Elisabeth de Bélgica termina su curso militar (y la diferencia con Leonor y otras princesas)
  1. Casas Reales
¿Y AHORA QUÉ?

Elisabeth de Bélgica termina su curso militar (y la diferencia con Leonor y otras princesas)

¡Prueba conseguida! La heredera del trono ha superado con nota las jornadas de duros ejercicios militares que, sin duda, forjarán el carácter de esta futura reina

placeholder Foto: Elisabeth de Bélgica, en su última jornada de entrenamiento militar. (Casa Real de Bélgica)
Elisabeth de Bélgica, en su última jornada de entrenamiento militar. (Casa Real de Bélgica)

Tras un año de esfuerzo y largas jornadas de trabajo físico, la princesa Elisabeth ha dado por finalizado su entrenamiento militar. Lo ha hecho poniendo la guinda a un campamento intensivo donde ha podido demostrar todo lo que ha aprendido durante el curso en la Real Academia de Bruselas. Nuevamente la hemos visto escalando rocas con pericia, tirándose en tirolina o navegando por los rápidos de un río en una lancha con otros compañeros. Vestida de camuflaje, la verdad es que nos ha recordado un poco a aquella película de Demi Moore de 1997, en la que interpretaba a la teniente O’Neil, aunque Elisabeth no ha tenido que raparse el pelo; es la versión royal...

A sus 19 años, la hija mayor de Felipe y Matilde de Bélgica es la primera heredera de su generación en someterse a este tipo de férrea formación castrense, necesaria para su futuro reinado. En esta última jornada, la heredera tuvo la oportunidad de entrenar en Marche-les-Dames, al sur del país, un lugar con mucha historia, aunque trágica. Fue precisamente este el lugar donde su antepasado, el rey Alberto I, escalador consumado, sufrió una aparatosa caída practicando su deporte favorito, falleciendo en 1934 a causa de las graves lesiones. Le sucedió su hijo, Leopoldo III, abuelo del actual monarca.

Terminado su entrenamiento militar, la princesa Elisabeth de Bélgica y sus planes de futuro aún son una incógnita. Habrá que esperar a que la Casa Real belga anuncie qué hará a partir de septiembre, aunque se cree que podría trasladarse al extranjero para estudiar, como va a hacer nuestra heredera, la princesa Leonor. De este modo, la duquesa de Brabante podrá continuar llevando una vida más o menos anónima, alejada de las obligaciones institucionales, lo que la ayudará a terminar de forjar esa personalidad fuerte y determinada que ha demostrado durante su paso por la academia.

placeholder Elisabeth de Bélgica, en el desfiladero de Marche-les-Dames. (Casa Real de Bélgica)
Elisabeth de Bélgica, en el desfiladero de Marche-les-Dames. (Casa Real de Bélgica)

La primogénita de los reyes belgas ha hecho historia al ser la primera mujer de su familia que se somete a este tipo de formación, hasta ahora reservada a los hombres. De ahí que su madre, Matilde, no pudiera evitar las lágrimas al verla desfilar vestida de soldado el Día Nacional, el pasado 21 de julio. Nada que ver con la nueva generación de herederas europeas que no han pasado por escuelas militares y a las que, por supuesto, no hemos visto realizando tan duros ejercicios de entrenamiento.

Sí lo hicieron en su día Victoria de Suecia y Mary de Dinamarca, pero los tiempos han cambiado para las más jóvenes. Por ejemplo, la formación castrense de la Princesa de Asturias es un tema que sigue en al aire, pues de momento se marcha a Gales a estudiar en el UWC Atlantic College. Por su parte, Amalia de Holanda se tomará un año sabático, alejada de sus obligaciones reales, para continuar con sus estudios y viajar, y no está previsto que pase por el ejército. Tenemos que viajar hasta Jordania para encontrar a otra princesa vestida de uniforme: nos referimos a Salma de Jordania, de 20 años, que se graduaba como piloto militar, la primera en la historia del país.

Elisabeth de Bélgica
El redactor recomienda