'Descanso' en Seychelles y visita de la infanta Elena: así cumple Juan Carlos I un año fuera
  1. Casas Reales
FAMILIA DEL REY

'Descanso' en Seychelles y visita de la infanta Elena: así cumple Juan Carlos I un año fuera

El rey emérito recibe a su hija en su casa árabe después de haber pasado unos días de 'vacaciones'. Hace ya un año que se fue a Emiratos Árabes, de donde pensaba volver pronto

placeholder Foto: Juan Carlos I y su hijo, el rey Felipe VI. (Reuters)
Juan Carlos I y su hijo, el rey Felipe VI. (Reuters)

Pocos imaginaban hace un año que el rey Juan Carlos I se iba a marchar de España y que no volvería en meses. Y quién sabe hasta cuándo. Ni él mismo podía pensar que la situación se iba a complicar tanto. Cuando se fue, aquel 3 de agosto de 2020, les hizo saber a los suyos que pensaba volver “muy pronto” y que lo haría para instalarse de nuevo en el Palacio de la Zarzuela, su “hogar”.

Nada de eso ha sucedido y el primer aniversario de su marcha lo cumple (que no celebra) en Abu Dabi,con su hija Elena como única acompañante española. Muchos de sus amigos querrían estar ahí pero no puede ser, comentan desde el círculo del emérito. Lo poco que sabemos de aquella partida lo contaba él mismo en un comunicado que se hizo público la tarde del día que se había marchado a la Península Arábica.

placeholder La fotografía de don Juan Carlos en Abu Dabi, publicada por el portal web de Cope.
La fotografía de don Juan Carlos en Abu Dabi, publicada por el portal web de Cope.

Allí, en Emiratos, vive acostumbrándose a esa suerte de exilio al que él mismo se sometió “después de recibir muchísimas presiones”, nos dicen las mismas fuentes. Han pasado los meses y su vida en el país árabe es tranquila, pasa lenta y él se aburre. Así que trata de buscar planes y el último, antes de recibir a su hija mayor en casa, ha sido una escapada a las islas Seychelles, tal como informó este fin de semana Mariángel Alcázar en ‘La Vanguardia’ y ha podido confirmar Vanitatis. En el sopor, hay que buscarse alegrías.

Foto: Juan Carlos I, con la familia Al Qubaisi. (Instagram)

Y entre esas alegrías se cuenta el viaje que la infanta Elena inició el pasado sábado rumbo a visitar a su padre. Desconfiada y algo molesta porque sus salidas y entradas aparecen en prensa, la primogénita de los eméritos amagó con cancelar su viaje pero es consciente de que su ausencia iba a ser más dolorosa que cualquier artículo periodístico.

Una semana desde el sábado

Así que después de que su padre pensara que su hija ni siquiera tenía billetes para visitarle, doña Elena viajó el sábado a mediodía hasta Dubai, en vuelo regular con un escolta, para llegar después hasta Abu Dabi por carretera y trasladarse al complejo turístico en el que vive su padre desde hace un año. En Vanitatis no tenemos constancia de que a este viaje se haya sumado la infanta Cristina, quien la semana pasada permanecía en Ginebra sin dar señales de planes.

Foto: Las infantas Elena y Cristina. (Getty)

El rey Juan Carlos I vive rodeado de lujos pero en soledad. El padre de Felipe VI estuvo un tiempo en un hotel cuando llegó al país pero pronto se trasladó a una residencia, propiedad de la familia real de Abu Dabi, en la que cuenta con al menos cinco personas españolas a su servicio: tres ayudantes de cámara y dos escoltas. Estos últimos son en realidad cuatro, que se turnan de dos en dos cada 15 días (igual que los de la infanta Cristina en Ginebra).

HIjas, amigo y doctor

El monarca intenta mantener charlas con sus amigos, como decíamos, a diario. Con ellos habla de sus achaques, de sus aficiones y de la actualidad española, que sigue con gran atención. Además de las visitas de su médico de cabecera, el doctor Manuel Sánchez, quien más veces ha estado con don Juan Carlos en Emiratos, tiene a su disposición un fisioterapeuta y un entrenador personal que le ayudan a mantenerse lo mejor en forma posible.

placeholder El rey Juan Carlos con el príncipe heredero de Abu Dabi.
El rey Juan Carlos con el príncipe heredero de Abu Dabi.

Nos lo contaba José Cusí hace unos meses, cuando se dijo que el rey emérito se encontraba hospitalizado en estado grave. Era lunes, 15 de febrero, cuando algunas informaciones apuntaban que el estado de salud del Rey emérito era tan grave que debería ser trasladado a España con urgencia. “Hemos hablado a primera hora como cada día y está estupendo”, nos dijo aquella mañana Cusí en un conversación en la que quiso dejar claro que su amigo, su querido amigo, está muy bien. Con una amistad fraguada en las regatas, apasionados ambos del deporte y el mar, Cusí el don Juan Carlos hablan casi cada día. A veces, incluso varias veces al día.

"Achaques"

La distancia ha hecho mella en su estado de ánimo y de salud, como lo hacen los años, pero no hay nada por lo que preocuparse -“achaques”, dicen-. Y así insisten sus íntimos, quienes describen cómo vive don Juan Carlos en Emiratos. Las amistades que mantienen una relación directa con el Rey aseguran a Vanitatis que su salud "no es peor ni mejor que hace unos meses. Tiene 83 años y muchas operaciones encima”.

Foto: El rey Juan Carlos, en una foto de archivo. (Reuters)

Para evitar que la salud se convierta en un problema, sigue un régimen de entrenos y fisio, como decíamos, que le dan cierto respiro. Pero que nadie piense que ha dejado la buena mesa. El rey emérito sigue siendo un "disfrutón" a quien le gusta degustar buenos platos y buenos vinos. Así que las vistas de amigos y de su familia sirven para poder probar restaurantes y cartas de la zona.

Foto: El rey Juan Carlos. (Reuters)

Otra de las cuestiones en las que ocupa su tiempo es en pasear para ejercitarse. Y no solo físicamente. Para mantener la cabeza en su sitio, el monarca lee la prensa a diario con un resumen que le entregan en su despacho cada día. Si las noticias son sobre su situación, todavía le interesan más, aunque todo lo relacionado con la monarquía es uno de los puntos a los que más tiempo dedica. "No se pierde nada", nos dicen sus allegados, quienes comentan que cuando sus hijas le visitan, las acribilla a preguntas sobre la vida en España y Europa. Esta semana, con la visita de doña Elena, tendrá la excusa perfecta para salir y, cómo no, para informarse de primera mano.

Infanta Elena Rey Don Juan Carlos
El redactor recomienda