La tristeza de Guillermo y Kate: dimite su mano derecha (y aliado sorpresa de Meghan)
  1. Casas Reales
PARTE IMPORTANTE DEL EQUIPO

La tristeza de Guillermo y Kate: dimite su mano derecha (y aliado sorpresa de Meghan)

Jason Knauf ha sido un miembro fundamental del equipo de los Cambridge durante más de siete años y ha estado en el centro de dos polémicas relacionadas con la duquesa de Sussex

Foto: Los Cambridge, en una foto reciente. (Reuters)
Los Cambridge, en una foto reciente. (Reuters)

Los duques de Cambridge han emitido un comunicado a la prensa británica para explicar los cambios que se van a efectuar en la Royal Foundation, la organización benéfica que crearon y de la que también formaron parte, durante un tiempo, el príncipe Harry y Meghan Markle. No son cambios insignificantes precisamente, ya que el príncipe Guillermo y Kate Middleton han anunciado la dimisión del que podemos considerar su mano derecha, el director ejecutivo de la Royal Foundation desde 2019, Jason Knauf. Anteriormente, fue el secretario de comunicaciones del Palacio de Kensington, lo que le ha supuesto ser recientemente el protagonista, muy a su pesar, de algunas polémicas relacionadas con la duquesa de Sussex.

Pero parece que estas polémicas no han tenido nada que ver a la hora de presentar su dimisión. Según apunta la prensa británica, el ya extrabajador de los Cambridge ha tenido que decidir entre el trabajo y el amor, ya que su marido, diplomático, tiene que trasladarse al extranjero. Y para desdicha del príncipe Guillermo y Kate Middleton, ha ganado el amor. No es un miembro más del equipo, ya que su trabajo con ambos era muy estrecho desde que dirigía la Royal Foundation. A él se le puede atribuir el éxito de uno de los grandes proyectos de la duquesa de Cambridge, su estudio sobre los primeros años de infancia, y de los planes más ambiciosos de Guillermo en el sector medioambiental, la creación del premio Earthshot.

placeholder Jason Knauf, a la derecha en un acto de los Sussex en Nottingham en 2018. (Cordon Press)
Jason Knauf, a la derecha en un acto de los Sussex en Nottingham en 2018. (Cordon Press)

"Jason ha sido una parte integral de nuestro equipo desde 2015. Estamos inmensamente agradecidos por su arduo trabajo y compromiso, tanto en The Royal Foundation como anteriormente como nuestro secretario de comunicaciones", han dicho Guillermo y Kate en su comunicado. "Desde que asumió el cargo de director ejecutivo, Jason ha impulsado un cambio positivo, haciendo realidad nuestra visión de nuestro trabajo caritativo y las causas que más nos importan". Eso sí, los Cambridge han hecho suyo eso de 'a rey muerto, rey puesto' y ya han anunciado que el proceso para encontrar a un nuevo director ejecutivo comenzará en breve y esperan poder darle la bienvenida a finales de año.

Y aunque muchos han querido ver la sombra de Meghan Markle en esta decisión, parece que no tiene nada que ver, a pesar de haberse visto salpicado por dos de los temas de actualidad más candentes que ha protagonizado la exactriz. Por un lado, las acusaciones de acoso laboral en palacio, concretamente de dos trabajadores, que reportaron precisamente a Jason Knauf el dudoso comportamiento de la duquesa de Sussex. Siempre según 'The Times', el tabloide que publicó la exclusiva poco antes de su entrevista con Oprah Winfrey, el príncipe Harry le pidió que no lo comunicara a Buckingham, intercediendo por su esposa. Así la cuestión se quedó en un intercambio de correos electrónicos entre el entonces secretario de comunicaciones de Kensington, el propio Knauf, y el secretario personal del príncipe Guillermo, Simon Case, sin que trascendiera más allá, al menos hasta que 'The Times' contó la historia.

placeholder Jason Knauf, derecha, junto a Simon Case, exsecretario del príncipe Guillermo. (Cordon Press)
Jason Knauf, derecha, junto a Simon Case, exsecretario del príncipe Guillermo. (Cordon Press)

El segundo tema en el que Knauf se ha visto involucrado ha sido el juicio de Meghan Markle contra la editorial Associated Limited Newspapers por publicar la carta manuscrita que envió a su padre. Uno de los puntos en los que se basaba la defensa era que la duquesa de Sussex había pedido ayuda al propio Knauf para escribirla, por lo que la reclamación de derechos de autor no tenía sentido. Pero el director de la Royal Foundation actuó como testigo en la última audiencia que se celebró y, lejos de perjudicar a la duquesa de Sussex con su declaración, la favoreció.

El exsecretario de comunicaciones de Kensington aseguró ante el juez que no fue el autor del borrador en formato electrónico de la carta que luego Meghan transcribiría a mano. Y añadió, además, que consideraba que no él no tenía que reclamar ningún tipo de derecho sobre ese borrador y que tampoco deseó en ningún momento ser parte del proceso judicial. Sí admitió que Meghan pidió tanto su opinión como la del príncipe Harry para escribir la carta, ya que era un tema que le afectaba profundamente y quería estar segura de utilizar las palabras adecuadas. El secretario de comunicaciones le dio entonces unas ideas generales, pero "no palabras concretas que después ella utilizara" para la carta, según contó en el tribunal. Unas palabras que sirvieron para que su exjefa, Meghan Markle, pudiera saborear su última y definitiva victoria judicial.

Kate Middleton
El redactor recomienda