Patrimonio Nacional no da para todo: barra libre para Juan Carlos mientras pide más presupuesto
  1. Casas Reales
DINERO

Patrimonio Nacional no da para todo: barra libre para Juan Carlos mientras pide más presupuesto

El organismo, dependiente del Ministerio de Presidencia, se queja en documentos oficiales de que hace falta más dinero para modernizar equipamientos y el Museo de Colecciones Reales

placeholder Foto: El rey Juan Carlos, en una foto de archivo. (Getty)
El rey Juan Carlos, en una foto de archivo. (Getty)

En la literatura que acompaña a las frías cuentas de los Presupuestos Generales del Estado (PGE), Patrimonio Nacional señalaba hace pocos meses que si hay algo que no tiene para afrontar sus muchos proyectos es holgura económica. De hecho, entre sus prioridades se encuentra explorar vías de financiación a través del alquiler de algunos de sus inmuebles vacíos o en el patrocinio privado. La institución no da para mucho más, ahora que por fin se acerca la apertura de su ambicioso proyecto museístico, el Museo de Colecciones Reales, y sin embargo estos días ha sido noticia porque sus arcas sufragan las nóminas y los desplazamientos de los tres asistentes con los que cuenta el rey Juan Carlos en Emiratos Árabes.

Fue elDiario.es quien desveló que el coste de estos tres salarios corre a cargo de Patrimonio, un organismo dependiente del Ministerio de la Presidencia. Juan Carlos de Borbón cuenta en Abu Dabi con tres ayudantes de cámara, es personal de libre designación que ejerce labores de asistencia al exjefe del Estado y que se organiza por turnos mensuales. Patrimonio no solo abona las nóminas de estos trabajadores, también paga sus desplazamientos. El Ministerio del Interior, por su parte, sufraga los del personal de seguridad que protege al Rey en el país asiático, aunque los detalles son confidenciales.

Foto: La infanta Elena y don Juan Carlos, en una imagen de archivo. (CP)

Patrimonio Nacional es un organismo público que tiene una doble función: apoyar a la Jefatura del Estado para la alta representación que la Constitución y las leyes le atribuyen, y la puesta a disposición de los ciudadanos del ingente patrimonio histórico-artístico de la Corona a través de su uso con fines culturales, científicos y docentes. Cuenta con una ley específica que lo regula. Estos días, Eldiario.es también ha informado que este organismo pagó las nóminas de la tripulación del 'Fortuna' y se ocupa del mantenimiento de las tres piscinas de Zarzuela, entre otros gastos relacionados con su función primordial.

placeholder El rey Juan Carlos y la reina Sofía, en el Palacio Real. (EFE)
El rey Juan Carlos y la reina Sofía, en el Palacio Real. (EFE)

En el Plan de Actuación 2017-2021 que se incluye en los nuevos PGE, la institución establece como objetivos estratégicos para este cuatrienio la puesta en marcha del Museo de las Colecciones Reales; la reorganización y adaptación de la entidad al nuevo régimen jurídico del Sector Público; la mejora de la infraestructura operativa de apoyo a la Corona; el refuerzo de las actuaciones de conservación y restauración de los bienes inmuebles y muebles de carácter histórico-artístico y de los espacios naturales; el desarrollo de un plan de rehabilitación y gestión comercial de los bienes inmuebles susceptibles de explotación económica en 2021; el desarrollo de una política de patrocinio, y seguir reforzando los ingresos por entradas y número de visitantes. Todos objetivos ambiciosos para los que no sobra el dinero.

"El Museo de Colecciones Reales, construido en el complejo del Palacio Real de Madrid como remate de la cornisa que se abre al Campo del Moro desde la explanada de la Almudena, constituye el proyecto de Estado más importante de la política museística de las últimas décadas en España", explican. El futuro museo (abrirá en 2022 previsiblemente) mostrará "con el máximo nivel de excelencia" los mejores fondos históricos y artísticos "que encarnan la más alta representación de la monarquía y, por ende, de la historia de España". "Está previsto que se convierta en el centro nuclear de las Colecciones Reales en lo referido a investigación, conservación, política expositiva, depósitos y préstamos".

Pero para hacerlo bien, advierten, se necesitará de recursos extra. "Tras el largo y complejo proceso de construcción del edificio se prevé que, previsiblemente en 2022, abrirá al público el museo. Ello requiere de la dotación de los medios humanos y materiales necesarios, sin merma de la de los restantes bienes y espacios integrantes del Patrimonio Nacional".

De hecho, la apertura del museo "y el consiguiente estudio y reordenación de las colecciones" están suponiendo ya "un gran esfuerzo de conservación y restauración, pero, en lo sucesivo, deberán reforzarse los medios con que cuenta actualmente su conservación, estudio y difusión, dada la nueva, compleja y dinámica forma de gestión integral de aquellas que plantea ese Museo", se puede leer en otro fragmento de la memoria.

Foto: Los reyes Felipe y Letizia. (Casa del Rey)

En el marco de un cambio de modelo en todo el Sector Público en el que antes se sufragaba todo con recursos propios y ahora se tiende a la externalización de medios y servicios, Patrimonio asegura que "es urgente redefinir el modelo de adscripción de medios personales y de obtención de recursos financieros para cumplir adecuadamente las funciones y servicios del Organismo".

Incluso va más allá. La memoria llega a definir como "compleja" la situación del organismo, lo que se pone de manifiesto en una triple dimensión: "económica, ya que el presupuesto disponible es insuficiente para el mantenimiento, restauración y difusión de sus bienes, y el funcionamiento ordinario de sus servicios de recursos humanos, puesto que la plantilla actual no está cubierta y requiere, además, una significativa reordenación; y de régimen jurídico de actuación".

placeholder Una audiencia de Felipe VI en el palacio de El Pardo, gestionado por Patrimonio. (EFE)
Una audiencia de Felipe VI en el palacio de El Pardo, gestionado por Patrimonio. (EFE)

Hay que recordar que el "complejo, extenso y excepcional conjunto de bienes inmuebles de carácter histórico-artístico que gestiona el Patrimonio Nacional" se extiende a lo largo de seis comunidades autónomas. "La superficie estimada que ocupan los edificios históricos sobre la que se va a intervenir es de 770.000 m2, que supone un volumen de 3.500.000 m3". Pero además el organismo es responsable de la gestión de los jardines históricos radicados en cada uno de los Reales Sitios. Y también se ocupa "de la gestión de veintidós mil hectáreas de parques y montes, que incluyen los bosques de La Herrería y Riofrío y el Monte de El Pardo, que albergan múltiples especies (gamos, ciervos, jabalíes, corzos y todo tipo de aves, algunas en peligro de extinción como el águila imperial)".

Foto: El rey Juan Carlos, en una foto de archivo. (Limited Pictures)

Parece mucho trabajo y lo es. Hace tiempo que Patrimonio busca otras vías de financiación para poder hacer frente a todo. Están trabajando en dos objetivos principalmente. Uno, conseguir rentabilizar los edificios vacíos que tienen. "Es necesario abordar, con carácter integral, una estrategia para lograr una mayor y más eficiente gestión inmobiliaria con vistas a obtener un mayor rendimiento económico y mejorar el grado de autofinanciación del Patrimonio Nacional", señalan. Por otro, el patrocinio privado, que ha sido bastante "débil" hasta la fecha. "Para el periodo que abarca el Plan de Actuación se plantea el objetivo de obtener con carácter recurrente 2 millones anuales, como mínimo, de patrocinio a partir de 2021, consiguiendo así una mayor financiación de las finalidades culturales del Patrimonio Nacional".

En total, cuentan con 108,91 millones de euros al año, según las nuevas cuentas públicas. Significa una bajada de un 7,2% respecto al presupuesto anterior (114 millones), pero hay que recordar que se han desligado de sus presupuestos los consignados a los Reales Patronatos.

Rey Don Juan Carlos