El fincón del presunto testaferro del emérito en Badajoz: 192 hectáreas de dehesa ganadera
  1. Casas Reales
NEGOCIOS DE JUAN CARLOS I

El fincón del presunto testaferro del emérito en Badajoz: 192 hectáreas de dehesa ganadera

Nicolás Murga Mendoza explota la finca familiar que heredó en Barcarrota con un negocio de vacuno de raza retinta. También tiene cerdos y caballos

placeholder Foto: EL rey Juan Carlos. (Reuters)
EL rey Juan Carlos. (Reuters)

Un cortijo en pleno monte, rodeado de naturaleza, aislado de todo. Así es el refugio personal de Nicolás Murga, escolta personal del rey Juan Carlos I y su presunto testaferro. Este militar retirado ha pasado del anonimato, una condición casi imperativa para alguien que escolta al Rey, a ser un personaje público acusado en los medios de ser quien cobraba y administraba las donaciones que don Juan Carlos recibía del empresario mexicano Allen de Jesús Sanginés-Krause.

Uno de los lugares en los que Murga suele pasar su tiempo libre, abstraído del frenesí diario, es el cortijo familiar conocido como Cortijo Montarroso, tal y como ha publicado el periódico 'Hoy' de Extremadura. La finca de Montarroso cuenta con 192 hectáreas ricas en pastos. Según la misma publicación, Murga acude al lugar regularmente, igual que sus hijos.

placeholder Juan Carlos I, en un acto en Extremadura con el presidente de la Junta y la exministra Cristina Garmendia. (EFE)
Juan Carlos I, en un acto en Extremadura con el presidente de la Junta y la exministra Cristina Garmendia. (EFE)

La propiedad está a apenas seis kilómetros de Barcarrota, un pequeño pueblo de la provincia de Badajoz. Murga heredó la propiedad de su madre. Se trata de una finca en la que se eleva un edificio de 300 metros cuadrados con piscina y que está situada en plena dehesa extremeña. En los terrenos del cortijo hay vacuno, cerdos y caballos, lo que ha atraído más de una vez a la infanta Elena, destacada amazona.

Sede en Olivenza

La finca es una explotación agraria que gestiona la empresa Dehesa de Montarroso y Barroco SC, de la que Murga es el único socio y administrador. La sociedad se dedica a la “producción agrícola combinada con la producción ganadera” y tiene su sede en Olivenza, en la provincia de Badajoz. Murga Mendoza cuenta allí con ganado vacuno de raza retinta, una de las más apreciadas en la zona.

Foto: Funeral por la infanta Alicia de Borbón-Parma. (EFE)

Aunque el negocio, por sus características, no tiene la obligación de presentar cuentas públicas, sí que podemos saber, según el Registro Mercantil, que la empresa no tiene impagos y que funciona como un reloj. Hubo un tiempo en que la casa estuvo arrendada a una familia de Barcarrota, según el diario ‘Hoy’, y en la actualidad la finca la gestiona directamente la familia Murga.

placeholder Unas vacas en una dehesa de Extremadura. (Foto cedida por AGELinkDREX)
Unas vacas en una dehesa de Extremadura. (Foto cedida por AGELinkDREX)

Este paraje natural, situado en la carretera que une Barcarrota con Táliga, un lugar al que había ido tanto el rey Juan Carlos como su primogénita, la infanta Elena, es ahora el refugio de un hombre que ha salido del anonimato cuando menos lo esperaba.

Rey Don Juan Carlos
El redactor recomienda