga, haciendo que no pudiera incorporarse a su nuevo trabajo como agregado militar de la embajada en París cuando estaba previsto, sino un par de semanas después. Por eso, el aniversario de bodas que celebran este jueves Joaquín y Marie de Dinamarca es, probablemente, el más especial desde que se casaran en 2008.

Aunque a priori puede no cuadrarnos que estén celebrando en noviembre un acontecimiento que tuvo lugar en mayo, sí tiene sentido. Conocidas como bodas de cobre, en Dinamarca se celebran los 12 años y medio de matrimonio, una fecha que se cumple este martes. Por eso, la pareja ha querido compartir una fotografía de este aniversario en las redes sociales de la Casa Real. Una imagen en la que vemos a Joaquín y Marie abrazados y muy felices, y que además tiene mucho significado, ya que ha sido tomada por la princesa Athena, su hija pequeña, quien ya ha demostrado en alguna otra fecha señalada cuánto le gusta la fotografía.

Desde luego, ha sido un año lleno de contrastes para la pareja. Vivían su vida felices en París, donde el príncipe Joaquín estaba realizando un entrenamiento militar de alto nivel, cuando el coronavirus paralizó toda Europa. Y se hubieran quedado en Francia durante las semanas más críticas de la pandemia si no hubiera sido porque su hijo mayor, Henrik, comenzó a presentar problemas respiratorios asociados a una bronquitis asmática. Como es una afección que ha sufrido desde pequeño, la pareja prefirió trasladarse de nuevo a Dinamarca, donde podría ser tratado por los doctores que habían seguido su historial de salud desde su nacimiento. Aunque no tuvo que ser ingresado, Joaquín y Marie optaron por quedarse temporalmente en uno de los palacetes del recinto de Amalienborg durante un tiempo, hasta que fue algo más seguro retomar su vida parisina.

Unido al susto que tuvo el príncipe Joaquín en julio, esto ha hecho que no sea un año bueno para la familia en cuanto a salud se refiere. Aunque en el lado opuesto de la balanza han estado los aspectos positivos de este año, que también los ha habido. Empezando con que, gracias a la rápida reacción de Marie y a la intervención médica, el susto de Joaquín quedó solo en eso, en un susto, y las secuelas han sido mínimas. Además, no solo ha podido asumir su nuevo cargo como agregado de la embajada militar, sino que también el Parlamento danés decidió mantenerle el sueldo que cobra de las arcas públicas, un privilegio que ha sido puesto sobre la mesa y muy cuestionado en los últimos dos años y que, para su tranquilidad y la de su madre, la reina Margarita, de momento puede conservar.

El príncipe Joaquín, en una imagen de archivo. (Reuters)
El príncipe Joaquín, en una imagen de archivo. (Reuters)
Joaquín de Dinamarca Princesa Marie de Dinamarca
El redactor recomienda