La cruzada del conde de París para recuperar las propiedades del último rey de Francia
  1. Casas Reales
FRANCIA

La cruzada del conde de París para recuperar las propiedades del último rey de Francia

Jean de Orleans, heredero de la extinta monarquía francesa, pide un millón de euros a la fundación estatal encargada de gestionar el patrimonio de su familia

placeholder Foto: Jean de Orleans. (Cortesía)
Jean de Orleans. (Cortesía)

El conde de París se embarca en una nueva cruzada judicial. Jean de Orleans, que se presenta como el heredero de la extinta monarquía en Francia, vuelve a dar que hablar en su país. El descendiente de uno de los hermanos de Luis XVI ha denunciado a una fundación estatal para que lo indemnice con un millón de euros y cinco bienes inmuebles de gran valor. Entre los que hay joyas del patrimonio francés como la capilla real de Dreux o el castillo de Amboise. Unas propiedades que nunca pertenecieron al conde de París, pero de las que se considera “el heredero”, aseguró su abogado.

Según ha informado el diario 'Le Parisien', Jean de Orleans ha denunciado ante el Tribunal de Gran Instancia de París a la Fundación Saint-Louis. Este organismo público, tutelado por el Ministerio del Interior, se encarga de gestionar la herencia de Luis Felipe de Orleans, el último monarca francés que reinó entre 1830 y 1848. Aunque Jean de Orleans, también emparentado con los Borbones españoles, es el presidente de honor de esta fundación —creada por su abuelo—, las disputas con su comité directivo resultan constantes.

placeholder El conde de París, con su mujer y dos de sus hijos. (Reuters)
El conde de París, con su mujer y dos de sus hijos. (Reuters)

En septiembre, el conde de París abandonó la casa Phildor, situada en medio de una finca real en Dreux, a unos 80 kilómetros al oeste de la capital francesa. Había vivido allí de manera gratuita desde 2011. Pero los responsables de la fundación le exigieron regular su situación con un contrato de alquiler. Lo que Jean consideró una ofensa. Y decidió hacer las maletas junto con su mujer, la aristócrata austriaca Filomena, y sus cinco hijos. “No es ni un exilio ni una huida. Pongo simplemente a mi familia a resguardo durante el tiempo necesario para arreglar la situación”, dijo entonces al diario local 'L’Echo Republicain'.

Cuatro meses después, el conde de París intenta tomarse su revancha. Ha denunciado ante la justicia a la Fundación Saint-Louis para que le concedan sus bienes. Está previsto que el litigio empiece a dirimirse en los tribunales en mayo. Si los jueces le dan la razón, se haría con la propiedad de la capilla real de Dreux, un monumento neogótico donde se halla la necrópolis de los miembros de la casa de Orleans. Pero también lograría el control del castillo de Amboise. Es decir, de uno de los castillos del Loira más famosos que perteneció al rey Luis Felipe hasta 1848, cuando se lo apropió el Estado francés.

placeholder El castillo de Amboise. (EFE)
El castillo de Amboise. (EFE)

Décadas de disputas judiciales

Después de más de una década de litigios, la familia Orleans logró en 2014 que la justicia francesa les concediera la propiedad de “los bienes históricos del tesoro de los reyes de Francia”. Una decisión que les permitió engordar sus bolsillos con 6,2 millones de euros tras haber subastado unos 200 cuadros, muebles y objetos históricos de la realeza en Sotheby’s. Sin embargo, entonces los jueces dictaron que la Fundación Saint-Louis seguiría poseyendo los bienes inmobiliarios.

Más allá de estas disputas judiciales, los Orleans son prácticamente unos don nadie en la Francia actual. Tras la muerte de su padre, Henri de Orleans, el 21 de enero de 2019 —por una ironía de la historia falleció el mismo día en que Luis XVI fue guillotinado en 1793—, a cuyo entierro asistió la reina Sofía, Jean de Orleans se convirtió en el sucesor en el linaje de la extinta realeza francesa. Para los nostálgicos monárquicos, se trata de Luis XX, el heredero legítimo. Pero solo una minoría de franceses apuesta por recuperar la monarquía. Estos suelen organizarse en minúsculos partidos políticos, sin representación en las instituciones.

Antes de su última polémica judicial, el conde de París también fue noticia a finales de enero cuando asistió el día 21 a una misa en la localidad de Mirepoix (sur de Francia) para conmemorar la ejecución de Luis XVI en plena Revolución francesa. Aunque la nostalgia impregna en los descendientes de la realeza, su influencia en el presente es escasa. Jean de Orleans creó el mes pasado su canal de YouTube, que cuenta con 500 suscriptores, mientras que en Instagram dispone de poco más de 2.200 seguidores. Un heredero monárquico que no levanta pasiones, pero que pelea por una acaudalada herencia.

Beatriz de Orleans
El redactor recomienda