Alarma en la Casa Real danesa: amenazas, un paquete sospechoso y una detenida
  1. Casas Reales
UNA ESCENA DE PELÍCULA

Alarma en la Casa Real danesa: amenazas, un paquete sospechoso y una detenida

Una mujer ha sido arrestada por amenazas a la familia real, ya que provocó una situación en el palacio de Amalienborg digna de una película de ficción

placeholder Foto: Los príncipes de Dinamarca, en la Eurocopa. (EFE)
Los príncipes de Dinamarca, en la Eurocopa. (EFE)

Ya hemos hablado en varias ocasiones de que las familias reales tampoco están exentas de sentir el peligro. A pesar de que las medidas de seguridad con los reyes y sus descendientes suelen ser grandes, en ocasiones hay alguna grieta que hace pasar momentos de mucha tensión. Y la última Casa Real europea que ha sufrido una situación desagradable ha sido la de Dinamarca, que se ha convertido muy a su pesar en la protagonista de un suceso que parece más sacado de una película de ficción, porque incluye amenazas, un paquete sospechoso y hasta una mujer arrestada.

Todo empezaba este pasado martes, cuando llegaba un paquete muy sospechoso al palacio de Amalienborg, la residencia oficial tanto de la reina Margarita como de su hermana Benedicta y de los príncipes Federico y Mary. Rápidamente se alertaba a la policía, que acordonaba toda la zona y bloqueaba el acceso de los visitantes a las zonas del recinto que se pueden visitar. No tardó en haber un buen despliegue de ambulancias y agentes de policía alrededor del palacio por si acaso el paquete era peligroso, como así parecía. En ese momento, la única que se encontraba en Amalienborg era Benedicta, puesto que Federico y Mary se instalaban en Fredensborg hace unas semanas y la reina Margarita también estaba fuera. Pero todo el personal que trabaja para unos y otros sí que estaba en el recinto, dado que la secretaría de Casa Real, desde donde se manejan todos los asuntos de la Corona, tiene su sede allí. Afortunadamente, unas horas después, se pudo comprobar que el paquete no suponía ningún peligro.

placeholder Dispositivo de seguridad desplegado en Amalienborg, este martes. (EFE)
Dispositivo de seguridad desplegado en Amalienborg, este martes. (EFE)

Pero aunque el envío a Amalienborg no ha supuesto ninguna amenaza física para nadie, el hecho no ha quedado impune. Tal y como ha confirmado la policía danesa, la remitente del paquete sospechoso que causó tal revuelo está ya detenida, acusada de amenazas a la familia real. Se trata una mujer de 57 de años de Ribe, una pequeña ciudad del suroeste de Jutlandia, por lo que se está intentando averiguar si este hecho ha tenido algo que ver con la cita que la reina Margarita, el príncipe Federico y el príncipe Christian tuvieron el pasado domingo, dos días antes de la recepción del paquete, cuando celebraron en la zona el centenario de la adhesión de Jutlandia a territorio danés.

De momento, tanto Federico como Mary han seguido trabajando estos días, completamente ajenos -al menos aparentemente- al revuelo y la alarma que ha saltado en la Casa Real. La australiana inauguraba este miércoles el hospicio infantil y juvenil Strandbakkehuset, un centro para dar mejores condiciones de vida a niños y adolescentes con enfermedades crónicas o degenerativas y cuya situación limita la vida de sus familias. Mientras, el príncipe visitaba la concentración de la selección danesa, donde les deseó suerte para el siguiente partido de la Eurocopa que tenían que disputar, además de interesarse por la salud de Eriksen, el futbolista que el pasado sábado caía desvanecido en el terreno de juego.

placeholder Federico, con la selección danesa. (EFE)
Federico, con la selección danesa. (EFE)

Como decíamos, la de Dinamarca no es la primera Casa Real europea que es víctima de alguna situación parecida. No podemos olvidar los varios intrusos que se han colado en el aparentemente infranqueable palacio de Buckingham, como tampoco el caso más reciente del que hemos tenido noticia, el acosador de Amalia de Holanda, que dirigía amenazas a la princesa a través de las redes sociales de algunos de sus amigos. Tampoco se libró la reina Silvia de Suecia, que incluso llegó a estar amenazada de muerte por una mujer obsesionada con ella y con otros rostros muy conocidos del país.

Federico de Dinamarca Mary de Dinamarca Margarita de Dinamarca Familia Real de Dinamarca
El redactor recomienda