El beso 'final': un año de la última foto de don Juan Carlos con Felipe y Letizia
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL ESPAÑOLA

El beso 'final': un año de la última foto de don Juan Carlos con Felipe y Letizia

Nada hacía sospechar entonces lo que pasaría tan solo unas semanas después. Y no hablamos del coronavirus

placeholder Foto: El rey Felipe saluda a su padre en presencia de la Reina y las Infantas. (EFE)
El rey Felipe saluda a su padre en presencia de la Reina y las Infantas. (EFE)

29 de enero de 2020. 12:00 horas de la mañana. Se celebra en el Real Monasterio de El Escorial el funeral por la infanta Pilar, fallecida el 8 de enero a los 83 años víctima de un cáncer. Aunque la duquesa de Badajoz dejó estipulado que quería ser incinerada y descansar junto a su marido, Luis Gómez-Acebo, se decide celebrar en su honor unas exequias en el mismo lugar en el que están enterrados la mayoría de reyes y reinas de la monarquía española, así como su familia.

La ceremonia es presidida por los Reyes de España y a ella acuden desde los miembros más cercanos a la infanta como representantes de otras casas reales, como Beatriz de Holanda o Carlos de Habsburgo. Siguiendo el protocolo, don Felipe y doña Letizia son los últimos en llegar y saludan a las puertas del templo a los cinco hijos de la difunta. Una vez en la iglesia se acercan a don Juan Carlos y doña Sofía, y los saludan ambos con un beso en la mejilla ante la mirada de las infantas Elena y Cristina, esta última más que acostumbrada a reaparecer únicamente en actos de carácter fúnebre.

placeholder Funeral de la infanta Pilar. (EFE)
Funeral de la infanta Pilar. (EFE)

Nada hacía sospechar entonces lo que pasaría tan solo unas semanas después. Y no hablamos del coronavirus, con importante presencia en China ya en aquel momento, que hubiera imposibilitado esta multitudinaria despedida a la duquesa de Badajoz. Nos referimos a la situación familiar que atraviesa ahora el rey Juan Carlos. Aquel beso que su hijo le dio el 29 de enero de 2020, hace ahora un año, es más que probable que nunca vuelva a repetirse, al menos en público.

Cuarenta y seis días después de ese último beso, alrededor de un mes y medio, la relación entre padre e hijo se rompe para siempre. Don Felipe decide hacer público un comunicado en el que no solo se desliga por completo de las actividades financieras de su progenitor; también renuncia a la herencia de este y le retira la asignación anual con la que contaba hasta entonces.

Ni el propio Juan Carlos, que se mostraba muy apenado y desmejorado en el último adiós a su hermana mayor, podría imaginarse que tan solo un año después ni siquiera estaría viviendo en España. Fue el 3 de agosto cuando el emérito comunicó que había decidido dejar nuestro país y, tras especulaciones, se confirmaba que se había establecido en Abu Dabi, concretamente en el exclusivo hotel Emirates Place.

Desde entonces, el que fuera jefe del Estado ha regularizado su situación con Hacienda y, poco a poco, todas las cuestiones judiciales contra él han ido perdiendo fuerza. Su único deseo ahora es volver a España y, quizás, poder repetir esa imagen: la de un padre recibiendo un cálido beso de su hijo.

placeholder Los Reyes eméritos. (EFE)
Los Reyes eméritos. (EFE)

Rey Don Juan Carlos