Marie-Christine, tía del rey Felipe de Bélgica, cumple 70: violación, desaparición y ruina
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL DE BÉLGICA

Marie-Christine, tía del rey Felipe de Bélgica, cumple 70: violación, desaparición y ruina

Huyó de la familia real hace más de 40 años y estuvo 13 desaparecida. En 2004 publicó unas explosivas memorias

placeholder Foto: Felipe y Matilde de Bélgica, en una imagen de archivo. (Getty)
Felipe y Matilde de Bélgica, en una imagen de archivo. (Getty)

Este sábado 6 de febrero cumple 70 años la princesa Marie-Christine de Bélgica, uno de los miembros más desconocidos de la familia real de este país. Primera hija del rey Leopoldo III y la princesa Lilian, es hermanastra del rey Alberto II y, por lo tanto, la tía del rey Felipe de Bélgica.

Hace más de 40 años decidió romper todos los lazos familiares. Partidaria de la abolición de la monarquía en Bélgica, nunca se sintió cómoda encarnando un papel dentro de la Casa Real.

[LEA MÁS. El libro de la polémica: ¿investigó el príncipe Laurent posibles delitos de su padre?]

Se fue a Estados Unidos y se ganó el apodo de 'la princesa desaparecida'. Nadie supo dónde ni cómo se encontraba hasta que en el año 2007 concedió una entrevista al diario 'Laatste Nieuws'. Fue la última noticia que se tuvo de ella.

placeholder Marie-Christine de Bélgica, en una captura de vídeo durante su entrevista en 2007.
Marie-Christine de Bélgica, en una captura de vídeo durante su entrevista en 2007.

Pero 13 años después de esta fugaz aparición, el mismo medio para el que habló descubrió su paradero. En noviembre de 2019, 'Laatste Nieuws' desveló que Marie-Christine de Bélgica vivía en Sequim, un pueblo de menos de 7.000 habitantes perdido en medio del desierto de Washington, Estados Unidos.

Su hermana, Esmeralda de Bélgica, confesó entonces a este medio que ella había sido la única que había tratado de mantener contacto con Marie-Christine a lo largo de todos estos años. "Marie-Christine no quiere mantener ningún contacto ni con la familia ni con los amigos del pasado. Es su elección. Dice que tiene una nueva vida. Me pone triste, pero respeto su decisión. Lo intenté durante 4 años, pero ella realmente no quiere y no puedo obligarla", dijo.

En Sequim, Marie-Christine de Bélgica y su esposo, Jean-Paul Gourgues, parecían haber encontrado su felicidad. En 2009 compraron una casa de tres habitaciones por 325.000 dólares. Los alrededores de la vivienda poseen una magnífica vista de las montañas y bosques.

placeholder La princesa Esmeralda de Bélgica, en una imagen de archivo. (EFE)
La princesa Esmeralda de Bélgica, en una imagen de archivo. (EFE)

En 2004, Marie.Christine publicó unas explosivas memorias. En ellas, relató una infancia marcada por las ausencias de su padre y la crueldad de su madre Lilian, segunda esposa del monarca. La princesa contó un traumático episodio vvivido a los 18 años, cuando tras un baile aseguró haber sido violada por uno de sus primos. Según su versión, Lilian trató de encubrir los hechos y la encerró durante dos meses en su habitación.

Marie-Christine relata que cayó en una espiral de vida nocturna y alcohol. Una familia amiga de sus padres la acogió en Toronto (Canadá) a los 29 años para tratar de encauzar su vida lejos de la realeza.

Estos motivos de la huida de la princesa, que residían en traumas infantiles y una complicada relación con sus padres, también fueron relatados por el periodista Mario Daneels, el mismo que en junio de 2020 también hizo saltar las alarmas por los supuestos problemas de ludopatía de Jean-Paul Gourgues.

placeholder El rey Felipe de Bélgica, en una imagen de archivo. (Getty)
El rey Felipe de Bélgica, en una imagen de archivo. (Getty)

Daneels aseguró en la revista 'Story' que Marie-Christine de Bélgica estaba siendo manipulada por su marido. Una amiga de la princesa aseguró al periodista que el esposo era adicto al juego y que había dilapidado gran parte del patrimonio de su mujer.

Según las fuentes consultadas por el periodista en aquel momento, Jean-Paul tenía antecedentes penales y estaba prohibiendo a la princesa tener contacto con el mundo exterior.

Familia Real de Bélgica
El redactor recomienda