El ajetreado día a día de la infanta Elena: trabajo, hípica y visitas al Rey emérito
  1. Casas Reales
FAMILIA DEL REY

El ajetreado día a día de la infanta Elena: trabajo, hípica y visitas al Rey emérito

La primogénita de los Reyes eméritos acaba de volver de Abu Dabi en la que es su cuarta visita a su padre, don Juan Carlos I. Entre viaje y viaje, trabaja y también monta a caballo

placeholder Foto: La infanta Elena. (EFE)
La infanta Elena. (EFE)

La infanta Elena ha visto como su situación personal se ha convertido en una ventaja que le permite llevar la vida que quiere. La primogénita de los Reyes eméritos nunca fue reina en favor de su hermano pequeño y ahora, con la edad, seguramente se sonríe a sí misma. Separada y con los hijos ya mayores, Elena de Borbón trabaja, viaja y practica sus aficiones sin tener que dar explicaciones a nadie. Es lo que se dice una mujer libre.

Este pasado jueves, doña Elena aterrizaba en Madrid en un vuelo regular procedente de Emiratos Árabes, donde vive su padre y a donde la Infanta ha viajado ya cuatro veces.

placeholder La infanta Elena sale del trabajo en Madrid, tras llegar de Abu Dabi. (EFE)
La infanta Elena sale del trabajo en Madrid, tras llegar de Abu Dabi. (EFE)

Al principio organizaba los viajes envuelta en un secretismo casi extremo, ahora ya no se esconde. Incluso cuando El Confidencial publicó que ella y su hermana, la infanta Cristina, habían aprovechado uno de los viajes para vacunarse, en lugar de callar, respondió, dio las pertinentes explicaciones y se fue a Zarzuela a montar a caballo. Muchos pensaron que había ido a palacio a dar explicaciones al jefe de Estado, que es su hermano, pero nada de eso. Doña Elena entra y sale de Zarzuela, su casa durante años, porque allí vive su madre, la reina Sofía; su tía, la princesa Irene, y sus caballos. Sobre todo sus caballos.

Desconexión entre caballos

La hípica es la gran afición de la Infanta desde niña y en las caballerizas de Zarzuela pasa largas horas en su día a día. No hay semana que falle. Allí desconecta, está en su ambiente, tranquila y sin que nadie la vigile y la juzgue. Ir a montar fue una de las primeras cosas que hizo cuando se abrió el primer y más duro confinamiento.

Durante el pasado verano, su vida se redujo a ir a trabajar a la Fundación Mapfre, donde es directora de Proyectos Sociales y Culturales. Y de allí a Zarzuela a montar y alguna noche cenar con amigos. Es Rita Allendesalazar su gran apoyo y con quien más se ve. Incluso se escapa a su finca de Segovia, donde ha compartido veladas con su hermana Cristina y su marido, Iñaki Urdangarin.

Foto: La infanta Elena. (EFE)

Desde Vanitatis nos hemos puesto en contacto con la Fundación Mapfre para saber si los viajes de la hermana del Rey afectan a su trabajo en la institución. Pero, como suele suceder, amablemente han declinado responder porque no hablan de sus empleados. Podemos, sin embargo, hacer cuentas y calcular cuántos días ha faltado a su trabajo la Infanta, al menos desde principios de año. No sabemos si puede teletrabajar, algo muy probable, así que las cuentas no salen tan exageradas como muchos señalan.

Estuvo dos semanas en enero, una semana en febrero y ahora ha estado otra semana. Cada viaje sale un sábado y vuelve el jueves siguiente, lo que supone cuatro días semanales de libranza. Cuatro o tres, porque este jueves, después de aterrizar de Emiratos, doña Elena pasó por su oficina. En total serían, pues, entre 12 y 16 días sin acudir a la oficina.

¿Vacuna en enero?

Hay que contar que la visita de enero, en la que coincidieron con el director del CNI Félix Sanz Roldán, se alargó una semana más. Este cambio de planes de última hora es el motivo por el que muchos señalan este como el momento en el que todos se vacunaron, es decir, a principios de enero. Así que podría ser que la Infanta sufriera las consecuencias de la vacuna y tuviera una baja por encontrarse mal. Las posibilidades son muchas pero en este apartado son todo especulaciones.

placeholder Las infantas Elena y Cristina. (Getty)
Las infantas Elena y Cristina. (Getty)

Lo que tenemos claro es cómo es el día a día de la infanta Elena: trabajo, hípica y visitas al padre. Es una vida sencilla pese a que muchos la ven con cierto recelo. Porque los viajes al extranjero se han convertido en una especie de entelequia para la gran mayoría aunque hay personas que siguen viajando fuera de nuestras fronteras. Y lo hacen a menudo además; está permitido siempre que haya un justificante. Los motivos de la hermana de Felipe VI son parecidos a los que presentan otros ciudadanos para subirse a un avión y pisar el extranjero. Visitar a familiares y cuestiones laborales son los dos principales justificantes de los españoles para salir de casa.

PCR y cuarentena

Nos lo cuenta una persona que trabaja en una agencia de viajes y que gestiona billetes de avión. También nos dice que los controles fronterizos son frecuentes pero no siempre hay. “Te pueden pedir la prueba de que te has hecho un PCR hasta tres veces en el aeropuerto cuando llegas como puede ser que no te la pidan ni una vez”, nos comenta.

Foto: Las infantas Elena y Cristina. (EFE)

La infanta Elena, ya vacunada, ¿deberá someterse a las normas anticovid? “Sí, por el momento -nos explica una persona que trabaja en un laboratorio farmacéutico-. Haberte vacunado no te exime de presentar una PCR, no existe todavía el pasaporte de vacunación, en el que están trabajando y que terminaremos teniendo todos, así que si el país lo exige, por muy vacunado que estés, deberías hacerte una PCR, test de antígenos o lo que sea que pidan, y las cuarentenas, todo igual que el resto”.

Así que por mucho que doña Elena y doña Cristina ya estén vacunadas, deben someterse a las normas anticovid de los países en los que se mueven, ya sea Emiratos Árabes, ya sea Suiza, ya sea España. Y por ahora, las fronteras españolas no están cerradas a no ser, claro, que vivas en Cataluña, de donde no se puede salir bajo ningún concepto. Aunque, como siempre, hay quien lo hace.

Infanta Elena
El redactor recomienda