De las palabras de Carlos a las lágrimas de Sofía: la conmoción de los hijos de Isabel II
  1. Casas Reales
LUTO EN WINDSOR

De las palabras de Carlos a las lágrimas de Sofía: la conmoción de los hijos de Isabel II

Desde el príncipe Carlos, que estuvo toda la tarde junto a su madre, hasta sus hermanos. Todos han estado con la monarca tras el fallecimiento del duque de Edimburgo

placeholder Foto: Eduardo y Sophie, al salir de Windsor. (Reuters)
Eduardo y Sophie, al salir de Windsor. (Reuters)

La familia real británica ha sido una piña en torno a la monarca desde que, este viernes por la mañana, se anunciara el fallecimiento del duque de Edimburgo. El trasiego en el Castillo de Windsor, donde descansa aún su cuerpo, ha sido constante en las últimas horas, en las que Isabel II se ha sentido absolutamente arropada por todos sus hijos. Los homenajes en todo el Reino Unido se han sucedido en forma de salvas, banderas a media asta, minutos de silencio y de otras diversas formas. Y los hijos de la reina y el príncipe Felipe también han realizado sus particulares homenajes públicos en las diferentes páginas webs de sus respectivas casas, pero también lo han hecho de forma privada y junto a Isabel II.

El primero en llegar al Castillo de Windsor para acompañar a su madre, poco después de conocer la noticia de la muerte del duque de Edimburgo, fue el príncipe Carlos. Se trasladaba en coche desde Highgrove House, donde ha pasado toda la crisis sanitaria junto a la duquesa de Cornualles. Precisamente, la distancia que el coronavirus le imponía con sus padres, sus hijos y sus nietos, era lo que más lamentaba de toda la situación, tal y como confesaba en una entrevista hace unos meses. Curiosamente, también el heredero era el último que era fotografiado junto a la monarca, en una sesión de fotos que se realizaba el pasado 23 de marzo y que se distribuía hace unos días, con motivo de la Pascua.

En la tarde este sábado 10 de abril, el príncipe Carlos ha hecho unas declaraciones ante los medios frente a su residencia Highgrove House, en el condado inglés de Gloucestershire. "Como pueden imaginar, mi familia y yo echamos enormemente de menos a mi padre. Era una figura muy amada y apreciada que, puedo imaginar, se habría sentido profundamente conmovido por la cantidad de personas, aquí, en todo el mundo y en la Commonwealth, que comparten nuestra pérdida y nuestra tristeza".

placeholder La reina Isabel y el príncipe Carlos, hace muy poco en Windsor. (Reuters)
La reina Isabel y el príncipe Carlos, hace muy poco en Windsor. (Reuters)

Y los hermanos del príncipe Carlos tampoco han tardado mucho en arropar a la reina Isabel, aunque han esperado hasta este sábado para acercarse hasta el Castillo de Windsor. El príncipe Andrés, del que no se sabe aún el papel que tendrá en los actos públicos por el duque de Edimburgo, llegaba a las 10 de la mañana, saliendo a mediodía del recinto, con un gesto serio y acorde con las circunstancias.

placeholder El príncipe Andrés, saliendo de Windsor. (Reuters)
El príncipe Andrés, saliendo de Windsor. (Reuters)

Pero si algo ha llamado la atención de los últimos movimientos de la familia real en esta triste mañana en el Reino Unido ha sido la desolación de Sophie de Wessex, la nuera de Isabel II y a la que se considera su ojito derecho. El aprecio de ambas es mutuo y la condesa de Wessex no ha podido evitar mostrar su tristeza al abandonar el castillo de Windsor, tras haber pasado unas horas junto a su suegra.

Los Wessex han querido tener una deferencia tanto con la prensa como con el público apostados a las puertas del recinto, por lo que han aminorado la velocidad del vehículo donde viajaban y han bajado las ventanillas para agradecer todas las muestras de cariño y las condolencias por la muerte del príncipe Felipe. Con los ojos llenos de lágrimas, Sophie incluso ha alcanzado a contestar alguna de las preguntas de los periodistas, que se interesaban por el estado de ánimo de la reina Isabel: "Es asombrosa", ha contestado la esposa del príncipe Eduardo, sin disimular su tristeza.

Y es que el papel de Sophie para la institución es tan importante a nivel público como afectivo y personal. Tiene una excelente relación con Kate Middleton pero también con la propia monarca, a pesar de la distancia generacional. Las complicaciones en su parto y los problemas de salud de su hija mayor, Lady Louise -a la que, por cierto, se consideraba la favorita del duque de Edimburgo- le hicieron acercarse mucho a la reina Isabel, algo a lo que también ha ayudado su trabajo institucional, que la ha llevado a numerosos países en representación de su suegra. Juntas comparten frecuentes paseos a caballo, afición que la monarca puede compartir muy habitualmente con sus hijos. Un aprecio mutuo que este sábado, sin poder evitar las lágrimas, Sophie de Wessex ha vuelto a demostrar.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Isabel II Familia Real Británica Príncipe Andrés Príncipe Carlos de Inglaterra
El redactor recomienda