Charlène de Mónaco se pierde una de sus citas favoritas por problemas de salud
  1. Casas Reales
INFECTADA EN SUDÁFRICA

Charlène de Mónaco se pierde una de sus citas favoritas por problemas de salud

La esposa de Alberto de Mónaco viajaba a Sudáfrica hace unos días para participar en una campaña de conservación de la fauna, pero ahora le es imposible volver al principado

placeholder Foto: La princesa Charlène, en una imagen reciente. (Reuters)
La princesa Charlène, en una imagen reciente. (Reuters)

Hace tres años, unas imágenes de Charlène de Mónaco bebiendo a morro de una botella de champán dieron la vuelta al mundo. No eran muy habituales en una royal y tampoco en la esposa de Alberto de Mónaco, aunque en alguna ocasión se la haya sorprendido ofreciendo su faceta menos formal en fiestas o citas privadas. Pero el principado se había vestido de fiesta para acoger el Gran Premio de Fórmula 1 y tanto ella como su marido casi se vieron obligados a celebrarlo así con el campeón de aquella edición, Daniel Ricciardo. Pues bien, tres años después, esperábamos ver una imagen parecida durante el Gran Premio, que se celebra este domingo en las calles de La Roca. Pero no va a poder ser. Charlène de Mónaco va a perderse una de sus citas favoritas por problemas de salud.

Así lo han anunciado fuentes oficiales del palacio, a través de un comunicado: "De viaje por el continente africano en el marco de una misión de conservación de la fauna, S.A.S. la princesa Charlène sufre una infección ORL que no le permite viajar. Lamentablemente, no podrá asistir al Gran Premio de Fórmula 1 de Mónaco. S.A.S. La princesa Charlène desea lo mejor al Automóvil Club de Mónaco, organizador del evento, así como a los pilotos y equipos implicados en esta gran competición automovilística". Es decir, que la esposa de Alberto de Mónaco sufre una infección que le afecta tanto a los oídos como a las vías respiratorias, lo que hace imposible que pueda regresar, por el momento, a casa.

placeholder La princesa Charlène, en el Gran Premio de Fórmula 1 de 2018. (Reuters)
La princesa Charlène, en el Gran Premio de Fórmula 1 de 2018. (Reuters)

Charlène ha contraído la infección en Sudáfrica, hasta donde había viajado como parte de una campaña para la preservación de la fauna, a través de la fundación que preside y lleva su nombre. Vestida de camuflaje, la veíamos en la sabana africana colaborando con veterinarios y otros profesionales cuidando de algunos rinocerontes. Unas imágenes que quiso compartir en sus redes sociales para concienciar sobre la importancia de la conservación y protección de estos animales, en peligro de extinción debido, sobre todo, a la caza furtiva. De ahí que, al tener que volver en avión de regreso a Mónaco, le sea imposible volar por la infección en los oídos, una parte del cuerpo especialmente sensible a las altas presiones.

La cita con el Gran Premio de Fórmula 1 hubiera sido la primera aparición pública de Charlène en el principado en cuatro meses, ya que no habíamos vuelto a verla en Mónaco desde las celebraciones de Santa Devota. Sí habíamos podido verla en Sudáfrica hace justo dos meses, cuando viajó hasta su país para asistir al funeral de Goodwill Zwelithini, quien además de ser rey zulú, era un gran amigo de la princesa monegasca. La única pista que habíamos tenido del paradero de la princesa en estos meses casi 'desaparecida' fue una fotografía familiar que compartió, también a través de sus redes sociales, para celebrar la Pascua.

Sorprendió su ausencia en la última cita deportiva celebrada en Mónaco, a la que acudió Alberto junto a los príncipes Jacques y Gabriella, aunque luego se supo que fue por una buena causa y su implicación con la convervación de la naturaleza.

Princesa Charlene de Mónaco
El redactor recomienda