Mohamed VI, advertido para que acabe con la indecente exhibición de lujo de sus amigos
  1. Casas Reales
LAS MALAS COMPAÑÍAS DEL REY

Mohamed VI, advertido para que acabe con la indecente exhibición de lujo de sus amigos

Desde mayo, la prensa marroquí arremete contra los hermanos Azaitar, muy cercanos al rey, pero ahora el diario 'Hespress' le avisa abiertamente de los riesgos de esa amistad

placeholder Foto: Mohamed VI, en una imagen de archivo. (Getty)
Mohamed VI, en una imagen de archivo. (Getty)

El rey Mohamed VI no puede aceptar la exhibición de riqueza de sus amigos, los hermanos Azaitar. El rey Mohamed VI corre el riesgo de que las payasadas de sus tres amigos boxeadores le acaben salpicando. Quizás uno de esos amigos, Abu Bakr Azaitar, acabe como Rasputín, el peregrino místico que ejerció una gran influencia en la corte imperial rusa hasta que fue asesinado en 1916.

Este es, en substancia, el mensaje dirigido al soberano alauí que publicó, a lo largo del fin de semana, 'Hespress', el diario digital más leído de Marruecos. Escrito en francés y traducido después al árabe, no lleva firma. No es porque su autor quiera permanecer en el anonimato. El texto ha sido probablemente promovido por un puñado de muy altos cargos con muchos galones.

Foto: Mohamed VI, en una imagen de archivo. (Getty)

Desde el 1 de mayo, la prensa marroquí ha desencadenado una ofensiva contra la fratría de los Azaitar. El primero en disparar fue 'Hespress', pero a ella se sumó nada menos que 'Barlamane', un digital dirigido por Mohamed Khabachi, que fue director de la agencia de prensa oficial (MAP), un cargo nombrado por el rey, y más tarde responsable de la comunicación del Ministerio del Interior.

placeholder Mohamed VI, con los hermanos Ataizar en abril de 2018. (MAP)
Mohamed VI, con los hermanos Ataizar en abril de 2018. (MAP)

La acometida mediática no ha dado, por ahora, resultado alguno. El monarca sigue frecuentando asiduamente a estos tres hermanos, alemanes de origen marroquí, expertos en artes marciales y con antecedentes penales por las agresiones que perpetraron en Colonia, la ciudad donde nacieron. A diferencia de otros años, el rey no se ha ido aún de vacaciones a Rincón y Alhucemas. Reside casi ininterrumpidamente desde abril en su palacio de Fez y con él conviven los Azaitar. Quizás por eso, 'Hespress' subió el tono el pasado fin de semana con el propósito de presionar a Mohamed VI para que se separe de ellos.

Los tres entraron a formar parte de la vida privada del monarca, el 20 de abril de 2018, cuando les recibió en el Palacio Real de Rabat para darles la enhorabuena por sus éxitos deportivos. Otman Azaitar acababa de conseguir una victoria en el campeonato del mundo Brave Combat Federation de Artes Marciales Mixtas (MMA), mientras que Abu Bakr había entrado a formar parte del Ultimate Fighting Championship, la mayor liga mundial de este deporte. Omar, el tercer hermano, les ayuda en sus entrenamientos, pero también monta sus negocios. El mes pasado inauguró en la Costa del Sol una franquicia de la cadena alemana 3H’S, Burger & Chicken.

Desde esa audiencia real, los Azaitar se convirtieron en amigos inseparables del soberano hasta el punto de que ese mismo verano se les vio navegando a todos por el Mediterráneo Occidental a bordo del yate Al Lusial, que prestó el emir de Qatar a Mohamed VI. Más tarde se fueron de vacaciones a las islas Seychelles. En los primeros meses de ese flechazo amistoso aparecieron por las redes sociales numerosas fotos del monarca con los Azaitar, sobre todo con Abu Bakr, pero ahora la relación es más discreta.

placeholder Abu Azaitar, en una imagen de sus redes sociales.
Abu Azaitar, en una imagen de sus redes sociales.

Las primeras andanadas de la prensa contra la fratría resaltaron en mayo y junio los escándalos públicos organizados, por ejemplo, por Abu Bakr en el hospital de Avicenne de Rabat o por Otman en el Starbucks de la estación de trenes de la capital. También hacían hincapié en los relojes de lujo, valorados por 'Hespress' en 2,3 millones de euros, que exhibía Abu Bakr en su muñeca, o los coches Bentley o Rolls-Royce con los que se pavoneaba Omar. “En el parque automovilístico de Abu Bakr figura un Bugatti Veyron cuyo valor estimado es de tres millones de euros (…)”, precisó el periódico. Este vehículo alcanza los 430 kilómetros por hora. En Marruecos no existe el periodismo de investigación y solo un servicio secreto pudo proporcionar estos datos al autor del artículo.

“Esta exhibición obscena de signos externos de riqueza contrasta con una situación socioeconómica de extrema fragilidad que el propio Mohamed VI no puede aceptar porque su pueblo sufre la crisis generada por la pandemia del covid-19”, recalca 'Hespress', invitando así al monarca a poner fin al despliegue de opulencia de sus amigos. El diario da incluso a entender que relojes, coches y viajes en aviones privados no han sido costeados con sus supuestas hazañas deportivas sino que son “regalos”. No precisa quién se los hizo, pero es obvio que solo el monarca pudo agasajarles con obsequios tan costosos. Su fortuna rebasa los 5.000 millones de euros.

“(…) el daño que generan estos arlequines pone en duda la propia credibilidad del país que dicen defender. Son bombas de relojería colocadas en todas partes y que acabarán explotando en nuestras caras, tan repugnantes son sus atropellos y sospechoso su enriquecimiento”, advierte el artículo. “(…) es probable que sus bufonadas salpiquen a más de uno”, prosigue en lo que parece ser un aviso al rey sobre los riesgos que corre si no se separa de ellos. En WhatsApp, “todo el mundo solo habla de esto”, se lamenta el autor.

placeholder El boxeador conocido como Gladiator y Mohamed VI. (Instagram)
El boxeador conocido como Gladiator y Mohamed VI. (Instagram)

“Solo puede haber un rey en Marruecos y un solo príncipe heredero”, recuerda 'Hespress' en su conclusión. “No puede haber más príncipes que los que son miembros de la familia real”. Y el artículo termina lanzando otra advertencia, esta vez al hermano que ha trabado la relación más estrecha con Mohamed VI: “Abu Bakr Azaitar debería leer la historia de Rasputín”. Aunque no llegó a formar parte de la familia real rusa, el monje ortodoxo sí tuvo sobre ella un gran ascendiente -como lo tienen los hermanos sobre el rey de Marruecos- hasta que fue asesinado, en diciembre de 1916, por cinco miembros de la alta sociedad rusa. Dos meses después empezó la revolución rusa que acabó con la monarquía.

Ni los medios de comunicación que han publicado estas diatribas contra los hermanos Azaitar ni sus autores –no todos son anónimos- han sido perseguidos en un país como Marruecos donde varios periodistas independientes están detrás de los barrotes. Uno de los más célebres, Suleiman Raissouni, fue condenado el viernes a cinco años de cárcel.

Estos artículos, y especialmente el del fin de semana pasado, solo pueden haber sido inspirados por un grupo de altos cargos civiles –incluidos destacados miembros de la seguridad del Estado- y militares preocupados por el “secuestro psicológico” del rey por Abu Bakr y sus dos hermanos al que quieren poner fin. Todos sus intentos han sido hasta ahora infructuosos.

Noticias de Marruecos Rey Mohamed VI
El redactor recomienda