Primicia: Comunicado de Camilla de Borbón tras la última decisión judicial sobre la guerra familiar
  1. Casas Reales
HERENCIA POLÉMICA

Primicia: Comunicado de Camilla de Borbón tras la última decisión judicial sobre la guerra familiar

En unas palabras enviadas a Vanitatis, la esposa de Carlos de Borbón-Dos Sicilias explica la reciente sentencia judicial y confirma que recurrirá la decisión de los tribunales

Foto: Camilla y Carlos de Borbón-Dos Sicilias. (Getty)
Camilla y Carlos de Borbón-Dos Sicilias. (Getty)

Les contábamos hace pocas semanas en Vanitatis la guerra familiar abierta, desde hace años, entre Camilla Crociani, esposa de Carlos de Borbón-Dos Sicilias, y su hermana Cristiana. Un cisma familiar que se originó con motivo de la herencia del patriarca, el industrial italiano Camillo Crociani. Al morir, en 1980, contaba con una inmesa fortuna que dejó a su mujer, Edoarda, quien, además de hacerse cargo de los negocios de su marido, decide en 1987 establecer un fondo fiduciario para sus dos hijas, que debía repartirse a partes iguales. Una decisión aparentemente justa para ambas hermanas, pero que fue el origen del conflicto judicial hace una década. Un conflicto del que acabamos de conocer las novedades, nada positivas para Camilla, que nos ha hecho llegar su reacción.

Antes de las novedades, quizá conviene explicar el contexto. Cristiana decidió llevar a los tribunales tanto a su madre como a su hermana, la duquesa de Castro, a las que acusó de estar conspirando para dejarla sin su parte de la herencia y de haber desviado cerca de 200 millones del fondo fiduciario para beneficiar a Camilla. Por supuesto, las acusaciones han sido negadas en todo momento por Edoarda y su hija mayor, alegando que no había sido sino un error de la entidad financiera en la que estaba depositado el fondo fiduciario, el BNP Paribas Jersey Trust Corporation, una subsidiaria del conocido banco francés. Según fuentes familiares, fue la propia entidad la que les dio las indicaciones oportunas sobre los pasos a seguir para manejar la fortuna, una vez que Cristiana decidió reclamar su parte, alentada y apoyada por la familia de su marido, el empresario Nicholas Delrieu.

placeholder Camilla y Carlos de Borbón-Dos Sicilias, en una imagen de archivo. (EFE)
Camilla y Carlos de Borbón-Dos Sicilias, en una imagen de archivo. (EFE)

Las mismas fuentes aseguran que Edoarda Crociani se ha llegado a gastar hasta 30 millones de euros en abogados para liberarse de las graves acusaciones por las que la denunció su hija y que, según estas fuentes, son exclusivamente responsabilidad de la entidad bancaria. Y ahora, con su madre desvinculada de la supuesta maniobra que denuncia Cristiana, la atención se ha dirigido a Camilla, a la que se ha acusado de desacato al tribunal. El motivo, no querer desvelar información sobre el paradero de esos 200 millones presuntamente desviados. Una información que la duquesa de Castro afirma no tener, lo que no ha evitado que la Corte de Jersey le imponga una multa de 2 millones de euros por no proporcionarla.

Una decisión judicial con la que, por supuesto, la perjudicada no está de acuerdo. Camilla ha mostrado además su total indignación con la entidad financiera, a la que considera absolutamente responsable del problema, tal y como podemos leer en el comunicado enviado a Vanitatis y que reproducimos a continuación.

A la Princesa Camilla de Borbón le ha sido notificada la sentencia dictada este martes, 22 de Diciembre, por la Jersey Royal Court en lo que parece ser una nueva manipulación de las leyes orquestada por el Grupo BNP Paribas y destinada a empañar su reputación.
De hecho, y de acuerdo con la sentencia de la Jersey Royal Court de 11 de Septiembre de 2017, BNP Paribas Jersey Trust Corporation ha sido declarada culpable al haber transferido ilegalmente varios activos financieros del fideicomiso creado en 1987 por Doña Edoarda Crociani violando los derechos de sus beneficiarios. La subsidiaria del primer banco francés ha sido condenada a reponer todos los activos del fideicomiso familiar por un valor de más de 100 millones de libras.
A dia de hoy, BNP Paribas Jersey Trust Corporation corre oficialmente el riesgo de que el Tribunal Supremo del Reino Unido le condene a pagar 125 millones de libras a las dos hijas de la Princesa Camilla.
La Princesa Camilla de Borbón desea puntualizar que nunca ha sido juzgada y ni siquiera acusada en este procedimiento judicial por la Jersey Royal Court y quiere denunciar las maniobras engañosas de desestabilización llevadas a cabo por el Grupo BNP Paribas que, de hecho, ha sido declarado culpable de traicionar la confianza de la familia Crociani. Para ello, el Grupo BNP Paribas ha redoblado su presión, incluida la de obtener bajo coacción judicial información relativa a los bienes de Doña Edoarda Crociani, al tiempo que ha multiplicado toda clases de acciones legales al objeto de desestabilizar y dañar la imagen de su excliente y su familia.
Entendiendo que han sido engañadas por BNP Paribas Jersey Trust Corporation, bajo la apariencia de una reestructuración del fideicomiso, Doña Edoarda Crociana y la Princesa Camilla de Borbón no han tenido más opción que presentar en 2018 una querella criminal ante los Juzgados de Primera Instancia de Mónaco contra el Grupo BNP Paribas y sus directivos por abuso de confianza, falsificación, estafa y encubrimiento por grupo organizado. El caso se encuentra actualmente bajo investigación.
La sentencia del martes 22 de Diciembre debe ser considerada, obviamente, como un nuevo episodio en la estrategia de agotamiento judicial llevada a cabo por el Grupo BNP Paribas contra la Princesa Camilla de Borbón para exonerar a su subsidiaria BNP Paribas Jersey Trust Corporation de la dura sentencia dictada contra ella en 2017.
La Princesa Camilla de Borbón apelará la condena por desacato al Tribunal.

Desde sus representantes en España, Camilla quiere puntualizar, además, que todo lo que explica en este comunicado se puede demostrar con documentación y remarca que la decisión judicial no es firme, lo que no le deja ninguna duda sobre el proceso que va a iniciar para recurrir la sentencia emitida por la Corte Real de Jersey. Así que parece que esta guerra familiar entre las hermanas Crociani, que lleva desarrollándose en los tribunales de Jersey y Mónaco desde 2017, está muy lejos de terminar. Al menos, por parte de la duquesa de Castro, quien está dispuesta a ir hasta el final para limpiar su nombre y el de su madre y zanjar la polémica que las persigue, según la familia, por confiar en las indicaciones de la entidad bancaria.

placeholder Camilla, junto a su marido, sus hijas y su madre, en una imagen de archivo. (Reuters)
Camilla, junto a su marido, sus hijas y su madre, en una imagen de archivo. (Reuters)
Duque de Castro
El redactor recomienda