Un nuevo escándalo para Isabel II: un familiar acusado de asalto sexual en el castillo de la reina madre
  1. Casas Reales
familia real británica

Un nuevo escándalo para Isabel II: un familiar acusado de asalto sexual en el castillo de la reina madre

Simon Bowes-Lyon se enfrenta a una pena de hasta cinco años de cárcel tras admitir un violento intento de abuso

Foto:  Más problemas para Isabel II. (Getty)
Más problemas para Isabel II. (Getty)

El decimonoveno conde de Strathmore y Kinghorne es el protagonista del último y sórdido escándalo en sacudir la ya agitada vida de la familia real británica. Al revuelo organizado por el Megxit, las acusaciones que rodean al príncipe Andrés y la mala imagen que está ofreciendo de ellos la última temporada de 'The Crown', se suma ahora la posible condena a Simon Bowes-Lyon por asalto sexual. Un nuevo dolor de cabeza para Isabel II.

"El primo depredador de la reina" –su padre era en realidad sobrino nieto de la reina madre–, como le califican en los medios ingleses, se enfrenta a una pena que podría llegar hasta los cinco años de prisión después de ser autor de un violento ataque sexual en su mansión ancestral del castillo de Glamis, en Escocia, donde su familia ha residido desde 1372.

Simon Bowes-Lyon, al fondo a la derecha, en el cortejo fúnebre de la reina madre. (Getty)
Simon Bowes-Lyon, al fondo a la derecha, en el cortejo fúnebre de la reina madre. (Getty)

Bowes-Lyon, de 34 años y que se describió ante la policía en el momento de su detención como "un granjero", admitió ante un tribunal de Dundee haber entrado de madrugada y por la fuerza en la habitación donde dormía la víctima, una mujer de 26 años que no ha sido identificada por razones legales, para después agarrarle los pechos, tirar de su camisón y empujarla contra la pared en un asalto que duró más de 20 minutos.

Foto: El príncipe Andrés, en una imagen reciente. (Getty)

Tras su declaración sobre los hechos que tuvieron lugar en febrero del año pasado, el juez ordenó ponerle en libertad bajo fianza e incluirle en el registro de delincuentes sexuales, ya que la sentencia se ha aplazado de momento.

 Margaret Thatcher y la reina madre, en 1980. (Getty)
Margaret Thatcher y la reina madre, en 1980. (Getty)

Según se pudo escuchar durante el juicio, el terrateniente, que caminó detrás del príncipe Guillermo en el cortejo fúnebre de la reina madre –nacida Elizabeth Angela Marguerite Bowes-Lyon y que pasó su infancia en el castillo donde tuvieron lugar los hechos– cuando tenía 15 años, en el momento en que la víctima rechazó sus avances, él la calificó de "persona grosera, mala y horrible" y le recalcó que no podía decirle qué hacer en su propia casa.

Ella finalmente se las arregló para sacarlo de la habitación y pudo pedir ayuda a otros huéspedes. Pese a todo, Bowes-Lyon intentó entrar en la habitación de nuevo y otro hombre tuvo que acudir de nuevo en su ayuda. Esa persona declaró que la víctima estaba "muy afectada" tras el incidente y que cuando fue a pedir explicaciones al acusado, este ya se había dormido. La mujer abandonó el castillo a la mañana siguiente y denunció lo ocurrido ante la policía.

 El castillo de Glamis. (Getty)
El castillo de Glamis. (Getty)

El aristócrata ha emitido un comunicado disculpándose por sus acciones asegurando que está "profundamente avergonzado" y que "el alcohol no es excusa" para justificar su comportamiento.

Conocido en Inglaterra por su afición a los deportivos de lujo y por sus escapadas con más de una estrella de televisión, Bowes-Lyon fue elegido uno de los solteros más cotizados del país por la revista 'Tatler' en 2019.

Isabel II Familia Real Británica
El redactor recomienda