De Letizia y Felipe a Rania y Abdalá: así se han despedido las casas reales del duque
  1. Casas Reales
LUTO EN LAS MONARQUÍAS

De Letizia y Felipe a Rania y Abdalá: así se han despedido las casas reales del duque

No solo el príncipe Felipe tenía amistad personal con muchos royals, sino que esos lazos en ocasiones eran también familiares, por lo que las condolencias de otras casas reales no tardaban en llegar

Foto: Los reyes Felipe y Letizia, con el duque de Edimburgo, en 2017. (Getty)
Los reyes Felipe y Letizia, con el duque de Edimburgo, en 2017. (Getty)

Como era de esperar, todas las casas reales europeas han mostrado de forma pública su pesar por el fallecimiento del duque de Edimburgo. Es algo habitual en circunstancias parecidas, pero con la diferencia de que esta vez no ha sido por mero protocolo. La relación del príncipe Felipe con el Gotha va más allá de la diplomacia. No solo tenía buena amistad personal con muchos miembros de diferentes casas reales, sino que esos lazos en ocasiones eran también familiares. Es el caso, por ejemplo, de los reyes Felipe y Letizia, que no tardaban en hacer públicas sus condolencias para la reina Isabel. Se las habían hecho llegar a través de un telegrama, en el que no dudaron en utilizar términos muy cariñosos, como "querida tía Lilibet" o "querido tío Philip", demostrando la cercanía entre las dos casas.

La relación familiar se explica tanto por parte de don Juan Carlos como de doña Sofía. El rey emérito era nieto de la reina Victoria Eugenia de Battenberg, prima hermana de la princesa Alicia, madre del duque de Edimburgo. Y a su vez, el príncipe Andrés de Grecia, su padre, era primo hermano de Pablo I, rey heleno y padre de la reina emérita. Parentescos lejanos, sí y que en círculos normales se ignorarían completamente y sus protagonistas puede que ni se conocieran, pero que en el Gotha parecen hacerse muy estrechos.

placeholder Los reyes Felipe y Letizia, durante la visita de Estado a Reino Unido. (EFE)
Los reyes Felipe y Letizia, durante la visita de Estado a Reino Unido. (EFE)

Es un caso muy parecido a lo que pasa con la reina Margarita de Dinamarca, que expresaba su pésame de forma pública casi a la vez que los reyes Felipe y Letizia: "Su Majestad la Reina ha enviado condolencias personalmente a la reina Isabel II por la muerte de Su Alteza Real el príncipe Felipe, duque de Edimburgo. El príncipe Felipe nació en 1921 como príncipe de Grecia y Dinamarca y era bisnieto de Christian IX. Un retrato del príncipe Felipe fue pintado por el artista australiano Ralph Heimans en 2017. En el cuadro, el príncipe Felipe lleva la Orden Danesa del Elefante". Así, mientras la monarca es tataranieta del rey Christian IX, el príncipe Felipe era bisnieto. De nuevo una relación familia lejana en el árbol genealógico, pero cercana en cuanto a sentimientos.

Por eso, el parentesco del duque de Edimburgo con la familia real griega es por partida doble, tanto por parte de Ana María de Dinamarca como por parte del rey Constantino. De ahí que la despedida de la casa helena haya sido especialmente emotiva: "Mi tristeza es incluso más profunda por nuestros lazos familiares. Será añorado por todos nosotros. Era un hombre de un estupendo carácter que será recordado por su visión de futuro, su ingenio agudo y su constante apoyo alentador a la reina Isabel II", eran las palabras del rey Constantino. Un pésame al que se unía poco después el príncipe Pablo de Grecia a través de su Instagram, en el que dio algunos apuntes personales sobre su relación con él: "El tío Philip, como era conocido por nosotros, ha sido un miembro muy querido de la extendida familia griega". El príncipe señala en sus palabras, además, que su hermano pequeño, Philippos, se llama así por él, además de agradecerle ser su conexión con Gran Bretaña cuando llegaron exiliados de su país.

placeholder El duque de Edimburgo, junto a la reina Sofía en el bautizo de Philippos de Grecia. (Getty)
El duque de Edimburgo, junto a la reina Sofía en el bautizo de Philippos de Grecia. (Getty)

Aunque sin lazos familiares tan evidentes, el resto de las casas reales también quisieron sumarse a las condolencias. La primera que llegaba, poco después de que Buckingham anunciara el fallecimiento del duque de Edimburgo, era la del rey Carlos Gustavo de Suecia: "La Reina y yo estamos profundamente tristes por la muerte de Su Alteza Real el Duque de Edimburgo. El príncipe Felipe ha sido un gran amigo de nuestra familia durante muchos años, una relación que hemos valorado mucho". Poco después llegaba la de los reyes de Holanda junto a la princesa Beatriz: "Recordamos a Su Alteza Real el Príncipe Felipe con gran respeto. Dedicó su larga vida al servicio del pueblo británico y a sus múltiples deberes y responsabilidades. Su vivaz personalidad dejó una impresión imborrable. Nuestros amorosos sentimientos de compasión están con Su Majestad la Reina Isabel y todos los miembros de la Familia Real".

También en esta línea iban las condolencias que la familia ducal de Luxemburgo publicaba en su página web oficial, con pinceladas de su relación personal, más allá de las protocolaria y respetuosa despedida que le han brindado las casas reales: "Personalmente, guardamos muy buenos recuerdos de nuestras reuniones durante las últimas décadas. No solo su sincero compromiso con las causas sociales y ambientales, sino también su ingenio y humor nos impresionó profundamente. La amistad que Su Majestad y Su Alteza Real compartieron con mis difuntos padres todavía tiene un significado especial para mi familia".

placeholder El duque de Edimburgo y la reina Isabel con los reyes de Suecia en 2012. (Getty)
El duque de Edimburgo y la reina Isabel con los reyes de Suecia en 2012. (Getty)

Algo más protocolarias eran las del rey Harald de Noruega, que acompañaba un pequeño texto en las redes sociales de la Casa con fotografías del duque de Edimburgo junto a varios miembros de la familia real, incluyendo al rey Olav y Marta de Suecia, los padres del actual monarca, mostrando así la longevidad de su relación diplomática y de amistad: "La familia real ha recibido la noticia del fallecimiento del duque de Edimburgo con gran pesar. Nuestros pensamientos están con la reina Isabel y con el resto de la familia. Extendemos nuestras condolencias al pueblo británico". Unas palabras parecidas a las que publicaban tanto los reyes Felipe y Mathilde de los belgas en sus redes sociales, como las que el príncipe Alberto de Mónaco emitía horas después de su fallecimiento.

Y ya fuera de Europa, la muerte del marido de la reina Isabel también ha calado hondo. El rey de Jordania, a pesar de lo agitado que han sido estos días en la corte hachemita, enviaba sus condolencias a su homóloga británica de forma oficial. Y especialmente emotivo era el pésame hecho público por los reyes de Bután en su cuenta oficial de Instagram, donde publicaban una foto del príncipe Felipe junto a un bonito texto, en el que destacaban los curiosos homenajes que se llevarían a cabo en su memoria: "Por orden real, se llevarán a cabo oraciones especiales en todo el país en memoria de Su Alteza Real. Sus Majestades ofrecerán oraciones y encenderán 1.000 lámparas de aceite en Mongar Dzong, y el gobierno, junto con los residentes del Reino Unido en Bután, ofrecerá oraciones y 1.000 lámparas de aceite en el Simtokha Dzong mañana".

Rey Felipe VI Máxima de Holanda Enrique de Luxemburgo María Teresa de Luxemburgo Abdalá II Rania de Jordania Harald de Noruega Guillermo Alejandro de Holanda Isabel II Reina Letizia Rey Carlos Gustavo de Suecia Margarita de Dinamarca Duque de Edimburgo Constantino de Grecia
El redactor recomienda