El guiño de Felipe a Letizia y otros detalles del acto por las víctimas del terrorismo
  1. Casas Reales
ACTO HOMENAJE

El guiño de Felipe a Letizia y otros detalles del acto por las víctimas del terrorismo

Los Reyes presidieron una cita marcada por el recuerdo a las víctimas tanto del 11-M como de otros ataques terroristas que han cambiado la historia de los últimos años

Foto: Los reyes Felipe y Letizia, a su llegada al acto por las víctimas del terrorismo. (Limited Pictures)
Los reyes Felipe y Letizia, a su llegada al acto por las víctimas del terrorismo. (Limited Pictures)

Cita histórica para los reyes Felipe y Letizia, que este jueves presidían por primera vez el acto en conmemoración por el Día de las Víctimas del Terrorismo. Una fecha que la Unión Europea instauró tras aquel fatídico 11-M que todos los españoles, y especialmente los madrileños, llevan en la memoria por el atentado terrorista de 2004, tras el que perdieron la vida 193 personas y más de 2.000 resultaron heridas. El acto, al que acudía el Gobierno en pleno, así como representantes de los tres poderes y de la política española, estuvo marcado por los discursos y la lectura del preámbulo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Pero también, dentro del estricto guion y protocolo, hubo tiempo para un pequeño guiño del rey Felipe a la reina Letizia y otros detalles que pasaban inadvertidos en un primer momento.

1. La conversación con Tomás Caballero

El presidente de la Fundación Víctimas del Terrorismo fue uno de los que participaban en el acto con un emotivo discurso con el que recordaba a todas las víctimas. En él, dejaba claro que la cita se había podido celebrar gracias al empeño que había puesto el propio monarca, ya que fue él quien solicitó a las instituciones europeas que Madrid se convirtiera en la primera ciudad que acogiera esta cita en homenaje a las víctimas del terrorismo y que tiene previsto repetirse cada año en diferentes enclaves europeos. Pero es que, además, la estrecha relación que hay entre los dos era aún más evidente al terminar el acto, cuando Caballero compartió unos minutos de conversación con los Reyes, en los que vimos a la reina Letizia gesticulando de forma intensa, señal de que, al igual que el rey Felipe, está muy implicada con esta causa.

placeholder Tomás Caballero, durante su discurso. (EFE)
Tomás Caballero, durante su discurso. (EFE)

2. El guiño de Felipe a Letizia

Precisamente, la implicación de ambos con esta causa protagonizaba las primeras líneas del discurso del monarca, que servía para cerrar el acto. En él percibíamos un guiño del Rey a su esposa, ya que su 'bautismo de fuego' en la Casa Real fue precisamente por los atentados del 11-M. Letizia Ortiz no era aún la esposa del entonces príncipe Felipe cuando tuvo que unirse ese mismo día, muy a su pesar, a sus suegros para visitar varios de los hospitales donde estaban ingresados los numerosos enfermos y, unos días más tarde, al funeral en memoria de los fallecidos. Y aunque se mostró fuerte ante las cámaras, las crónicas que se escribieron hace 17 años aseguraban que lo había pasado muy mal al ver el horror causado por los terroristas.

3. Un gesto obligatorio

Ponerse la mano en el corazón ya se ha convertido en algo casi obligatorio para el rey Felipe. Es como el monarca ha optado por saludar, además de como siempre agradece las numerosas muestras de cariño que le llegan en cada una de sus apariciones públicas. Y este acto en memoria de las víctimas del terrorismo no fue una excepción. Cuando los Reyes llegaron a sus asientos correspondientes en los jardines del Palacio Real, el público, formado en su mayoría por el Gobierno, políticos y representantes de los poderes, quiso dedicarles un aplauso, que él volvió a apreciar con este gesto ya convertido en habitual.

placeholder El rey Felipe y la reina Letizia, a su llegada al acto. (EFE)
El rey Felipe y la reina Letizia, a su llegada al acto. (EFE)

4. El saludo y agradecimiento a la orquesta

Pepa Bueno, encargada de conducirlo, daba por finalizado el acto y todos los asistentes no tardaban en levantarse de sus asientos. Comenzaban entonces los corrillos tan habituales en este tipo de citas. Pero los reyes Felipe y Letizia prefirieron no entretenerse mucho y abandonar los jardines del Palacio Real casi enseguida. Eso sí, dedicaron unos minutos más a saludar al director y los músicos de la Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid, agradeciendo la música que se había podido escuchar durante el acto, aunque siempre en la distancia y respetando las restricciones sanitarias.

5. Letizia 'desoye' al Gobierno

En la información oficial previa proporcionada por las instituciones, se aseguraba que la cita era "un acto de Estado de acompañamiento y de cercanía a las víctimas y sus familias, y no de luto". De ahí que muchas de las políticas y ministras optaran por looks de calle y colores como el blanco, en el caso de Yolanda Díaz o Carmen Calvo, quien añadía a su atuendo un estampado de flores. Pero Letizia prefería el riguroso luto, con un abrigo de Carolina Herrera en negro y botas de caña alta del mismo color, como ya había hecho el día anterior en el concierto que se celebraba en el Auditorio Nacional, también en memoria de las víctimas.

Rey Felipe VI Reina Letizia
El redactor recomienda