Apuesta por los volantes con éxito gracias a los trucos de estilo de las royals europeas
  1. Casas Reales
Con mucho movimiento

Apuesta por los volantes con éxito gracias a los trucos de estilo de las royals europeas

Este elemento es muy habitual en moda, por eso no es raro que haya seducido a mujeres con estilos tan diferentes como Victoria de Suecia o Kate Middelton

placeholder Foto: La reina Letizia, inaugurando Fitur. (EFE)
La reina Letizia, inaugurando Fitur. (EFE)

Grandes o pequeños, protagonistas o anecdóticos, los volantes son un elemento que siempre ha formado parte del mundo de la moda y, aunque los asociemos con España por los trajes de flamenca, lo cierto es que traspasan fronteras. Pocas son las royals europeas que no han caído rendidas ante la feminidad de este elemento, que encontramos en camisas, faldas y vestidos por igual.

Porque no hay dos mujeres iguales y las royals son prueba de ello, pero a pesar de tener estilos muy diferentes, siempre hay puntos en común y apostar por los volantes para buscar estilismos favorecedores es uno de ellos. Cada una tiene sus colores predilectos, como el rojo de Letizia o el verde de Kate Middleton, pero también gustos comunes, tal y como sucedió con la falda lápiz azul o con el traje de chaqueta rosa claro al que muy pocas pudieran resistirse.

placeholder La reina Letizia, a su llegada a la reunión del patronato de la Residencia de Estudiantes. (EFE)
La reina Letizia, a su llegada a la reunión del patronato de la Residencia de Estudiantes. (EFE)

La reina Letizia se ha dejado conquistar por los grandes volantes que añaden volumen a sus camisas en la zona de los hombros. Así lo demuestran algunas de las nuevas incorporaciones a su armario, como la camisa floreada de la firma española Psophia, que consigue hacer de este elemento decorativo el centro de su diseño. Gracias a estos volantes, un top sencillo se convierte en una llamativa pieza de arte.

placeholder La reina Letizia, en Fitur. (EFE)
La reina Letizia, en Fitur. (EFE)

Este diseño recordó, y mucho, a otro que la Reina había estrenado pocos días antes, incluso durante un tiempo se llegó a pensar que podrían ser de la misma firma. Sin embargo, pronto se supo que el top y el mono de color blanco no estaban firmados por la misma marca, este segundo era de I_Q Collection, la firma propia de Inés Domecq. Ofrecía volumen en la zona de los hombros, pero lo hacía mientras alargaba la figura, un truco que doña Letizia quiso poner en práctica en un día en el que apareció del brazo de su marido.

placeholder Los Reyes, en Baleares. (EFE)
Los Reyes, en Baleares. (EFE)

Este pequeño tip de moda también lo hemos visto en otras ocasiones, como durante su visita a Baleares, donde deslumbró con un vestido ibicenco de escote en V, otro truco para estilizar la figura. En esta ocasión, el volante recorría la línea del escote y finalizaba formando los tirantes finos, dejando al descubierto sus hombros, lo que también es una buena idea.

placeholder La reina Máxima, con vestido de volantes. (CP)
La reina Máxima, con vestido de volantes. (CP)

De una forma muy diferente llevó los volantes con su minivestido de Teresa Helbig, en esta ocasión buscaban darle movimiento sin sumar volumen. Este es un truco al que Máxima de Holanda no ha dudado en recurrir en numerosas ocasiones, volantes pequeños, ajustados al cuerpo y que aumentan su largo (no necesariamente su volumen) conforme avanzan por el vestido. El efecto que consigue es el mismo que señalábamos que buscaba Letizia, conseguir que el modelo escogido se llene de movimiento sin que cambie el aspecto de su figura.

placeholder Mette-Marit y Haakon de Noruega, en la boda de Victoria de Suecia. (EFE)
Mette-Marit y Haakon de Noruega, en la boda de Victoria de Suecia. (EFE)

Muy distintas fueron las propuestas de otras royals, como Mette-Marit de Noruega o Magdalena de Suecia, quienes apostaron por los volantes en las faldas de sus vestidos en busca de un volumen mayor, eso sí, cada una de una forma. Mientras la princesa noruega optaba por volantes con poco frunce, con los que sumar capas al vestido haciendo que tuviera un aire más etéreo, la falda de Magdalena era todo lo contrario.

placeholder Magdalena de Suecia y su madre, la reina Sylvia, llegando a la boda de Victoria. (EFE)
Magdalena de Suecia y su madre, la reina Sylvia, llegando a la boda de Victoria. (EFE)

Estos volantes, pequeños y muy fruncidos, conseguían sumar tela pero también cuerpo a la falda, aunque no le restaban movimiento, gracias a la ligereza del tejido con el que estaban confeccionados, haciendo que el resultado final fuera completamente único. Este fue el diseño que lució en 2010 en la boda de su hermana Victoria, precisamente el mismo día que escogió Mette-Marit para llevar el suyo, ambos en azul cielo.

No solo encontramos los volantes convertidos en la estrella del outfit, también hay otras ocasiones en las que es un mero adorno que casi pasa desapercibido. Así es como los emplea en la mayoría de las ocasiones Kate Middleton, quien también ha lucido alguna vez vestidos como los que señalábamos antes, pero que ha hecho de la sencillez su carta de presentación, de ahí que prefiera relegar este adorno a detalles en el cuello o remates en las mangas o bajo del vestido.

Algo similar sucede con el armario de Victoria de Suecia, que prefiere no recargar su vestuario en exceso, y por eso una de las últimas ocasiones en las que la hemos visto recurrir a este truco de moda ha sido como remate del cuello de sus vestidos. Eso sí, no les tiene ningún miedo y así lo demostró en la boda de su mejor amiga, cuando escogió un diseño con un original y sencillo volante que marcaba el escote y recorría de forma vertical la falda. Todo un acierto.

Reina Letizia Máxima de Holanda
El redactor recomienda