De Kate Middleton a Isabel II: los vestidos de novia reales más caros de la historia
  1. Casas Reales
BLANCAS Y RADIANTES

De Kate Middleton a Isabel II: los vestidos de novia reales más caros de la historia

En espera de que este 2021 nos regale alguna boda real, recordamos algunos de los emblemáticos diseños que han lucido las royals..., precio incluido

placeholder Foto: Kate Middleton, el día de su boda. (Getty)
Kate Middleton, el día de su boda. (Getty)

Mira que nos gusta una boda real, pero llevamos un tiempo de cierta sequía y las echamos de menos… Despedimos el 2020 con el enlace sorpresa del príncipe Philippos de Grecia y la heredera suiza Nina Flohr en Saint-Moritz, y este 2021 nos esperan algunos 'sí, quiero', siempre que la situación de la pandemia del covid lo permita… Entre ellos, el del gran duque Jorge de Rusia y Rebecca Bettarini, y los de Teresa y Gisela de Liechtenstein, hijas del príncipe Michael de Liechtenstein.

En espera de poder lucir la pamela virtual para asistir a estos enlaces y comentar los looks nupciales, hacemos un repaso de los vestidos más caros e impresionantes de las bodas reales. Aquí nos damos cuenta de que los tiempos han cambiado y actualmente las novias royal son un poquito más comedidas que antaño... Por ejemplo, Nina Flohr, la ya esposa de Philippos de Grecia se casó con un outfit firmado por Chanel, cuyo precio rondaba los 12.000 euros. Algo bastante asequible si tenemos en cuanto lo que costaron otros que os vamos a recordar en este viaje al pasado.

En 1945, Isabel II se casaba con el duque de Edimburgo. La reina le encargó el diseño a su modisto de cabecera, Norman Hartnell, que, ayudado por 25 costureras y 10 bordadores, confeccionó un vestido de seda, adornado con perlas y strass y con una cola de 4,5 metros de largo. Costó cerca de 34.000 euros de la época, todo un dineral. Un desembolso quizá comparable a los 278.000 euros que invirtió Kate Middleton para entrar a formar parte de la familia real británica gracias a su boda con el príncipe Guillermo de Inglaterra. La hoy duquesa de Cambridge confió en la diseñadora Sarah Burton, directora creativa de Alexander McQueen, para el gran día… y no escatimó en gastos. Su vestido tenía 58 botones cubiertos de gazar, y las mangas y la espalda de encaje, tejido que fue hecho a mano por la Royal School of Needlework. Una cola de casi tres metros completaba el espectacular diseño con el que Kate deslumbró al mundo el 29 de abril de 2011.

placeholder La boda de Kate Middleton y el príncipe Guillermo. (Reuters)
La boda de Kate Middleton y el príncipe Guillermo. (Reuters)

Su cuñada, Meghan Markle, también recurrió a una conocida firma, Givenchy Alta Costura, para darle el 'sí, quiero' al príncipe Harry. Sin embargo, ella se gastó casi la mitad y optó por un vestido más minimal… Confeccionado en cadi de seda, con escote barco, cuerpo ceñido y falda de vuelo, la novia pagó, según los medios británicos, unos 122.000 euros por el diseño. El velo de tul de seda escondía un mensaje: sus flores bordadas representaban la flora de los 53 países de la Commonwealth.

placeholder Meghan y Harry, recién casados. (Reuters)
Meghan y Harry, recién casados. (Reuters)

Otra princesa que tiró la casa por la ventana el día de su boda fue Eugenia de York. Su vestido de Peter Pilotto costó 222.000 euros, ahí es nada. El tejido se confeccionó especialmente para el traje, que incorporaba símbolos importantes para la novia: el cardo de Escocia (Balmoral es uno de los lugares preferidos de la princesa), el trébol de Irlanda (país originario de la familia Ferguson) y la rosa de York y la hiedra. ¿Detalle atrevido? El escote en la espalda que dejaba ver la cicatriz de Eugenia a causa de una operación de escoliosis.

placeholder Eugenia de York, al entrar en la iglesia. (Reuters)
Eugenia de York, al entrar en la iglesia. (Reuters)

Su madre, Sarah Ferguson, había sido un poco más comedida en su enlace con Andrés de Inglaterra, en 1986. El precio del vestido, obra de Lindka Cierach, fue de 38.000 euros aproximadamente. Nada que ver con el despliegue de la gran boda británica: la de Carlos de Inglaterra y Diana Spencer unos años antes, en 1981. El look de la novia ha pasado a la historia por su espectacularidad: confeccionado con tafetán de seda y encaje, y decorado con bordados a mano, lentejuelas y 10.000 perlas. ¿Cuánto costó? Unos 168.000 euros aproximadamente.

placeholder Carlos y Diana, saliendo de la catedral de San Pablo. (Cordon Press)
Carlos y Diana, saliendo de la catedral de San Pablo. (Cordon Press)

Y cerramos este repaso con la otra cara de la moneda, la novia royal más austera, pero no por ello menos deslumbrante. Y no es otra que doña Letizia y su vestido de Manuel Pertegaz, por el que se pagaron 6.000 euros. ¡Cómo olvidar aquel 22 de mayo de 2004 al ver llegar a la entonces Princesa a la catedral de la Almudena de Madrid en un día lluvioso! Su diseño nupcial en blanco roto tenía bordados en hilo de plata y oro patinado, además de una cola de 4,5 metros con un perímetro de 16 metros.

Isabel II Kate Middleton Meghan Markle Diana de Gales
El redactor recomienda