Los detalles más emotivos del homenaje a Diana de Gales: tulipanes, besos y un poema
  1. Casas Reales
Reencuentro de Harry y Guillermo

Los detalles más emotivos del homenaje a Diana de Gales: tulipanes, besos y un poema

El homenaje a la princesa ha estado protagonizado por el reencuentro de Harry y Guillermo, la presencia de los hermanos de Lady Di y otros pequeños gestos

Foto: Harry y Guillermo, durante el homenaje a su madre. (Reuters)
Harry y Guillermo, durante el homenaje a su madre. (Reuters)

El 1 de julio es un día señalado y lo hemos podido comprobar en los grandes gestos, pero también en los pequeños detalles. Diana de Gales habría cumplido 60 años, y sus hijos han querido honrar su memoria de la mejor forma posible, no con el homenaje del que todos hemos sido testigos, desvelando la estatua de la princesa que hará que siempre esté presente, sino dejando a un lado los conflictos y tensiones de estos últimos meses.

Hasta el último momento han estado adaptando sus planes a las normas sanitarias requeridas. Esto ha hecho que fueran muy pocos los invitados, sin duda dotando a este homenaje de un especial significado, pero también dejando claro quiénes tenían que estar presentes a pesar de las dificultades. No podían faltar sus hijos, Guillermo y Harry, pero tampoco los tres hermanos de Diana: el conde Charles Spencer, Lady Sarah McCorquodale y Lady Jane Fellowes.

Las grandes ausencias

placeholder Meghan Markle, en una imagen de archivo. (Reuters)
Meghan Markle, en una imagen de archivo. (Reuters)

Las presencias no han sido suficientes para evitar que todos pensáramos en las ausencias. Amparados por la necesidad de mantener el número de invitados reducido, se entiende mucho más y mucho mejor que Meghan Markle o Kate Middleton no hayan asistido. Hace tiempo que Meghan confirmó que no estaría presente, no solo por las tensiones evidentes con la familia de su marido, que desviarían la atención de lo importante, también porque ha escogido quedarse en Los Ángeles con sus hijos, Archie y Lilibet Diana, que apenas tiene un mes de vida.

Motivos parecidos son los que han llevado a Kate a no acudir a la cita, puesto que de nuevo atraería la atención con su presencia y su papel como mediadora entre los hermanos, cuando es la figura de Diana la que debía centrar todas las miradas. Para evitar posibles especulaciones, la lista de invitados se conocía con anterioridad, por lo que nadie esperaba que hicieran acto de presencia el príncipe Carlos o su madre, la reina Isabel II.

Cariñoso reencuentro

placeholder Guillermo y Harry, antes de descubrir la estatua de Diana. (PA)
Guillermo y Harry, antes de descubrir la estatua de Diana. (PA)

Estaban quienes tenían que estar y prueba de ello ha sido el ambiente que han creado a su llegada a los jardines. Harry y Guillermo se reencontraban con sus tíos maternos y el amor y el cariño entre ellos era más que evidente. Con besos, palabras y gestos entrañables recibían a los recién llegados, mostrando una cercanía que siempre ha sido evidente en los Spencer; Diana también la dejaba salir siempre que podía y se la intentó inculcar a sus hijos.

Guillermo y Harry, como hermanos

Además del encuentro familiar con sus tíos en el jardín, que ha estado precedido por un paseo juntos, otro de los momentos más esperados era el reencuentro de los hermanos. Nadie esperaba que discutieran en público o se mostraran groseros, eso nunca ha sucedido, pero tampoco ha habido ni rastro de las tensiones que podrían haber exteriorizado, tras sus desacuerdos del pasado.

placeholder Harry y Guillermo, llegando al homenaje. (Reuters)
Harry y Guillermo, llegando al homenaje. (Reuters)

Una vez más hemos podido ver a dos hermanos que charlan animadamente, que comentan entre ellos lo que va a suceder y que bromean de forma despreocupada. Parece que Harry y Guillermo han llegado al acuerdo de dejar sus posibles discrepancias a un lado, mostrando un frente unido para recordar a su madre, algo que seguramente a ella le habría gustado.

Una declaración conjunta

Esta unión entre ellos también ha quedado de manifiesto en la declaración conjunta que han hecho, una actitud diferente a la que mostraron cuando se hicieron públicos los resultados de la investigación que aseguraba que su madre había sido engañada para conseguir su famosa entrevista con la BBC. En esa ocasión, cada uno mostró su descontento por separado, algo que no han querido que se repitiera esta vez.

placeholder Harry y Guillermo, junto al escultor, Ian Rank-Broadley. (Reuters)
Harry y Guillermo, junto al escultor, Ian Rank-Broadley. (Reuters)

“Hoy, en el que habría sido el cumpleaños número 60 de nuestra madre, recordamos su amor, fuerza y ​​carácter, cualidades que la convirtieron en una fuerza para el bien en todo el mundo, cambiando innumerables vidas para mejor. Todos los días, deseamos que todavía esté con nosotros, y nuestra esperanza es que esta estatua sea vista para siempre como un símbolo de su vida y su legado”, han dicho los hermanos, quienes todavía recuerdan vívidamente a su madre y la pena de perderla demasiado pronto.

Así recordaremos a Diana

La estatua que sus hijos han desvelado hoy ha querido representar no solo a Diana de Gales, sino lo que su figura representa para el mundo. Por eso aparece junto a tres niños, pero también como una mujer adulta, que se ha encontrado a sí misma y se siente confortable en su propia piel. El peinado con el que nos la muestran, el que llevaba en sus últimos años de vida, así como el look escogido, una camisa abotonada y una falda lápiz con un cinturón de gran hebilla, son también prueba de ello.

placeholder Estatua de Diana de Gales. (Reuters)
Estatua de Diana de Gales. (Reuters)

Así lo ha querido su autor, el escultor Ian Rank-Broadley, quien ha asegurado que quería reflejar el cariño, elegancia y energía que Lady Di desprendía. Según recoge el ‘Daily Mail’, se cree que el look escogido para representarla está inspirado en una felicitación navideña de 1993, en la que aparece la princesa junto a sus hijos con un look muy parecido.

‘La medida de un hombre’

Bajo la estatua puede leerse el nombre de la princesa, así como la fecha en la que se ha producido esta inauguración, pero también una adaptación del poema de Grady Poulard, ‘La medida de un hombre’, versos que también se leyeron en el décimo aniversario de su muerte y rezan así: "Estas son las unidades que miden el valor de esta mujer como mujer, sin importar su nacimiento. ¿O era su posición? Pero ¿tenía un corazón? ¿Cómo jugó las cartas que Dios le dio?".

En su rincón favorito

placeholder Guillermo y Harry, desvelando la estatua de su madre. (Reuters)
Guillermo y Harry, desvelando la estatua de su madre. (Reuters)

La estatua está ubicada en The Sunken Garden, lugar en el que Harry y Meghan hicieron oficial su compromiso y uno de los rincones preferidos de Diana, un espacio que ha sido remodelado con gran cariño para otorgarle un mayor protagonismo, aunque respetando la estructura original. Rosas, tulipanes, lavanda, dalias… Se han puesto unas 4.000 plantas con las que se pretende conseguir un espacio relajante y colorido. Por supuesto, entre estas flores no podían faltar las favoritas de Lady Di, los nomeolvides. Una elección que no podía ser más apropiada, puesto que será imposible olvidarla.

Diana de Gales Príncipe Harry Príncipe Guillermo
El redactor recomienda