El extraño hermetismo de la Casa Real de Noruega por la nueva baja de Harald
  1. Casas Reales
HAAKON REGENTE

El extraño hermetismo de la Casa Real de Noruega por la nueva baja de Harald

Aunque la información de que el monarca se encuentra de baja por enfermedad ha llegado por fuentes oficiales, la Casa Real ha sido hermética sobre las posibles causas de la dolencia

Foto: El rey Harald, durante el discurso de Año Nuevo. (EFE)
El rey Harald, durante el discurso de Año Nuevo. (EFE)

Una vez más, tenemos que hablar de la delicada salud de Harald de Noruega. Si hace unos meses era hospitalizado por problemas respiratorios y unas semanas después era operado de corazón, ahora hay que hablar de una dolencia en la pierna que le va a tener de baja al menos hasta este domingo. La diferencia es que, en esta ocasión, aunque también ha llegado por fuentes oficiales, la Casa Real ha mostrado mucho más hermetismo del habitual y ha preferido no dar más explicaciones sobre si se debe a una lesión reciente o es por algún problema que arrastra del pasado.

Y la ausencia de información ha extrañado bastante a la prensa del país, puesto que la Casa Real siempre suele explicar con detalle todo sobre el estado de salud de Harald, como ya sucedió con la reciente operación de corazón, en la que se supo cuál era el problema, el tipo de intervención e incluso el equipo técnico con el que se iba a realizar la cirugía. Algunos medios dan por hecho que puede ser algo que arrastre de lesiones antiguas, ya que fue herido en un pie durante su tiempo en el ejército. Eso ha hecho que a veces se le vea cojeando o caminando con un bastón, además de también estar unos días de baja en 2018 por lo mismo que esta vez, un dolor en la pierna.

placeholder El rey Harald, en una imagen reciente, caminando con bastón. (Reuters)
El rey Harald, en una imagen reciente, caminando con bastón. (Reuters)

Eso sí, se da por hecho que no es algo demasiado grave, puesto que serán solo unos días de ausencia y, si todo va según lo previsto, el rey Harald ya tiene marcada una audiencia en su agenda oficial. Como es habitual en estos casos, el príncipe Haakon ya ha asumido las funciones de su padre, actuando de regente. Una situación que en el último año ha sido más que frecuente. Acabábamos el 2019 con el monarca en el hospital por un virus y empezábamos el 2020 con él en el mismo lugar, aunque esa vez debido a unos mareos. Los problemas respiratorios y la posterior operación a la que se sometió en septiembre son solo el final de una larga lista de problemas de salud, que incluyen hasta un cáncer de vejiga que se le detectó en 2003.

placeholder El rey Harald, en una imagen de archivo. (Reuters)
El rey Harald, en una imagen de archivo. (Reuters)

Pero a pesar de su avanzada edad y de estos problemas de salud, de los que los noruegos están bastante pendientes, no tiene intención ninguna de abdicar en favor de su hijo, tal y como él mismo aseguró hace algo más de un año en una entrevista a la publicación 'Dagens Næringsliv', una de las más importantes del país escandinavo. Y es que, al contrario de lo que sucede en Países Bajos o Luxemburgo, donde sí hay tradición de abdicar, en Noruega el rey suele serlo hasta el día de su muerte. Así que será muy difícil que veamos pronto -al menos por su propia voluntad- a Haakon y Mette-Marit convertidos en reyes.

Harald de Noruega
El redactor recomienda