El regalo del rey Guillermo por el 50º cumpleaños de Máxima que nunca veremos
  1. Casas Reales
CASA REAL HOLANDESA

El regalo del rey Guillermo por el 50º cumpleaños de Máxima que nunca veremos

El monarca ha querido sumarse a las celebraciones del medio siglo que acaba de cumplir su mujer y le ha otorgado un reconocimiento muy especial

Foto: La reina Máxima, junto al rey Guillermo. (EFE)
La reina Máxima, junto al rey Guillermo. (EFE)

La reina Máxima de Holanda cumplía este lunes 50 años y en el país se ha celebrado a lo grande. Un concierto en su honor, una entrevista en su despacho emitida en la televisión nacional, una tira de sellos dedicados a su figura que el servicio de correos lanzaba hace unos días... Diferentes gestos para festejar su día a los que se ha querido unir su propio marido. Porque el rey Guillermo le ha hecho -imaginamos que entre otros- un regalo por su 50º cumpleaños muy especial, pero que será prácticamente imposible ver en público.

Tal y como anuncia este mismo martes la web de Casa Real de los Países Bajos, el monarca ha otorgado a su esposa la Gran Cruz de la Orden de la Casa de Orange "con motivo de su 50º cumpleaños y en agradecimiento por los numerosos servicios a la Casa". Una condecoración que se le entregó el mismo día de su cumpleaños, aunque se aprobó el pasado 6 de mayo. La Orden fue creada en 1905 por la reina Guillermina, bisabuela del rey Guillermo, y es el monarca el Gran Maestro de la Orden. Esto significa que la decisión de a quién se le otorga es únicamente suya, y no tiene que esperar la aprobación de ningún consejo de la propia orden ni de los miembros del Gobierno.

La distinción mide 68 milímetros de largo y 54 de ancho y cuelga de una banda naranja. Se la hemos visto en numerosas ocasiones a la princesa Laurentien, la cuñada de Guillermo y Máxima, que la suele lucir en el Prinsjesdag, el llamado Día del Presupuesto. La recibió cuando se casó con el príncipe Constantine de manos de la entonces reina Beatriz.

placeholder Laurentien, en el pasado Prinsjesdag. (Getty)
Laurentien, en el pasado Prinsjesdag. (Getty)

Ahora bien, es más que posible que sigamos viendo este premio con la característica cinta naranja solo en la princesa Laurentien y que no lo veamos nunca en la reina Máxima. El motivo es que la argentina fue reconocida hace unos años con el premio más alto por logros especiales, talentos o méritos que se da en los Países Bajos. Hablamos de la Orden del León Holandés, creada por el rey Guillermo I en 1815 y que, a su vez, se divide en tres tipos de títulos: Caballero, Comandante y Gran Cruz de Caballero. Las insignias cuelgan de una banda en un color azul Klein, tan nacional como el naranja, y la condecoración más alta es la de Gran Cruz de Caballero, que es la que precisamente tiene Máxima.

placeholder Máxima, con la banda y la insignia de la Orden del León Holandés en 2013. (Casa Real)
Máxima, con la banda y la insignia de la Orden del León Holandés en 2013. (Casa Real)

Hemos visto a la reina con ella en numerosas ocasiones, ya que es habitual que la lleve en actos institucionales de gala o, por ejemplo, en los retratos oficiales de los reyes que de tanto en tanto distribuye la Casa Real. Y parece que va a seguir siendo así. El protocolo manda y lo normal es que, en este tipo de actos o fotografías que requieren de condecoraciones, se lleve siempre la distinción más alta. De ahí que sea muy difícil poder ver a Máxima luciendo la banda naranja con la insignia de la Orden de la Casa de Orange que el rey Guillermo le ha entregado como regalo por su 50º cumpleaños.

Guillermo Alejandro de Holanda
El redactor recomienda