La portada alemana que da por segura la separación de Alberto y Charlène de Mónaco
  1. Casas Reales
lo publica 'bunte'

La portada alemana que da por segura la separación de Alberto y Charlène de Mónaco

Ni los mensajes románticos de la sudafricana han servido para que 'Bunte' dude sobre la situación de la pareja

Foto: Charlène y Alberto, en su boda. (Getty)
Charlène y Alberto, en su boda. (Getty)

Diez años han pasado desde que se convirtieran en marido y mujer. Pero parece que los motivos para no celebrar juntos su aniversario son muy diferentes a los médicos que se alegaron en su momento. Es, al menos, lo que afirma la revista ‘Bunte’, que en su edición en papel da por segura la separación de Alberto y Charlène de Mónaco, aportando además varias de las pistas que llevarían a esta conclusión. No nos podemos olvidar de que este medio alemán es uno de los que suele ofrecer más información de la familia Grimaldi y que cuenta con fuentes muy fiables en Mónaco. De ahí que al menos tengamos que tener en cuenta su información, que además no dudan en llevar a su portada.

Foto: Charlène y Alberto, en su boda. (Getty)

Ni siquiera el hecho de que haya habido un comunicado de la princesa con su diagnóstico para zanjar los rumores que empezaban a crecer en el principado o los románticos mensajes que ha enviado a través de sus redes sociales para celebrar su aniversario de boda han servido para que la revista ‘Bunte’ dude de la información que lleva en portada. Charlène de Mónaco ha tenido y tiene problemas de salud, sí. Pero no es lo único que la mantiene en Sudáfrica, donde, según aseguran, llevaría desde mucho antes de compartir la campaña por la protección de los rinocerontes, en la que ha estado implicada al máximo.

placeholder Charlène, durante el memorial de Goodwill Zwelithini. (EFE)
Charlène, durante el memorial de Goodwill Zwelithini. (EFE)

Según esta publicación, cuando Charlène asistió al funeral del rey zulú Goodwill Zuelithini, ya se encontraba en Sudáfrica desde tiempo antes. De hecho, las últimas fotos que hay de la princesa en Mónaco son del 9 de febrero, cuando asistía con Alberto a la presentación de un torneo de rugby. Desde entonces, han pasado más de cinco meses. Y en este tiempo, solo un par de imágenes de la familia al completo, compartidas a través de las redes sociales. Una en Pascua, que no se sabe ni cuándo ni dónde fue tomada, por lo que tampoco habría que descartar que fuera en Sudáfrica, donde ya estaría Charlène si nos atenemos a la información de ‘Bunte’. Otra, la del cumpleaños de su sobrina, que sí se hizo en su país.

placeholder Charlène de Mónaco, con uno de sus cambios de look, el pixie de 2016. (Getty)
Charlène de Mónaco, con uno de sus cambios de look, el pixie de 2016. (Getty)

Pero más allá de la ‘desaparición’ de la princesa y de que Alberto ejerza ahora de padre soltero son sus dos hijos pequeños, son varias las pistas que ha recabado la revista alemana para dar por segura la separación de Alberto y Charlène de Mónaco, basadas en movimientos muy extraños que se vienen dado en palacio desde el pasado noviembre, todos encaminados a preparar el divorcio de la pareja. Su protagonista sería Claude Palmero, un administrador de activos muy cercano al príncipe. Tanto que se le considera un ‘solucionador de problemas’. Y su implicación en estos supuestos preparativos de divorcio vendrían porque figura como cara visible de una red corporativa que tiene su sede en Malta y que es propiedad del hermano de Charlène, Sean Wittstock.

placeholder Alberto y Charlène de Mónaco, en noviembre de 2020. (EFE)
Alberto y Charlène de Mónaco, en noviembre de 2020. (EFE)

La empresa estaría dedicada a, entre otras cosas, administrar bienes raíces y planea -y aquí viene la pista clave para ‘Bunte’- expandirse a Sudáfrica, lo que no tendría sentido sin que allí la familia tuviera bienes inmuebles. Pero es que la segunda parte es que la publicación también asegura que Charlène lleva mucho tiempo buscando una casa en Johannesburgo, una de las tres capitales de su país. Concretamente, en el barrio de Benoni, donde viven tanto sus padres como su hermano Sean con sus dos hijos. Pero es que, además, Gareth también habría adquirido el año una villa con piscina en la misma zona. Y teniendo en cuenta que Gareth es ya un indispensable en Mónaco, para ‘Bunte’ la compra de una casa en Sudáfrica no tiene sentido si no planean pasar allí largas temporadas. Es decir, que esa empresa matriz de Malta mencionada anteriormente sería una red para gestionar todas esas propiedades de la familia Wittstock, para ‘Bunte’ una forma de asegurarse el futuro de cara a una futura separación.

Foto: Alberto y Charlène de Mónaco, en su boda civil. (Getty)

La otra pista en la que la publicación alemana se basa para asegurar que la separación de Alberto y Charlène es un hecho son las palabras de la propia princesa, expresadas a sus amigos sudafricanos, con los que está pudiendo compartir mucho tiempo ahora. A ellos les ha hablado de sus planes futuros, contándoles que quiere ampliar sus actividades en su país, lo que no podría llevar a cabo si no pasara mucho más tiempo alejada de Mónaco. De momento, la princesa pasa el tiempo volcada en las carreras de caballos. Con su ejemplar, Follow Me, ha ganado ya más de 18.000 euros, una buena base para empezar su vida dejando el principado y al que hasta ahora ha sido su príncipe.

Alberto de Mónaco Princesa Charlene de Mónaco
El redactor recomienda