Doña Letizia y el peligro que corrió el 23-F, contado por su padre
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL

Doña Letizia y el peligro que corrió el 23-F, contado por su padre

Jesús Ortiz ha contado en Twitter que aquel día, hace 40 años, sus hijas estaban en clase de danza en una escuela encima de la sede de CCOO de Oviedo, objetivo de los golpistas

Foto: La reina Letizia, en noviembre de 2019. (Getty)
La reina Letizia, en noviembre de 2019. (Getty)

Cualquier español que roce los 50 seguramente recordará qué hacía el 23 de febrero de 1981. Antonio Tejero daba un golpe de Estado y España se venía abajo por segundos. En aquella fecha, la reina Letizia tenía ocho años, edad suficiente para recordar el día. Aunque, por si acaso, su padre, Jesús Ortiz, ha hecho este martes un pequeño recordatorio de lo que sucedió en sus vidas aquel fatal día. Una jornada en la que la Reina y sus hermanas corrieron cierto peligro.

El suegro ‘real’ tiene una cuenta en Twitter donde suele explayarse, como comunicador que es, y cuenta lo que le apetece. Esta vez ha sido el turno del golpe de Tejero. Ortiz ha contado que sus hijas no estaban del todo seguras en aquel momento. Él estaba al volante de su coche, de vuelta a Oviedo, cuando, “de repente, algo explota en mi cabeza y lo relaciona: mis tres hijas (9, 8 y 6) estaban en clase de ballet con su madre en el estudio de Marisa Fanjul, local que estaba justo encima de la sede de CCOO. '¡Jo***! Como a algún descerebrado le dé por liarla...”.

Así es: Érika, Letizia y Telma tenían extraescolares de danza en la escuela de esta prestigiosa bailarina y coreógrafa. Fanjul ha dado alguna entrevista recordando los años mozos de la Reina y resulta que este martes hemos sabido que justo el día de intento de golpe de Estado estaba allí tomando clase. Lo que no se sabía es que justo en el piso de abajo estaba la sede de Comisiones Obreras de Oviedo, un objetivo de los golpistas. Todo lo que ‘oliera’ a comunismo o a mera izquierda corrió peligro en esas horas. Y la sede oficial de CCOO era una diana perfecta.

"Nos marchábamos de allí"

“Pocos sabían —recuerda Ortiz— que en el piso de encima del sindicato había una escuela de ballet llena de niños, profesores y padres a esas horas. Subí, dije a mi familia que nos marchábamos de ahí a toda prisa y sin preguntar, y advertí a la directora de la escuela de mis temores”.

placeholder Los Reyes de España, con sus hijas y sus respectivas familias. (EFE)
Los Reyes de España, con sus hijas y sus respectivas familias. (EFE)

Padres e hijas llegaron rápido y a salvo a casa. Una vez en casa, la sangre periodística le salió al padre de doña Letizia, quien intentó salir a calle y tomarle el pulso a la ciudad, pero su director se lo impidió. Todo el mundo temía lo peor aquel día y en la Radio de Oviedo prefirieron no hacer nada, a la espera de ver cómo terminaba todo.

Foto: Los Reyes y sus hijas, en una imagen de archivo. (Limited Pictures)

“Solo pudimos contar cosas de local a la mañana siguiente. Y bueno: lo demás es historia que se puede leer, con mayor o menor grado de veracidad y objetividad, en algunos libros”, escribe Ortiz en Twitter. Y lo escribe pocas horas antes de que su hija, aquella niña de ocho años que estaba en clase de danza en pleno golpe, entre este martes en el Congreso como Reina consorte, del brazo del actual jefe de Estado.

El redactor recomienda