El arrepentimiento de Diana tras su explosiva entrevista: ¿le ocurrirá igual a Harry?
  1. Casas Reales
FAMILIA REAL BRITÁNICA

El arrepentimiento de Diana tras su explosiva entrevista: ¿le ocurrirá igual a Harry?

Harry ha heredado de su madre grandes fortalezas, pero no ha aprendido de sus errores porque Diana confesó luego haberse arrepentido profundamente de aquella entrevista

placeholder Foto: Los Sussex en una imagen de archivo. (EFE)
Los Sussex en una imagen de archivo. (EFE)

Es un auténtico `Déjà vu´. Como si el Reino Unido se hubiera quedado anclado en 1995. Tras la explosiva entrevista de Diana con la BBC -y aquella frase ya para la posteridad de “en mi matrimonio siempre fuimos tres, una auténtica multitud”- los británicos quedaron completamente divididos. Por un lado, estaban los que vieron a persona despechada, arruinando la imagen de la Corona. Por otro, los que defendían a una mujer inspiradora y fuerte, que al fin se atrevía a enfrentarse con un Palacio, hasta ese momento, intocable.

Y ahora la historia se repite. Tras la demoledora entrevista de Harry y Meghan con la todopoderosa Oprah, el país ha quedado dividido entre aquellos que ven a la pareja como narcisistas, egoístas, extravagantes e ingratos, y los que alaban su franqueza tras denunciar haber sido víctimas del racismo y esnobismo de una institución que les dio de lado cuando pidieron ayuda por tener incluso pensamiento suicidas ante tanta incomprensión.

Foto: El príncipe Harry y Meghan Markle durante su entrevista con Oprah Winfrey. (Reuters)

El príncipe Harry -que sus 36 años tiene la misma edad ahora con la que Diana perdió la vida- señala que ella estaría “enojada y triste” por todo lo que está pasando, pero que, de alguna manera, “lo vio venir”. Recalca incluso que, de no haber sido por la generosa herencia de su madre, no habrían podido iniciar su nueva vida en Los Ángeles, ya que la Familia Real les ha cortado el grifo financieramente.

placeholder Harry y Meghan Markle en su polémica entrevista. (CBS)
Harry y Meghan Markle en su polémica entrevista. (CBS)

Son muchas las similitudes entre madre e hijo. Como ocurriera con “la princesa del pueblo”, Harry siempre ha sido el más impulsivo, actuando primero y racionalizando después sus acciones. El príncipe tiene el mismo toque rebelde y ese don para conectar con la gente. Y como ocurriera con Diana, el duque de Sussex quiere estar fuera de la Familia Real, pero seguir siendo de alguna manera royal y crear su propia idea de servicio público.

No cabe duda de que Harry ha heredado de su madre grandes fortalezas, pero no se puede decir que haya aprendido de sus errores porque Diana confesó luego haberse arrepentido profundamente de aquella entrevista explosiva. Las cosas nunca volvieron a ser las mismas. Y eso es el precisamente lo que va a ocurrir ahora con los duques de Sussex.

Ninguna familia, ninguna relación, mejora al compartir los problemas con millones de telespectadores. La distancia entre Harry y Meghan con Palacio es ya mayor que el espacio físico del Océano Atlántico. Y quizá el príncipe no es aún plenamente consciente de todo lo que eso supone.

placeholder Lady Di durante su entrevista para 'Panorama'. (BBC)
Lady Di durante su entrevista para 'Panorama'. (BBC)

El corresponsal de la Monarquía, Phil Dampier, señala que la entrevista de Diana en1995 llevó a su “principio del fin”. “Se volvió cada vez más aislada y comenzó a pelearse con las personas más cercanas a ella”, matiza.

Fue tras aquella entrevista con la BBC, cuando Isabel II dijo que ya era suficiente y pidió a Carlos y Diana firmar el divorcio. En esta ocasión, tras la intervención de los Sussex, Palacio ha emitido un escueto comunicado donde señala que Harry, Meghan y sus hijos “siempre van a ser miembros de la familia muy queridos”. Pero, al mismo tiempo, el texto recalca que las cosas se tratarán “en privado” y “algunos recuerdos pueden variar”, lo que viene a ser una manera elegante de decir que ellos cuentan con otra versión de la historia.

La relación de la soberana con su nieto siempre había sido muy estrecha. Y, según cuentan corresponsales de Palacio, en esta ocasión sí se había hecho todo lo posible para que Meghan encontrara su lugar. Por lo tanto, la reina se siente ahora traicionada. Y la posibilidad de que la pareja regrese en algún momento al Reino Unido resulta prácticamente remota.

Las tornas, por tanto, se han cambiado completamente. Meghan es la que se encuentra ahora en su país, su entorno, su cultura, arropada por su gente. Está claro que la entrevista con Oprah iba completamente dirigida a la audiencia de los Estados Unidos, donde los duques de Sussex han comenzado su nueva vida. Pero el exilio voluntario para Harry no será fácil.

placeholder Los duques de Sussex en una imagen de archivo. (EFE)
Los duques de Sussex en una imagen de archivo. (EFE)

A sus 36 años, el príncipe no ha conocido otra vida fuera de Palacio. Y la vida de royals, no es como la de las celebrities. Por mucho que la nueva etapa afincados en la mansión que han comprado en las soleadas colinas de Hollywood pueda parecer a muchos paradisiaca, no es oro todo lo que reluce. Sin ir más lejos, la pareja debe costearse ahora la seguridad que antes proporcionaba la Monarquía financiada por las arcas públicas. Y para el príncipe, esta es una cuestión que le preocupa sobremanera, sobre todo en lo referente a sus hijos.

Cuando Enrique VIII -tío de Isabel II- se vio obligado a abdicar en 1936 para poder casarse con Wallis Simpson, una norteamericana divorciada (al igual que Meghan), tuvo que salir del Reino Unido. Vivió un exilio en palacetes y nunca le faltó de nada, pero exilio al fin y al cabo. Y cortar con tus raíces nunca es fácil.

Harry, tal y como él mismo explicó, no tiene ahora una relación estrecha ni con su padre ni con su hermano, de los que dijo sentir “lástima” por estar “atrapados” en la institución, unas palabras con tremenda repercusión.

Es posible que el duque de Sussex, de una manera u otra, ya estuviera preparado para replicar el divorcio de su madre de la Familia Real, pero como admitió ante Oprah, era poco probable que hubiera sucedido sin la ayuda de su esposa. En este sentido, Meghan queda cual heroína, vendiendo su cuento de hadas inverso, en el que es ella quien “rescata” a su príncipe.

placeholder El príncipe Harry. (Getty)
El príncipe Harry. (Getty)

El Megxit ha desatado una auténtica locura. La dimensión llega incluso hasta puntos “freudianos”. “El príncipe William reconoció claramente que necesitaba estabilidad emocional, y Kate, con su sólida familia de clase media, se la proporcionó, pero Harry buscó a una mujer tan necesitada emocionalmente como su madre. ¿Se ve a sí mismo como “salvando” a su esposa porque no pudo proteger a su madre?”, se preguntaba la cronista Melanie McDonagh en The Telegraph.

Sin duda alguna, será interesante ver cómo se desarrolla ahora la trama. No cabe duda que los duques de Sussex, quieren estar libre de las limitaciones de la Monarquía. Pero, al igual que ocurrió con Diana, no quieren ser ignoradas. Con todo, entrevistas como la que acaban de conceder, quizá no sean la mejor manera para encontrar el equilibrio. El tiempo dirá si, como pasó con Lady Di, Harry se acaba luego también arrepintiendo.

Príncipe Harry Diana de Gales Meghan Markle
El redactor recomienda