PRIMICIA: Visita a Vitoria de la infanta Elena, la Borbón que se siente Urdangarin
  1. Casas Reales
FAMILIA DEL REY

PRIMICIA: Visita a Vitoria de la infanta Elena, la Borbón que se siente Urdangarin

Si no hay cambios de última hora, la hermana mayor del rey Felipe VI tiene previsto pasar el jueves y el viernes en Vitoria con su cuñado, Iñaki Urdangarin

Foto: La infanta Elena e Iñaki Urdangarin. (LP)
La infanta Elena e Iñaki Urdangarin. (LP)

Fue la última en verle antes de entrar en prisión y la primera en verle al salir. La infanta Elena es una de las personas más cercanas a su cuñado y amigo. Y esta semana, si no hay cambios de última hora, la hermana mayor de la infanta Cristina tiene previsto viajar a Vitoria para visitar a Iñaki Urdangarin y pasar dos días con su familia, tal y como confirman a Vanitatis fuentes de toda solvencia.

El cuñado del rey Felipe VI vive en la capital vasca desde hace meses y allí disfruta ya de su tercer grado, una semilibertad por la que no tiene que ir a prisión más que para firmar un documento una vez a la semana.

placeholder Las infantas Elena y Cristina, en Vitoria en Navidad de 2016. (Cordon Press)
Las infantas Elena y Cristina, en Vitoria en Navidad de 2016. (Cordon Press)

Así que la infanta Elena pretende pasar con él unos días en Vitoria, algo que, por otra parte, suele hacer con asiduidad. Hay que tener en cuenta, además, que doña Elena es la directora de Proyectos Sociales y Culturales de la Fundación Mapfre, una entidad que tiene numerosos programas en Vitoria, lo que podría servir para realizar alguna gestión laboral.

El pasado 11 de junio

El mes pasado, sin ir más lejos, en concreto el fin de semana del 11 de junio, doña Elena estuvo en Vitoria, donde pasó un par de días con la familia Urdangarin y hasta salió a tomar el aperitivo por el centro de la ciudad con su cuñado. Las escapadas de la infanta Elena a esta ciudad son significativas porque demuestran el gran peso que tiene en la familia de su hermana Cristina, de cuya vida es una de las piezas más importantes.

Foto: La infanta Elena e Iñaki Urdangarin. (LP)

La crisis en la que vive la familia del Rey en general y en especial la tormenta que se desató hace meses en torno al Rey emérito han supuesto una división en el seno familiar, en el que cada uno ha tomado partido. Y doña Elena lo ha hecho claramente en favor de su hermana y la familia política de esta. Cuando Iñaki Urdangarin debía ingresar en prisión, aterrizó en Madrid procedente de Ginebra y tras ser visto en el aeropuerto se esfumó.

Todos buscaban al cuñado ‘real’ mientras él pasaba la noche en casa de la Infanta, en el barrio del Niño Jesús, una vivienda que durante sus permisos carcelarios se convirtió en una suerte de guarida para él. El mismo destino que marcó Urdangarin en su calendario cuando salió de prisión hasta que finalmente logró el traslado a Vitoria.

Punto de encuentro

Ahora es ella la que se instala en casa de su cuñado. La vivienda familiar de Claire Liebaert es un punto de encuentro para la familia del Rey, quien mantiene una relación muy distante con sus hermanas.

Foto: La infanta Elena, en su casa. (Cordon Press)

Otra de las personas que ha apoyado a Urdangarin en todo momento y le ha brindado su ayuda y también su casa es Rita Allendesalazar. Sus casas en Segovia y en Ávila han sido otros de los lugares en los que las hermanas de Felipe VI se han alojado durante los años que ha durado el encarcelamiento de Iñaki. Muchos días de verano los pasan ambas con esta amiga de la infancia. Esta misma semana, antes de ir a Vitoria, la infanta Elena pasa unas horas en Segovia con Allendesalazar, otra de las escapadas tradicionales de la hermana mayor del Rey.

placeholder La infanta Elena, hace unos días en los premios del Concurso de Pintura Infantil y Juvenil de Patrimonio Nacional. (EFE)
La infanta Elena, hace unos días en los premios del Concurso de Pintura Infantil y Juvenil de Patrimonio Nacional. (EFE)

Las vacaciones de doña Elena serán este año muy parecidas a las del verano pasado. Irá y vendrá a Vitoria, pasará unos días en Bidart, también con todos los Urdangarin, y quizás se escape a Mallorca, con su madre, la reina Sofía. El año pasado, la Infanta viajó a Baleares cuando su hermano y su mujer, la reina Letizia, ya se habían marchado, algo que quienes la conocen atribuyen a ese distanciamiento en la familia. Sobre todo el año pasado, cuando la marcha de don Juan Carlos I era tan reciente y sus hijas se sentían especialmente dolidas por la situación.

Foto: La infanta Elena. (EFE)

La distancia entre el Rey y sus hermanas comenzó, no obstante, hace tiempo. Lejos de lo que se ha contado en tantas ocasiones, nunca hubo amistad entre los Urdangarin de Borbón y los entonces Príncipes de Asturias. Letizia nunca entabló amistad, ni siquiera superficial, con su cuñada. Al contrario, desde que la ahora Reina llegó a la familia, el único hermano varón se distanció de las chicas, creándose así una unión más fuerte entre ellas, sobre todo desde la separación de los duques de Lugo. Con una infanta Elena soltera, lo que suponía tener más libertad, todo era más fácil. Moverse, viajar, organizar planes y aparecer cuando su hermana pequeña lo necesitaba, que no han sido pocas veces.

Foto: Juan Urdangarin.(Diez Minutos)

El papel de apoyo para todos quienes sufren en la familia del Rey ha sido algo que la infanta Elena ha ido adoptando con el tiempo. En especial con los Urdangarin. El proceso judicial al que se vieron sometidos, con juicios públicos y mediáticos paralelos, dejó muy mermado el espíritu luchador de los exduques de Palma, y las visitas de Elena a Ginebra eran como un bálsamo para ellos.

Infanta Elena Infanta Cristina Iñaki Urdangarin
El redactor recomienda