Dolce, McQueen... Sarah Ferguson lleva su peculiar estilo a la alta costura
  1. Casas Reales
FERGIE DE LUJO

Dolce, McQueen... Sarah Ferguson lleva su peculiar estilo a la alta costura

La exmujer del príncipe Andrés ha protagonizado un sorprendente posado con looks de Dolce & Gabbana o Alexander McQueen, que confirman que, en cuestión de moda, Fergie solo hay una…

placeholder Foto: Sarah Ferguson, en la boda del príncipe Harry con Meghan Markle. (Getty)
Sarah Ferguson, en la boda del príncipe Harry con Meghan Markle. (Getty)

Ha vuelto… y con más fuerza que nunca. Sarah Ferguson es conocida por su particular y muy personal estilo, pero nunca la habíamos visto así. En un posado para la revista 'Town & Country', la exmujer de Andrés de Inglaterra se muestra más fashion y atrevida que nunca, con espectaculares diseños de grandes firmas que reflejan fielmente su manera de entender la moda.

Posa con prendas como un corsé rojo de piel de Alexander McQueen sobre una camisa blanca de lazo, un vestido morado de aire gótico de Cavalli o una blazer estampada de Dolce & Gabbana, añadiendo llamativos sombreros, que es su accesorio fetiche por excelencia. Es la reinvención fashion de Fergie llevada a la alta costura. Aunque sus looks para este editorial son sorprendentes y muy alejados de lo que podríamos considerar un ‘dress code’ de realeza, lo cierto es que todos son muy ella.

Si hay algo que la ha caracterizado desde siempre ha sido precisamente su estilo… Cómo olvidar su vestido de novia, firmado por Lindka Cierach, en satén y con bordados con las iniciales de la pareja, abejas, cardos y su escudo de armas. "Nunca habrá un vestido igual", dijo, y vaya si lo cumplió. Luego, durante toda la década de los 80, acaparó la atención en cada aparición pública gracias a sus diseños excesivos, llenos de volumen y colores vistosos. Le encantan los adornos, los volantes, los tocados… Es el 'Fergie style', que ahora lleva al extremo para una entrevista en la que, además, ha hecho declaraciones tan inesperadas como reveladoras.

placeholder La boda de Sarah Ferguson y el príncipe Andrés. (Cordon Press)
La boda de Sarah Ferguson y el príncipe Andrés. (Cordon Press)

Sarah hace un repaso de su vida y admite que ha aprendido a aceptarse tal y como es, y a no ser tan crítica con ella misma como lo fue en el pasado. “Estoy en un muy buen momento, porque soy libre. Esa persona que piensa que es gorda, fea y repugnante todavía está conmigo, pero ahora no está tan presente. La verdad es que tengo 61 años y estoy libre de la autosaboteadora Sarah”, reconoce. Y es que durante años tuvo que lidiar con los comentarios despectivos y maliciosos que parte de la prensa británica hacía sobre su persona: "Cuando dicen que eres la 'duquesa cerdo' o eres 'la desaliñada Fergie', empiezas a creerlo".

Actualmente se siente empoderada, ama su cabello rojo y su nueva figura, fruto de muchas dietas de adelgazamiento, y lo demuestra con este posado en el que reivindica su estilo. Fergie se encuentra en plena promoción de su primer libro para el público adulto (recordamos que ha escrito varios infantiles), titulado ‘Her heart for a compass’, y que versa sobre la vida de su tatarabuela, Lady Margaret.

placeholder Sarah Ferguson, en una imagen de archivo. (EFE)
Sarah Ferguson, en una imagen de archivo. (EFE)

La entrevista para 'Town & Country' no es la única que ha concedido recientemente. En otra del 'Telegraph' ha conseguido hacer saltar todas las alarmas hablando de la relación que mantiene con el príncipe Andrés: "Siempre decimos que somos la pareja divorciada más satisfecha del mundo. Somos padres que nos apoyamos y creemos que la familia lo es todo. Estoy orgullosa del trabajo que hemos hecho juntos para criar a nuestras hijas y mantener una unidad familiar sólida. Nuestras palabras son comunicación, compromiso y compasión". Y cuando le preguntan si se volvería a casar con él contesta: "Todo lo que puedo decir es que estamos contentos con la forma en que estamos ahora".

También ha tenido unas cariñosas palabras hacia la fallecida Lady Di, a quien recuerda cada día: "Ella está siempre en mi corazón. Ella era mi mejor amiga entonces y todavía lo es ahora. No hay mejor ejemplo de dar de corazón al mundo que ella. La amé desde el momento en que la conocí cuando tenía 14 años hasta el momento en que falleció. No había nadie como ella y nunca lo habrá”.

Sarah Ferguson
El redactor recomienda